1. Home
  2. Made
  3. in
  4. Huelva
  5. Antonio Hernández: “El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente”
Antonio Hernández: “El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente”

Antonio Hernández: “El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente”

0

A nuestro invitado de hoy Antonio Hernández González, “el frutero de El Portil” lo conozco hace tres décadas, y los años parece que no pasan por él, y eso que currar, curra lo suyo.

Es persona muy amable, cordial, con don de gentes, sociable, muy trabajador, solidario, reivindicativo, optimista, y por supuesto que muy buena gente.

Todavía tiene colgada en su frutería de la calle peatonal de El Portil, la primera entrevista que le hice, allá por los años 90, donde se reflejan los precios de las frutas y hortalizas de la época y da añoranza verlos

Ahora acaba de abrir junto a, su frutería un establecimiento hostelero, un bar que denomina El Cartuchito, estando encantado por la respuesta que ha tenido por parte del público.

Antonio Hernández: "El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente"

Le propongo echar un ratito de charla para que nos cuente sus puntos de vista actuales y recuerde su pasado y este es el resultado:

P: ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo en la actualidad?

R: La veo complicada, tanto en la parte sanitaria como en lo económico, pues los negocios no van bien y ahora con una quinta ola de contagios por lo que se está viendo, se complicará todo, especialmente en la zona de playa que es cuando se puede recuperar.

P: ¿Has pasado miedo en algún momento?

R: La verdad es que sí he pasado miedo, por los míos y por mi, está claro. La incertidumbre de no saber lo que estaba pasando de verdad, los cierres, las restricciones, todo daba como mucho miedo.

P: ¿Cuándo crees que va acabar esta pesadilla?

R: No lo sé, pero que sea pronto que ya estamos hartos y para ello cuanto antes se vacunen los ciudadanos mucho mejor.

P: ¿Cuántos años llevas de frutero en El Portil? 

R: Llevo 32 años en la calle peatonal y me siento orgulloso de la clientela que tengo, muy fiel de cuantos visitantes llegan a esta zona de playa, además cuando se van a sus destinos, muchos suelen venir de nuevo, tanto de Huelva como de Sevilla a comprar los fines de semana. Es lógico que también cuentan los nativos que viven aquí todo el año. Yo les doy lo mejor y ellos confían en mi, pues mis productos son de primera calidad y el cliente lo aprecia. Mi lema es: servir, agradar y dar buenos productos

Antonio Hernández: "El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente"

P: Aparte de frutero ahora abres un bar, ¿qué te hace meterte en la hostelería?

R: El Cartuchito que es como se llama mi bar estaba en mente hace mucho tiempo. Date cuenta que yo he hecho de todo en esta vida y el tema hostelería también lo he tocado, en cocina, en discotecas, camarero en bares… Y por tanto veía que en El Portil se abrían muchos negocios, pero no había ninguno que el cliente, se pudiera llevara casa el pecado frito, que lo traigo fresquito todos los días de Isla Cristina, pues hay muchas personas que con el covid tiene reparo de sentarse en una terraza o dentro del restaurante a comer por miedo a poderse contagiar y con este sistema pueden llevarse un buen pescado o carne a su casa. Además, la relación calidad/precio que tengo es muy buena.

P: Tú desde chico has sido siempre muy inquieto, ¿qué recuerdos guardas de tu niñez?

R: Gracias a Dios, yo me he criado bien y tengo muy buenos recuerdos. Desde pequeño he sido emprendedor, compraba con 5 o 6 años, chicles en los kioscos y luego me hacía una caja y salía a venderlos por las calles. Cuando ya tuve uso de razón iba a por berdigones, para venderlos después. Con las frutas mi primer contacto fue también muy joven, me prestaron un Citroën y me iba por mi pueblo que es Aljaraque a sacar el jornal. Siempre me ha gustado este negocio, pues además me encanta relacionarme con las gentes. Recuerdo igualmente cuando chico, con 8 años después de salir del colegio, me iba a una tienda de mi pueblo a ayudar donde había de todo y me ponía a colocar los productos y a vender. Siempre tuve en mente montar mi propio negocio y lo conseguí. Sigo al pie del cañón y muy ilusionado ahora con el bar “El Cartuchito”

P: ¿Cómo ves tu El Portil?

R: Llevo aquí más de 30 años y El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente. Aquí se invierte poco, los acerados, un desastre; las calles, un desastre; faltan infraestructuras, no hay nada para la juventud. En definitiva, un abandono total y poco apoyo del ayuntamiento.

Fíjate un detalle muy simple. En El Portil, durante el invierno hay muy pocos negocios abiertos dando servicio a población, y cuando el estado de alarma, donde no se podía salir del núcleo, ahí estuvimos nosotros, expuestos a los contagios, pero abierto y no recibimos ni una muestra de apoyo del ayuntamiento de Punta Umbría, en cambio si lo tuve en otro que tengo en Cartaya.

Antonio Hernández: "El Portil está dejado de la mano de Dios, no descuidado, sino lo siguiente"

P: ¿Qué te ha parecido la labor de los políticos en general en este tiempo de pandemia?

R: Me parece que no han actuado como tendrían que haberlo hecho, y además creo que a algunos negocios lo han favorecido y a otros que lo han hundido.

 

Antonio muy éxito te deseo tanto en la frutería como en el bar y sigue así, ofreciendo siempre los mejores productos, pues ya, se sabe… La calidad perdura, el precio se olvida.