1. Home
  2. Área
  3. Metropolitana
  4. Huelva
  5. Capital
  6. La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid
La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

0

Cada vez que se sale de casa, la ciudadanía ha adquirido un ritual previo: cartera, llaves, móvil y mascarilla. La mascarilla que no falte, primero por conciencia social y protección social y, también, por el hecho de ser obligatoria ante la pandemia mundial que vivimos por el coronavirus Covid-19.

A muchos, aún, les sigue costando este gesto y una vez en la calle se vuelve a casa a recoger la mascarilla para poder realizar las tareas fuera del hogar. Si ya esta situación, a la mayoría, le parece un engorro, para las personas laringectomizadas se complica aún más.

La transmisión del virus del Covid-19 se produce fundamentalmente a través de las vías respiratorias, lo que justifica la recomendación e incluso la obligatoriedad en proteger nariz y boca del contacto con el aire mediante la utilización de mascarillas; pero obviamente a las personas laringectomizadas esta posibilidad de contagio se multiplica por su respiración por el estoma. 

Gumersindo Salas, presidente de la Asociación Onubense de Personas Laringectomizadas ha expuesto a diariodehuelva.es que “nosotros, aparte de la mascarilla, necesitamos tener un filtro especial para nuestra patología (para el estoma, que es por donde los pacientes respiran) y ahora con el Covid, este filtro cambia y es aún más caro”.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

¿Qué dificultad encuentran las personas laringectomizadas ante esta situación?

Que al precio habitual de las mascarillas, han de sumarle el precio de estos filtros especiales anticovid que les garantizan mayor seguridad sanitaria ante cualquier posibilidad de contagio. Pero este filtro anticovid tiene un precio superior al habitual, concretamente, tienen un coste de 130 euros la caja de 30 unidades y sólo les sirven durante 24 horas, lo que unido al precio de las mascarillas, que también son obligatorias, les supone un coste diario que puede alcanzar los 5-7 euros por persona que no pueden seguir pagando.

Así lo ha afirmado también José Miguel Lozano, miembro de la asociación, que ha apuntado que “nuestra situación es especial debido a que tanto mi mujer y yo somos personas de alto riesgo. Yo por mi patología y ella por ser paciente oncológica y cardíaca”. José Miguel vive en Gibraleón y aprovecha para poder respirar aire puro en su huerto, “es uno de los momentos en los que puedo respirar con tranquilidad”.

Pero el problema afecta, al menos, a medio centenar de onubenses que cada día suman a su lucha contra el coronavirus un inconveniente más que se ha vuelto imprescindible “y que parecen que nos han olvidado totalmente”.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

Así, desde la Asociación Onubense de Personas Laringectomizadas se ha solicitado al Ministerio de Sanidad que incluya el filtro especial que necesitan para protegerse del Covid19 en el Catálogo Nacional de Medicamentos; para que este pueda ser subvencionado por la Junta de Andalucía ya que les es imposible en estos momentos seguir sufragando el coste que supone.

“Porque la mayoría somos personas jubiladas por nuestra patología y con pocos ingresos. Es un gasto inasumible, por eso tenemos que pasar más tiempo en casa para poder ‘guardar’ los filtros para cuando sean realmente necesario salir fuera”, ha expuesto Salas.

Y es que la no utilización de este filtro especial antiCovid les somete a una situación de “casi confinamiento, ya que no nos sentimos seguros al tener que usar tantos ‘filtros’ para el Covid: mascarilla FPP2 más filtro especial, y si no tenemos que ponernos nuestro filtro habitual y una mascarilla también en el cuello. Es bastante incómodo, por lo que necesitamos que nos ayuden con este filtro antiCovid”.

Tal y como ha explicado Salas “debido a nuestra patología las personas laringectomizadas necesitamos para protegernos del coronavirus, además de la mascarilla como el resto de ciudadanos, un filtro especial anticovid, ya que el habitual sólo está diseñado para salvaguardarnos del frío, el calor y las partículas de polvo en la garganta que es por donde podemos respirar”.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

Vicente Lavado es otro de los afectados por esta situación y ha querido trasladar su experiencia a diariodehuelva.es. “Todos estamos expuestos a sufrir el contagio de enfermedades, pero la especial virulencia de la COVID’19 y nuestras condiciones especiales, hacen que vivamos de una forma especial la situación actual debida a esta pandemia”.

