1. Home
  2. Área
  3. Metropolitana
  4. Huelva
  5. Capital
  6. Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”
Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

0

El protagonista que se asoma esta semana a este vuestro rincón choquero es una persona fácilmente reconocible. Afectuoso, amable, despierto, inteligente, audaz, osado, empático, servicial, amigo de sus amigos, ‘güena’ gente y sobre todo un devoto de la Virgen del Rocío y un joven empresario del sector de la panadería.   Me estoy refiriendo a Curro Millán González.

A nuestro invitado lo conocí siendo un adolescente gracias a mi hija Noemí, ya que ambos comparten una gran amistad. Y con el paso de los años le he visto ir creciendo en lo personal y en lo profesional y observar como actualmente regenta el negocio familiar, eso sí, siempre con el asesoramiento de su padre, créanme si les digo que me llena de satisfacción.  

Pero para que ustedes mis queridos lectores conozcan un poco más el estilo y personalidad de nuestro personaje, nos pusimos en contacto con él, que gustosamente acepto nuestra invitación. Así que vamos a ello. 

Empecemos por el principio. De pequeños todos tenemos un sueño ¿Cuál era el tuyo?

Pues como la mayoría de niños, ser futbolista, de hecho aprovechaba cualquier momento para darle patadas a una pelota. Por mi cabeza no rondaba ni la panadería, ni el mundo empresarial.   

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

Una cosa son los sueños y otra lo que la vida nos depara y actualmente estás al pie del cañón del negocio familiar. Creo que ya son tres generaciones las que han pasado por la panadería ¿Cuántos años ya y quien fue el fundador?

El apellido Millán va ligado al pan desde hace muchos años.

El primero en empezar con el oficio fue el bisabuelo de mi padre, en el año 1880, hace ya casi 150 años.

Mi familia se consagró como panadera cuando mi abuelo Paco y su hermano Antonio, allá por 1959 abren una panadería en el matadero, junto a la Escuela de Arte.

Más tarde en 1983, mi abuelo junto a mi padre montaron ‘La Boutique del Pan’ en la Plaza Houston, donde como bien dices, tres generaciones después continuamos con la actividad. 

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

 

Por cierto ¿Cuántas clases de variedades de pan se pueden encontrar en tu establecimiento?

Actualmente trabajamos con harinas de trigo, centeno e integral todas 100%.

Todos nuestros productos son elaborados diariamente de forma artesanal, con masa madre.

Ofrecemos el pan de toda la vida, barras de medio, vienas, albaldas, cuartos, masa dura…etc. Aunque también nos adaptamos a las necesidades de nuestros clientes, que nos exigen un tipo de pan con un peso y una forma determinada. Por ejemplo a día de hoy en la tienda puedes encontrar ‘bollitos azabache’, ‘tasquitas’ o ‘serrano portichuelo’; especialidades todas estas muy demandadas.  

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

Antiguamente la vida del panadero era muy sacrificada, pues  el horario era muy complejo ¿En la actualidad sigue siendo igual?

Si, para elaborar un producto como el nuestro hay que trabajar de noche.

Obviamente hoy disponemos de máquinas que facilitan el trabajo y nos permiten producir más, pero para trabajar con masa madre tradicional, hay que respetar unos tiempos de fermentación que, son los que marcan el horario de nuestros panaderos. 

Tú eres muy joven y seguro que no recordarás el pan fabricado al horno con leña de jara, que le daba un sabor tan especial.  Actualmente se apuesta más por el pan industrial. Pero cada vez es más frecuente encontrar panaderías que apuestan por producir pan artesanal. ¿Tú por cual te decantas?

Sin ninguna duda, pan artesanal.

Está ya más que demostrado que el pan industrial o precocido  puede ser perjudicial  para nuestro organismo, es un producto que carece de fermentación y que contiene muchos aditivos.

