1. Home
  2. Made in Huelva
  3. José Luis Pérez: “El tiempo de los proyectos y maquetas ha pasado, queremos realidades”
José Luis Pérez: “El tiempo de los proyectos y maquetas ha pasado, queremos realidades”

José Luis Pérez: “El tiempo de los proyectos y maquetas ha pasado, queremos realidades”

0
José Luis Pérez es invitado de hoy a esta sección de entrevistas en tiempos de pandemia. Cuando me pongo en contacto con él para charlar un ratito, acepta rápidamente y empieza contando lo siguiente cuando le pregunto por su curriculum:
“Decía Paco Toronjo que quien dice yo soy, es porque no tiene quien le diga tú eres”. Soy periodista. He pasado por la Cadena Ser, Cadena Cope y Onda Cero. Durante años fui responsable de prensa de la Regata Huelva-La Gomera, lo que me llevó a escribir sobre deportes náuticos en revistas especializadas. He sido director de Moguer Radio y en la actualidad trabajo en la Junta de Andalucía, concretamente en el gabinete de comunicación del Plan Infoca, con sede en la Isla de La Cartuja (Sevilla).
Mi tocayo que es un auténtico crack, lo conocí por los años 80, cuando empezaba en el mundo de la radio, y hacía sus programas dedicado al mundo del carnaval, desde entonces mantenemos una  magnífica relación, pues entre otras cosas es persona cordial, servicial, comprometido, solidario, empático, optimista, buen amigo, observador, y desde luego buena gente.
Pero vayamos a conocer  sus opiniones y a recordar algunas cosillas de su vida:
¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 
Que no aprendemos. Observo en la calle que los sustos se nos pasan demasiado rápido porque creemos que las vacunas nos dan la patente de corso, y no es así. Hemos bajado la guardia y las medidas de precaución de una forma alarmante. Basta con echar un vistazo a la Plaza de las Monjas cualquier fin de semana para comprobar que el COVID parece cosa del pasado.
¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo en el mundo de la comunicación?
La vida ha cambiado ya. Con este virus tendremos que convivir y eso ha hecho o debería hacer que modificásemos muchas costumbres y hábitos de vida, sobre todo en las relaciones sociales. Es comprensible que estemos hartos de restricciones y de mascarillas, pero por respeto a los sanitarios es necesario seguir con ciertas pautas, de lo contrario volveremos a saturar el sistema de salud pública que no está para muchos vaivenes.
En cuanto a los medios de comunicación, creo que la información que nos ha llegado a través de internet ha sido fundamental para conocer minuto a minuto el estado de la pandemia. Ese hecho abre la puerta a las suscripciones a los medios online en detrimento de los formatos tradicionales. De todos modos, últimamente noto un exceso de información y de alarmismo por parte de los medios.
¿Has pasado miedo en algún momento?
¿Y quién no? Con esas cifras insoportables de muertes y sin saber muy bien a lo que nos enfrentábamos, el miedo te abraza. La familia, los amigos, los compañeros de trabajo y yo mismo que he tenido que seguir trabajando y acudir a incendios forestales en plena pandemia. Y, créeme, no es nada agradable estar a 40º con mascarillas, rodeado de personas e intentando mantener todas las medidas de seguridad. Te pongo dos ejemplos: el incendio de Almonaster la Real del año pasado y el de Sierra Bermeja este mismo año, con decenas de personas en los puestos de mando y atendiendo a los compañeros periodistas. Ese miedo aumentaba al llegar a casa y abrazar a los tuyos.
¿Cómo valoras la labor de los políticos en general, ante esta pandemia? 
La situación ha sido inédita para todos y, por tanto, difícil de abordar. Cada uno hizo lo que supo o pudo dentro de sus competencias. Que se pudo hacer mejor o de una forma diferente, no lo sé. Lo que está claro es que España tiene que dotarse de una ley de pandemias para garantizar la rapidez y contundencia necesarias ante situaciones de emergencia y no dejar en manos de la Justicia decisiones políticas, porque visto lo visto, no puede haber 17 estrategias distintas para luchar contra este virus u otros si vinieren.
¿Qué proyectos tienes para el futuro y que haces en la actualidad? 
En la actualidad trabajo en el Plan Infoca (gabinete de prensa), apartado de otras ocupaciones profesionales porque me absorbe todo el tiempo que quiero dedicar a mi faceta provisional. Yo no hago proyectos de futuro, me gusta vivir al día, lo que no quita que estoy loco por volver a residir en la playa de Mazagón o buscar una casita en la sierra, las dos opciones me seducen. A ver si me jubilo y puedo cumplir ese sueño.