Lavado ha explicado que “en el caso de personas laringectomizadas, la respiración se realiza a través del estoma, orificio practicado en el cuello que comunica con los pulmones a través de la tráquea. Este orificio se protege de manera habitual con un filtro que impide la entrada de polvo y mantiene los niveles de temperatura y humedad adecuados. Sin embargo, estos filtros no son eficaces para evitar el contagio por microorganismos como el que nos amenaza, por lo que es preciso contar con dispositivos adecuados a este fin que, aunque existen, su precio sobrepasa el que pueden sufragar muchas de la personas laringectomizadas”.

A lo que ha añadido que “el uso de mascarillas en nariz y boca se hace también indispensable ya que, aunque la respiración se realice a través del traqueostoma, el habla esofágica consiste en un intercambio de aire a través de la boca para conseguir la vocalización, y la persona laringectomizada infectada por el virus, podría contagiar a su interlocutor. Por tanto, una persona laringectomizada debe, sin dejar de utilizar la mascarilla convencional, proteger su estoma con filtros con un elevado precio”.

Por último, este onubense ha querido recordar que “nosotros somos aún pacientes que deben ser atendidos en los Hospitales en las revisiones periódicas, Centros en la actualidad que atienden un gran número de casos de Covid”, de ahí también la especial preocupación por protegerse al máximo.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

Apoyo psicológico y familiar

A esta situación de crisis sanitaria hay que sumarle la presión social y psicológica del colectivo y sus familiares, ya que “esto es una enfermedad familiar, no solo la sufre el paciente, sino toda la familia”.

Lavado ha considerado que “el colectivo de personas laringectomizadas se compone en gran porcentaje de personas de avanzada edad y por tanto vulnerables. Pero además, en muchos casos, hemos sido sometidos a tratamientos de radioterapia y quimioterapia que han mermado nuestras defensas, lo que aumenta la peligrosidad de la enfermedad en caso de contagio”.

Si lo anterior es importante, no lo es menos el hecho de que “somos conscientes de nuestra vulnerabilidad, lo que puede producir angustia en nosotros y en las personas que nos rodean por el temor a un contagio que podría resultar fatal“.

El apoyo psicológico para estos pacientes es fundamental, así como su red de apoyo familiar. Por ello, ante esta situación de “indefensión” están solicitando la rápida intervención para poder protegerlos a ellos y sus familias a través de un pequeño filtro que “puede salvar vidas”, como ha afirmado el presidente de la asociación.

José Miguel Lozano ha considerado que “la labor que hace la asociación también es fundamental, porque no es solo el apoyo a la hora de iniciativas como estas, sino que crea lazos de unión y comunicación entre todos los socios. Ayuda a los recién operados en esos momentos en los que estamos bastante deprimidos, y te escuchan y ayudan personas que ya han pasado por tu misma situación”.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

“Las ayudas puntuales son parches, necesitamos solucionar”

Salas ha expuesto que “ya hemos recibido ayudas concretas de fundaciones como La Caixa o el Santander, pero son parches para una situación que se está alargando en el tiempo y necesitamos solucionar. Por eso, es fundamental que el Gobierno incluya en estos momentos este producto sanitario en el Catálogo Nacional de Medicamentos”.

Para ello, todas las asociaciones de personas laringectomizadas de España han trasladado un escrito al Ministerio de Sanidad para poder “hacer fuerza y conseguirlo, porque que sepamos Navarra es la única comunidad autonómica que está subvencionando el filtro al tener un régimen especial”.

Para este colectivo, integrado tanto por las personas laringectomizadas como por sus cuidadores, esta pandemia condiciona de manera importante su día a día. Algunas circunstancias son inevitables, como la mayor vulnerabilidad o la sensación de angustia por temor a un contagio con mayor gravedad.

Pero tal y como han expuesto “ello trae consigo que nuestro colectivo sea especialmente consciente de la necesidad de permanecer en lo posible reservado de contagios, evitando en lo posible contactos sociales que puedan resultar un peligro innecesario“.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid

Sin embargo, los riesgos de contagio se pueden reducir si se cuenta con los filtros adecuados y “para ello es necesario que la Administración sea consciente de la importancia de su utilización y de la imposibilidad de su adquisición sin una subvención, como la que ya tienen los filtros utilizados habitualmente pero ineficaces frente al contagio vírico”.

Estos pacientes laringectomizados lo tienen claro a la hora de buscar una solución económica para las partes, “al coste de la subvención de estos filtros se restaría la de los habituales ya que lo sustituyen y, teniendo en cuenta que se destina a un colectivo especialmente sensibilizado del riesgo de la pandemia, su uso casi aseguraría su salud, evitando atenciones y tratamientos mucho más costosos”.

La difícil situación de los onubenses laringectomizados ante el Covid