1. Home
  2. Made in Huelva
  3. Manuel Torres Mora: “He montado mi bar ‘La Plaza de la Alegría’, en la Avda. Palomeque”
Manuel Torres Mora: “He montado mi bar ‘La Plaza de la Alegría’, en la Avda. Palomeque”

Manuel Torres Mora: “He montado mi bar ‘La Plaza de la Alegría’, en la Avda. Palomeque”

0

Manuel Torres Mora es nuestro invitado de hoy, y es de esas personas entrañables que te encuentras en la vida, y al que conozco hace un montón de tiempo. A los 17 años como no quiso estudiar empezó a trabajar en un bingo, pero no tenía la mayoría de edad para estar en la sala y se tuvo que meter de pinche de cocina, una vez cumplidos los 18 años ya empezó a trabajar en la sala que era su ilusión y, fue allí donde se llevó unos 28 años. Luego pasó por el bar Los Maestres, hasta que decidió montar su propio negocio de hostelería , donde se encuentra feliz y contento, aunque sus clientes lo tienen que estar más, pues Lolo es de esas personas amables, cordial, buen profesional, optimista por naturaleza, empático y desde luego pero que muy buena gente.

Cuando me pongo en contacto con él para charlar un ratito, como no podía ser de otra manera, acepta mi propuesta y del tirón entramos en faena y este es el resultado.

P.- ¿Que opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R.- Esta situación era impensable, parece que estamos viviendo una película de ciencia ficción y desde luego deseando termine de una vez por todas esta pesadilla, que tiene al mundo entero sumido en una inquietud constante.

P.- ¿Cómo crees cambiará la vida tras esta pandemia, especialmente en el mundo de la hostelería?

R.- Espero y deseo que esta pandemia nos haga ser mejores personas y más solidarias, hay demasiada gente pasándolo mal en todos los aspectos. En cuanto al mundo de la hostelería creo que nos han dado mucha caña, cuando se tomaban restricciones a todo o casi todo el mundo de la hostelería, después mirabas centros comerciales hasta la bola y sin restricciones ninguna. En definitiva, que esperemos que todo vuelva a la normalidad lo antes posible, que falta está haciendo.

P.- ¿Te esperabas esta nueva ola de contagios?

R. – La verdad es que me ha dado miedo tanta libertad en estas fechas tan señaladas y por supuesto espero que acabe esta sexta ola y que no haya ninguna otra más.

P.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R.- Sí, he pasado miedo sobre todo por mis padres que eran mayores.

P.- ¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

R.- Los proyectos van enfocados a mi negocio e intentar ir progresando poco a poco.

P.- ¿Qué significa para ti Huelva y el Recreativo?

R.- Para mi Huelva lo es todo, en el año 1993 me tuve que trasladar por motivos laborales a Sevilla (pasé un año espectacular) y deseaba descansar para estar aquí, Huelva es un paraíso, tenemos de todo, playas, sierra, una gastronomía impresionante, buen clima, ¿qué más se puede pedir?, en cuanto a nuestro Decano decirte que mi padre me inculcó a ser recreativista desde niño, y llevo muchísimos años de socio.

P.- ¿Qué recuerdos guardas de tu paso por el bar “Los Maestres”?

R.- Desde aquí tengo que dar las gracias a mi jefe (aún lo sigo llamando así), Antonio Maestre por la oportunidad que me dio, he pasado casi 5 años maravillosos allí, creamos una familia tanto con el personal como con la clientela, esa esquina tiene mucho encanto.

P.- ¿Qué crees necesita Huelva para despegar de una vez por todas?

R.- Teniendo lo que tenemos, pienso que hay que luchar por cada rincón de nuestra tierra, si todo lo que nos pertenece a los onubenses estuviera en otra ciudad, estarían en la cima. Pero así se cuenta la historia. Desde aquí, le pido a nuestros políticos que luchen sin desmayo para hacer florecer a esta tierra, y lo tienen fácil, solo tienen que pensar más en Huelva y en los ciudadanos que lo votan para que trabajen para esta tierra, no para otra cosa.

P.- ¿Cómo fue meterte en el mundo de la hostelería?

R.- No quise estudiar y mi padrino me dio la oportunidad de poder trabajar en el bingo, allí empecé a los 17 años y aunque tengo el título de celador sanitario me encanta mi profesión.

P.- ¿Cuáles son tus aficiones preferidas?

R.- Siempre han sido los deportes, los he practicado muchos años pero eso pasó a la historia jajaja, Sigo viendo todo lo que mi tiempo me deja al Recreativo, a las niñas del Sporting, al Enrique Benítez de baloncesto… , la liga española, el baloncesto tanto español como de otras ligas y mi poco tiempo libre se lo intento dar a mi madre (mi padre falleció hace poco), a mis hermanos (que me siento orgulloso de ellos) a mis hijos y si queda algún hueco poder tomar algo con mis amigos y amigas.

P.- ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor?

R.- De mi niñez me quedo con una buena infancia, nada de móviles, ni redes sociales, todo el día corriendo, jugando al fútbol y sobre todo, sin hacer daño a nadie y el respeto hacia las personas, ¿qué soñaba ser de mayor?, no te lo vas a creer pero no soñaba con nada, me gustaba vivir el día a día.

P.- ¿Quiénes son o han sido tus referentes, tanto a nivel personal como profesional?

R.- Mis referencias personales mis padres, ellos me inculcaron muchos valores y me hicieron ser mejor persona también mis hermanos, en cuanto a lo profesional a mi padrino Manolo Roldán, por darme la oportunidad de mi primer trabajo, y a todos mis compañeros de “curro” pues de todos se aprende algo. En mi larga trayectoria profesional han pasado muchísimos compañeros y de todos he sacado algo positivo.

P.- Lolo, ¿quieres añadir algo más?

R. – Desde esta oportunidad que me das, quisiera invitar a todos los onubenses a visitar mi establecimiento bar “Plaza de la Alegría” en la Avda. Palomeque y poder disfrutar de nuestra Terraza, de nuestras exquisitas tapas caseras, pulpo, tollos, flamenquines, callos….. y un sinfin de productos de esta tierra, que hará las delicias del paladar más exigente. ¿y a ti qué decirte?, que ha sido un auténtico placer poder disfrutar de tu compañía y la de tu señora, le deseo a todos tus lectores y amigos un feliz año nuevo.

Lolo, ha sido todo un lujazo echar este ratito de charla contigo y en breve iré a visitarte personalmente, y seguir charlando contigo. Un abrazote grande amigo