1. Home
  2. Huelva
  3. El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses
El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

0

La solidaridad onubense es una de las señas de identidad de nuestra sociedad. Los onubenses han demostrado en numerosas ocasiones su implicación en cuanto a causas que han necesitado de su ayuda y apoyo. Por ello, el temporal de Filomena no iba a dejar ‘fríos’ a los vecinos de Huelva que se han volcado estos días para ayudar “a los que menos tienen, a los pieles de cartón“, como han indicado algunos de los voluntarios de las iniciativas que se están llevando a cabo.

El frío polar de Filomena ha dejado a la provincia con temperaturas mínimas de cero grados o varios grados en negativo. Un hecho que afecta de lleno a las personas sin hogar que cada día buscan el mejor lugar para poder pasar la noche. Son alrededor de 300 personas, según el censo de Cáritas Diocesana de Huelva que trabaja a diario para ayudarlos, las que se encuentran sin hogar en Huelva capital. Una cifra “muy alta” para poder “alojarlos” a todos en un mismo lugar. Por ello, desde las instituciones, asociaciones, colectivos y ciudadanos han surgido varias iniciativas con las que poder echarles una mano en estos días de frío.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

Mantas y ropa de abrigo

“Es esencial”, ha afirmado a diariodehuelva.es el voluntario Manuel J. Soriano que ha expuesto que “vivir en la calle es incompatible con el derecho a la vida. No mata el frío, mata la indiferencia y la ineficacia del sistema de atención. Tenemos que garantizar el derecho a la vivienda y al trabajo de las personas sin voz y los piel de cartón”. Desde la asociación ‘Voces del Conquero’ se han recogido más de 1.000 mantas, más de 100 chaquetones y, más o menos, el mismo número de gorros, bufandas y guantes “para las personas que más lo necesitan”.

Esta cifra vuelve a demostrar que “Huelva es solidaria” y “siempre que pedimos ayuda, la gente se vuelca y nos trae lo que puede. Algunos más, otros menos, pero siempre hay gente que responde”, han señalado. Así, desde Voces del Conquero se ponía en marcha esta campaña solidaria, con la que recoger mantas, gorros, bufandas, guantes y todo tipo de prendas de abrigo para las personas más vulnerables ante la ola de frío de estos próximos días.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

La librería ‘La Dama Culta’ (calle Cardenal Cisneros 4, local, junto Ayuntamiento de Huelva) ha sido la ‘base’ de este movimiento solidario. Y los onubenses han inundado sus instalaciones tanto de ropa de abrigo como de otros útiles, como calefactores. Varios compañeros de la UCI del hospital Juan Ramón Jiménez han querido aportar su grano de arena y han llevado hasta la librería varias estufas de aceite nuevas “para combatir estas gélidas temperaturas”.

Soriano recordaba que era urgente la tarea, ya que “necesitamos mantas para los piel de cartón y sus peluditos, que malviven en la calle y la gente que en casa no pueden poner la estufa por no poder pagar el recibo de la luz”.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

Alimentos y caldos calientes

Otra de las iniciativas ciudadanas de estos días ha sido la de acercar a las personas que duermen en la calle estas noches de frío intenso, “algo caliente que poder llevarse al estómago. Que no fuese solo el típico bocata, sino algo para que pudieran entrar en calor”, ha afirmado Carlos M., voluntario de este movimiento.

Nos hemos organizado por varios, a través de un grupo de Telegram, para así poder atender a los ‘vecinos’ con los que convivimos a diario y que muchos saludamos como vecinos que son”, han expuesto. Carlos M. ha relatado una de las experiencias “que más me ha afectado en estos días porque había un señor que dormía en la calle, estando enfermo, porque no quería abandonar a su mascota“.

Respecto al acompañamiento de estas personas que viven en la calle y sus mascotas, también se ha pronunciado el Ayuntamiento de la capital en los últimos días, ya que ha puesto en marcha un dispositivo especial en el albergue municipal para “darles acogida a todos, a ellos y su fiel acompañamiento”.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

En este sentido, el Consistorio ha afirmado que ha reforzado con 10 camas más (seis de la semana pasada y cuatro esta semana) el dispositivo especial activado desde principios de enero para la atención de las personas sin hogar en la capital, ante la ola de frío anunciada por la Agencia Estatal de Meteorología.

Además, el Centro Municipal de Acogida y Atención Animal garantizará el cuidado y bienestar de sus mascotas mientras utilizan el recurso. 

En previsión de una alta demanda, aunque hasta el momento no ha habido déficit de espacio, se ha ampliado la disponibilidad con 10 camas más, con el fin de estar preparados para situaciones de emergencia. Asimismo, con la colaboración de la Policía Local, se ofrecerá a toda persona que encuentre en la calle la posibilidad de dormir bajo techo, emplazándolos a acudir al Albergue Municipal.

Debido a la actual situación meteorológica, el Consistorio ha considerado necesario como medida preventiva reforzar el plan de actuación iniciado, siendo la prioridad municipal proteger y ayudar al sector de la población más vulnerable en estos momentos.

Ayuda de Cruz Roja

Por su parte, Cruz Roja Huelva viene intensificando desde el inicio de la pandemia su Proyecto de Atención Integral de Personas sin Hogar, que en estos días refuerza, además, su labor para responder a la ola de frío y mejorar la situación de las personas que viven en la calle, principalmente a través del trabajo de la Unidad de Emergencia Social (UES), que en Huelva realiza cerca de 4.000 intervenciones cada año en total, saliendo al menos tres días a la semana durante los 12 meses del año de manera ininterrumpida.

