1. Home
  2. Economía
  3. Los trabajadores en ERTE en Huelva descienden casi un 40% desde el inicio de la pandemia
Los trabajadores en ERTE en Huelva descienden casi un 40% desde el inicio de la pandemia

Los trabajadores en ERTE en Huelva descienden casi un 40% desde el inicio de la pandemia

0

 El mes de agosto se cerró en Huelva  con  1.767 personas afectadas por Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), cifra que supone  un descenso de casi el 40% en los  trabajadores acogidos a esta medida respecto al mes de julio (2.782 personas). La bajada se suma a los seis meses consecutivos de descenso en los ERTE en Huelva, según los datos facilitados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

 En total, desde abril de 2020 hasta agosto de este año, es decir, los 17 meses transcurridos desde que el Gobierno de España aprobó el escudo social para proteger a los trabajadores afectados por la crisis causada por la pandemia, ha habido 25.541 personas distintas en la provincia afectadas por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo.

Por otra parte, señalar que el mes de agosto se cerró en Huelva con  más de 50.000 perceptores de prestaciones sociales. Entre ellos se encuentran las 1.767 personas que, actualmente, están en situación de ERTE en la provincia.

En total, el importe neto acumulado para el pago de prestaciones sociales en Huelva desde abril de 2020 hasta agosto de 2021 llega casi a  los 500 millones de euros. De ellos más de  75 millones € se han destinado al adelanto de las nóminas de los trabajadores afectados por ERTE.

La nómina en importes netos a pagar en enero de 2021 ascendió en nuestra provincia en concepto de  adelanto de nóminas por ERTE a 29,5 millones y, en agosto de  a 20,5 millones

El  mes de julio  se cerró en Huelva con 2.782 personas en ERTE, 529 menos que en junio. Este significativo descenso en agosto en el número de personas afectadas por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo se suma a los cinco meses consecutivos de bajada en los ERTE en Huelva, según los datos facilitados por el Ministerio. .

En total, el importe neto acumulado para el pago de prestaciones sociales en Huelva desde abril de 2020 hasta julio de 2021 es de   75.737.853,84 €  que se han destinado al adelanto de las nóminas de los trabajadores afectados por ERTE. 

La subdelegada del Gobierno de España en la provincia, Manuela Parralo, ha señalado que esta medida, así como el resto de las que han sido aprobadas por el Gobierno desde marzo de 2020, demuestran  la eficiencia de las medidas aplicadas por el Gobierno ante la crisis sanitaria, con una dinámica de progreso que desemboca en  el evidente descenso en el número de personas afectadas por ERTE.

Niveles máximos de protección

Los ERTE en Huelva registraron un nivel máximo de protección en los primeros meses  de 2020, alcanzando también la cifra más elevada de la historia reciente en la provincia en prestaciones sociales.

Durante los meses siguientes, las cifras de trabajadores en ERTE fueron disminuyendo paulatinamente, no obstante  en los  meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, el número de personas con expedientes de regulación de empleo volvió a subir como consecuencia de las restricciones adoptadas para contener los efectos de la segunda y tercera oleada de la pandemia: En agosto  de 2020 se registraron 5.604 trabajadores en ERTE.

En 2021, en enero se registraron 4.700 perceptores. Descendiendo notablemente en junio con 3. 311 , 2.782 en julio y 1.767 en agosto.

La subdelegada ha recordado el  preacuerdo  consensuado con los agentes sociales que permitió prorrogar la aplicación de las medidas de flexibilidad que se han adoptado desde el comienzo de la crisis sanitaria y en los términos previstos en el Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero, y las medidas extraordinarias en materia de exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas. También la prorroga de las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo de las personas trabajadoras recogidas en el Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre,  medidas sociales en defensa del empleo y, por último,  la prórroga de todas aquellas medidas complementarias de protección necesarias para garantizar la estabilidad en el empleo, evitando despidos y destrucción de puestos de trabajo.