1. Home
  2. Área Metropolitana
  3. Huelva Capital
  4. La capital sufre un episodio contaminante por dióxido de azufre que dura ya seis días
La capital sufre un episodio contaminante por dióxido de azufre que dura ya seis días
0

La capital sufre un episodio contaminante por dióxido de azufre que dura ya seis días

0

El laboratorio de la UHU que vigila a diario la calidad del aire en Huelva ha dado a conocer esta mañana que la capital vivió la víspera de este 12 de Octubre su sexto día consecutivo de impacto de dióxido de azufre de origen industrial. Destaca el impacto en la capital pero también en el área de Torrearenilla. Así lo ha trasladado hoy el catedrático de la UHU y coordinador de la Unidad Jesús de la Rosa.

 

 

No es la primera vez que ocurre en los últimos meses porque el pasado 9 de agosto sucedió un episodio similar de contaminación atmosférica.

 

 

Entonces, la calima, unido a la intensa ola de calor que elevó las temperaturas hasta los 40º, y el impacto de las emisiones procedentes de la industria convirtieron  en malo el aire que respiramos. Así lo advirtió también en su informe de seguimiento semanal la Unidad de Calidad del Aire de la Universidad de Huelva (UHU).

 

 

Componentes perjudiciales para la salud de las personas

Cabe recordar que la exposición continuada a dióxido de azufre SO2 produce una variedad de efectos agudos y
crónicos sobre la salud de la población, especialmente sobre los asmáticos. La evidencia toxicológica demuestra los mecanismos de daño, tanto respiratorio como sistémico. También la evidencia epidemiológica indica daño
respiratorio y cardiovascular agudo, así como daño crónico respiratorio y sobre el desarrollo fetal.

En el caso del dióxido de nitrógeno los niveles elevados de forma continuada pueden irritar los pulmones y disminuir la función pulmonar, así como disminuir la resistencia a infecciones respiratorias. Y es que la irritación que provoca este contaminante se relaciona con un aumento de la mucosidad de las vías altas respiratorias, lo que puede hacer aumentar las infecciones respiratorias y reagudizar los síntomas de pacientes con enfermedades crónicas respiratorias, asmáticos y alérgicos. De hecho, recientes estudios científicos relacionan la exposición a NO2 con una mayor incidencia de bronquitis, especialmente en mayores e inmunodeprimidos, así como de bronquiolitis en niños.