“Si la sociedad entera se ve arrastrada por la pandemia, la población más vulnerable empieza desde el minuto uno a acusar aún más el impacto”. Así resume Elena Pavón, directora de Intervención Social de Cruz Roja Huelva, la situación de las personas que se encuentran actualmente sin un techo bajo el que cobijarse y, ahora, expuestas al doble filo de la pandemia y del frío.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

Según indica Pavón, “al inicio de la pandemia, estas personas se encontraban desorientadas, no entendían la situación que estábamos viviendo, todo estaba cerrado, algunos recursos –alojamientos- tenían aforos limitados o incluso habían cerrado; eso les generaba una sensación de incertidumbre y de inseguridad sobre su propia supervivencia en las calles”, de ahí la importancia de la labor de esta unidad, que en los meses de pandemia ha atendido a más de 250 personas, gracias a la labor de más de 30 personas voluntarias.

El responsable de la Unidad de Emergencia Social de Cruz Roja Huelva, Lorenzo Ramírez, explica que “por estos motivos, tras la declaración del Estado de Alarma, Cruz Roja Huelva adquirió material para poder levantar un albergue provisional en caso necesario, intensificó la comunicación con ayuntamientos y centros de emergencia, fomentó la movilización del voluntariado y aumentó los recursos a las UES para atender a las personas sin hogar frente a la crisis sanitaria, y todo ese esfuerzo se está desplegando ahora también ante la ola de frío.

En los últimos días, la bajada de las temperaturas y la lluvia vienen a agravar considerablemente la situación en la que viven las personas sin hogar. Esto ha llevado a Cruz Roja Huelva a reforzar el programa de Atención a Personas sin Hogar, pues la situación del ‘sinhogarismo’ es la expresión más grave de la exclusión residencial en la que puede encontrarse una persona. A través de este Programa de Atención a Personas Sin Hogar, Cruz Roja trata de detectar estas situaciones y dar atención directa e inmediata a las personas que están en situación de calle.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

Testimonios

Muchas son las personas que están recibiendo estas ayudas. En diariodehuelva.es hemos hablado con varias personas que están pasando sus noches recogidos en el albergue o han decidido continuar en la calle pero con la ayuda de los onubenses. Por privacidad no han querido mostrar sus nombres y serán mencionados como Alberto, Rocío y Valentín.

El caso de Alberto es “muy peculiar, me dicen”, ha expuesto él mismo. “La gente no se cree, los pocos que se dignan a mantener una conversación conmigo más allá del saludo, que he estudiado una carrera universitaria, he trabajado en grandes empresas y ahora vivo en la calle. Nos puede pasar a todos”.

Alberto ha afirmado que “estoy muy agradecido a la gente de Huelva que siempre tiene un saludo o un gesto amable hacia mi persona. Hay varias personas que cuando pasan por el lugar donde me pongo con mi perro, siempre me ofrecen comprarme un café, algo para comer… Es de agradecer”. A Alberto lo han ayudado desde el colectivo ciudadano ofreciéndole un saco de dormir, mantas y ropa de abrigo.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses

Rocío es una “desconocida entre la marabunta”. Cada día pasea por Huelva, “para que así la gente no se de cuenta de que soy una sin techo y pueda encontrar trabajo pronto, aunque a mi edad es complicado”. Rocío acude a Cáritas Diocesana para poder vestirse, “e intento ducharme en el albergue o donde me dejen dependiendo del día. Dormir… Dormir intento hacerlo lo más resguardada posible, pero hay días que acudo al albergue, o que me voy a los pueblos a pedir trabajo y ya me quedo por los campos y lugares de la zona”.

Valentín lleva años “malviviendo en la calle”. “Acudo cada día a comer al Comedor Social Virgen de la Cinta. Hay gente muy buena trabajando allí, y siempre me tratan genial. Algún que otro día he ido al del Matadero, también con muy buena gente”, ha declarado con una sonrisa a diariodehuelva.es. “Desde que conocí ‘Voces del Conquero’, gracias al trabajo incansable de sus voluntarios como Manolo, cuando he necesitado algo urgente he acudido a ellos. Aunque no soy de pedir ayuda, prefiero buscarme las habichuelas yo mismo, pero en estos días sí he pedido alguna manta extra para poder dormir más seguro”. 

El trabajo diario de voluntarios, organizaciones como Cáritas Diocesana e instituciones, hace que el “abrazo sincero de la solidaridad nos caliente el corazón”, ha expresado Alberto.

Y es que los datos son muy claros, “y cada vez peor”. Según han apuntado desde Cáritas Diocesana Huelva “en nuestras Puertas Abiertas, de todos los días, se ha aumentado el número de personas que vienen. Se está atendiendo a una media de 50-60 personas al día, de las cuales el 85% son hombres“. Respecto al grupo de edad que más acude a esta cita son las personas de 45 a 55 años, “siendo el 50% españoles y el otro 50% de distintas nacionalidades”.

Asimismo, las organizaciones y asociaciones han manifestado que “cada vez vienen más familias nuevas, afectadas por toda la crisis del Covid, que antes no habían acudido a pedir ayuda. Ahora se encuentran en paro, en ERTE o con recursos básicos y necesitan ayuda para alimentos, calefacción o ropa de abrigo en olas de frío como esta”.

Sin duda, a pesar del frío helador que caracteriza también a esta situación, la solidaridad de los onubenses es “un salvavidas imprescindible”, han finalizado los testimonios recogidos por diariodehuelva.es.

El frío polar de Filomena despierta la solidaridad de los onubenses