¿Qué crees necesita Huelva para despegar de una vez? 
Que lleguen inversiones (públicas y privadas) y políticos que crean en Huelva y estén decididos a saldar de una vez por todas el déficit en infraestructuras que tiene la provincia. El tiempo de los  proyectos y las maquetas ha pasado. Los onubenses queremos realidades.
¿Qué significa para ti Huelva? 
Para mí es la vida, la tranquilidad, donde me siento seguro. Cuando viajo fuera estoy deseando volver (llámame cateto). Huelva y su provincia son para enmarcarlas, tienen todo lo que una persona necesita para vivir disfrutando. La capital es cómoda, sin grandes distancias y con gente amable y servicial. La provincia es maravillosa, con paisajes para todos los gustos y con personas encantadoras. Es difícil sentirse un extraño en nuestra tierra. Los forasteros que vienen a trabajar llegan con ciertas reticencias y son un mar de lágrimas cuando se tienen que marchar. Eso es Huelva.
¿Qué recuerdos guardas de tu etapa en radio? 
Los mejores de mi vida profesional. La radio me regaló conocer a mucha gente y viajar a lugares que con otro trabajo hubiese sido más difícil. Me curtí como periodista y persona haciendo de todo, desde presentar los 40 Principales hasta entrevistar a Gérard Depardieu en un Festival de Cine Iberoamericano. Sin duda, la radio ha significado todo para mí y no tengo más que agradecimientos para los compañeros que supieron aconsejarme y me enseñaron un poco de todo. Fíjate: Manolo Guerra, Pedro Galvín, Pepe León, Miguel Doña, Marisol Rodríguez, Sandra Domínguez, Onofre López, Manuel Vicente… y contigo en los carnavales. Cuantas noches de carnavales en el Gran Teatro, amigo.
¿Qué papel han jugado los medios de comunicación y redes sociales ante esta pandemia? 
Los medios han sido vitales para mantener informada a la población y difundir los mensajes de las distintas administraciones. No creo que mucha gente se lea el BOE o el BOJA. Por tanto, la función de servicio público ha funcionado bien. Las redes sociales tienen la misma misión, pero son bidireccionales. Ya sabemos los líos que se montan en las redes con las noticias falsas y lo difícil que resulta, a veces, detectar un bulo (#LosTontosDelBulo) al que nosotros mismos sin saberlo le damos difusión. Las redes sociales han revolucionado el mundo de la comunicación y según el uso que hagamos de ellas, unas veces esa revolución será para bien y otras para mal.
¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 
De niño fui muy feliz. Nací en Nerva, tierra de artistas, un 14 de agosto de 1968, aunque con 4 años me mudé a Huelva por el trabajo de mi padre, pero regresaba siempre que podía. Recuerdo recorrer a pie todos los rincones de las zonas mineras, subir a los cerros que rodeaban Nerva y Minas de Riotinto, bañarme en los pantanos, las fiestas de verano de San Bartolomé… Creo que el nivel de felicidad de mi niñez debería ser el mínimo para todos los niños y niñas. No recuerdo bien qué quería ser de mayor pero seguro que alguna profesión relacionada con la música. Mi abuelo tocaba la trompeta, mi padre el clarinete y el saxofón y yo la guitarra y el laúd. Creo que trabajar en la radio y en esta profesión nuestra tiene algo de arte, ¿no?
¿ Cuáles son tus aficiones preferidas? 
Me gusta navegar, tocar la guitarra y el judo, pero sobre todo aquello que pueda hacer en familia. El trabajo nos mantiene mucho tiempo separados como para luego tener aficiones o cualquier otra distracción en solitario.
¿Quiénes han sido o son tus referentes profesionales y personales?  
En la radio crecí profesionalmente con Iñaki Gabilondo y Carlos Llamas en la Ser y José Antonio Abellán en los 40. En la radiofórmula me guié mucho por Luis Caballero, presentador de los 40 Principales en Sevilla. En los informativos tuve a mi lado a Manolo Waflar y Manolo Vicente, casi ná. He tenido la suerte de hacer varios Rocíos con Carlos Herrena cuando estaba en Onda Cero. Me gusta Carlos Alsina, creo que es el mejor. Y cada vez huyo más de las tertulias y los tertulianos de los diferentes programas porque lejos de aprender terminas cabreado, ya que son el maestro liendre: de todo saben y de nada entienden.
Tocayo, que siempre es un placer estar contigo de cháchara, que me gusta verte paseando con tu perro, ser positivo y feliz que en definitiva es la más importante, eso sí, con mucha salud, que es lo que te deseo a tí y a todos los tuyos.