1. Home
  2. Agricultura
  3. Alerta veterinaria en Huelva y Sevilla por la aparición de casos de ántrax
Alerta veterinaria en Huelva y Sevilla por la aparición de casos de ántrax

Alerta veterinaria en Huelva y Sevilla por la aparición de casos de ántrax

0

Las unidades veterinarias de Huelva y Sevilla han sido puestas en alerta ante la aparición de varios posibles casos de ántrax (también conocido como carbunco) en animales y humanos en explotaciones de la vecina Badajoz. Así que se ha puesto en marcha un plan de vigilancia epidemiológica para hacer seguimiento de animales sospechosos o su posible propagación a personas, sobre todo ganaderos, transportistas de animales, piensos o matarifes.

La irrupción de esta zoonosis (de momento no confirmada) se une a los casos de lengua azul detectados y confirmados ya en la provincia de Huelva y a la reaparición con fuerza desde hace varios años del virus de la Fiebre del Nilo que afecta a aves, caballos y ha dado el salto a personas, incluso provocado fallecimientos.

En caso de producirse algún caso de ántrax se debe declarar de forma urgente debido a su peligrosidad y facilidad de propagación. También puede afectar a las mascotas.

La forma más frecuente de esta zoonosis es el carbunco cutáneo que afecta principalmente a adultos (agricultores, ganaderos, trabajadores de la industria peletera, mataderos y matarifes.

Hay mucha sorpresa en el sector veterinario y ganadero porque desde 2017 solo se había detectado un caso aunque ha aparecido en Extremadura y Castilla y León.

Desde el Ministerio de Agricultura anotan que el ántrax o carbunco afecta a una gran cantidad de especies y se presenta con síntomas muy variables, especialmente en herbívoros. En los animales provoca una elevada mortalidad, aunque hay vacuna disponible. Tiene mucho potencial y la infección se puede producir por la contaminación de alimentos, manipulación o a través de lesiones en la piel.

La aparición del carbunco en rumiantes, cerdos e incluso un posible caso ya en un profesional de la ganadería tiene en alerta a las unidades comarcales veterinarias de Huelva y Sevilla, donde hay un constante trasiego de animales, un comercio comarcal muy desarrollado y gran actividad ganadera y de mataderos.

Los veterinarios tienen la sospecha, y así lo han hecho saber a nivel interno, que el ántrax puede atravesar zonas limítrofes de Extremadura y no solo advierten de contagios en rumiantes y herbívoros sino también en caballos.

 

Alerta veterinaria en Huelva y Sevilla por la aparición de casos de ántrax

 

Los especialistas que están trabajando en los brotes confiesan la sospecha de que puede haber un nexo de unión entre los diferentes casos: el movimiento de vehículos que transportan los subproductos animales para consumo no humano (SANDACH) y fundamentalmente el transporte de cadáveres de animales que mueren en las explotaciones o durante su movimiento. Se esta revisando la, en muchos casos, deficiente higienización de estos vehículos que, entre visitas, pasan por diferentes explotaciones ganaderas lo que puede difundir con mucha facilidad las esporas del bacilo.

 

Alerta veterinaria en Huelva y Sevilla por la aparición de casos de ántrax

 

Qué es el carbunco para que asuste tanto

Según el manual de actuación de Andalucía, el carbunco es una infección aguda causada por Bacillus anthracis. En el organismo la bacteria se encuentra en forma vegetativa y esporula al entrar en contacto con el aire. Las esporas son muy resistentes a los agentes físicos (temperatura, humedad) y químicos (desinfectantes). Las esporas inoculadas por vía subcutánea se multiplican rápidamente liberando las toxinas que producen edema, septicemia y necrosis tisular.

La forma clínica depende de la vía de entrada, en el carbunco cutáneo las endosporas se introducen a través de la piel no intacta, produciendo una necrosis localizada con formación de escara y edema de mucosa que puede ser generalizado. El período de incubación oscila entre 2-5 días. La tasa de letalidad es menor de 1%. El tratamiento antibiótico es eficaz.

Las personas adquieren la infección por contacto, ingestión o inhalación de esporas, normalmente procedentes de animales infectados o sus productos. En más del 95% de los casos la infección es cutánea, debida a inoculación de esporas a través de pequeñas abrasiones en la piel. La exposición directa a secreciones de lesiones de carbunco cutáneo puede dar lugar a una infección secundaria cutánea pero no se conocen casos transmisión persona a persona por inhalación.

Se transmite por contacto de tejidos de animales, pelo, lana o cueros contaminados y sus derivados (tambores, cepillos o alfombras), o contacto con la tierra que tuvo relación con los animales infectados o con harina de hueso contaminada que se usa como abono.

Las esporas del ántrax han sido utilizadas incluso por grupos terroristas, lo que ha aumentado la mala fama y la alarma social en más de una ocasión al ser enviadas las esporas por correo y metidas en sobres para su contagio.

 

Alerta veterinaria en Huelva y Sevilla por la aparición de casos de ántrax