En ningún momento se puede comparar un pan artesanal con otro procesado, llevan el mismo nombre, pero son productos completamente diferentes.

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

¿Qué es lo importante en un pan para ti?

Que esté elaborado con una buena materia prima, harinas de calidad y que tenga su tiempo óptimo de fermentación. 

Si después nos gusta más crudo o más cocido, eso queda a elección del consumidor.  

Siempre se ha dicho que el pan engorda, pero tú cada día vendes más. ¿A qué se debe tu éxito?

En mi casa siempre se ha dicho que el pan engorda dependiendo lo que se le ponga al bocadillo jajaja

El pan es un alimento con un aporte calórico que si no abusas de él es compatible con una vida saludable.  

Además de pan, ¿qué otros productos vendes y cuál diría que es el producto estrella de tu negocio? 

Vendemos harina, pan rallado, roscos…Hacemos algunas cositas de confitería y empanadas por encargo, Pero actualmente considero que uno de nuestros mejores y más vendidos productos es la ‘regañá’ La hacemos de pipas de girasol o de calabaza y están riquísimas. 

Es un producto que nació en pleno confinamiento y al igual que el covid, llegó para quedarse. Ha tenido una muy buena aceptación por parte de nuestros clientes, quienes lo califican de adictivo jajaja

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

Durante el confinamiento, notaste menos afluencia de público, por aquello que la gente se convirtió en panaderos y reposteros.

Al contrario las ventas subieron.  Pero si notamos es que mucha gente venía a comprar harina de fuerza y levadura…e incluso llegaban para resolver algunas dudas que les surgían a la hora de hacer pan en casa.  

Cambiando de tema y sabedor  de tu devoción por la Virgen del Rocío, como has llevado lo de dos años sin romería por la maldita pandemia.

Pues bastante mal, dos años con el recuerdo del 2019 y con el ansia de querer vivir otro Rocío y la incertidumbre de no saber cuándo iba a ser.  Parece que para 2022 volveremos a echarnos a caminar. ¡Ojala así sea!

Curro Millán: “Un pan artesanal y otro procesado llevan el mismo nombre, pero son productos diferentes”

Continuando en clave de pandemia, crees que habrá un antes y un después del covid.

Por supuesto, la vida ha cambiado, nos hemos adaptado a vivir de otra forma. Y no solo me refiero a la distancia de seguridad, mascarilla y gel hidroalcohólico…estamos viendo como empresas apuestan por el teletrabajo, como hay negocios que se montan pensando en las medidas anticovid, aunque parezca que ya vamos de paso. Hemos normalizado usar el lector QR al entrar en un establecimiento, a reservar con antelación en restaurantes, bares o cualquier servicio. Si duda, han surgido nuevos modelos de empresas postcovid. 

Piensa que habrá una nueva ola de grandes dimensiones o con la vacunación todo será diferente.

Se habla de una nueva ola después de las navidades y quiero creer que no será así. La vacuna creo que fue el jaque mate al virus, eso sí, tenemos que seguir tomando precauciones mientras siga ahí. Pero mi opinión es que ya vamos de paso. 

Estamos llegando al final de la entrevista, no sé si te gustaría añadir algo más que me haya dejado en el tintero. 

Poco más que añadir amigo Félix, simplemente animar a todos tus queridos lectores que procuren llevar a sus mesas un pan de calidad. Máxime cuando cada vez miramos más las etiquetas de lo que comemos y que nos preocupamos por llevar una vida saludable

Afortunadamente en Huelva capital tenemos la suerte de poder contar con varias panaderías que trabajan buenos productos que gracias al reparto diario, los consumidores tiene fácil acceso a ellos.

Para finalizar agradecerte que nos haya hecho un huequito en tu ‘Rincón Choquero’ y mi enhorabuena por tu trabajo y dedicación, Siempre un placer tratar contigo amigo Félix.

Ahh…  ¡Todos a comer buen pan se ha dicho!