1. Home
  2. Educación
  3. CSIF alerta: el intenso frío en las aulas es ya un problema de salud
CSIF alerta: el intenso frío en las aulas es ya un problema de salud

CSIF alerta: el intenso frío en las aulas es ya un problema de salud

0

El sector de Educación del sindicato CSIF, como primera fuerza en la educación pública andaluza, ha exigido la actuación inmediata de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía en los centros educativos ante la multitud de incidencias que se están registrando por el intenso frío de estos días, que obliga a profesorado y alumnado a desarrollar su tarea en aulas que se encuentran, en bastantes casos, a menos de 17 grados centígrados.

Desde la central sindical se ha informado directamente a la Administración sobre las deficiencias y las denuncias que el sindicato está recogiendo en relación al estrés térmico por frío en las aulas de los centros educativos, y para instarles “a tomar las medidas pertinentes y oportunas para subsanar las incidencias observadas”.

Entre dichas medidas, CSIF urge a la realización de la evaluación de riesgos y medición de condiciones termohigrométricas -que son las condiciones físicas ambientales de temperatura, humedad y ventilación en las que se desarrolla una determinada actividad- en las aulas, así como a reforzar los sistemas de calefacción para llegar a unas condiciones climatológicas de confort dentro de los parámetros de temperatura comprendidos entre 17 y 27 grados centígrados (tal y como establece la normativa de seguridad y salud en los lugares de trabajo) mediante la colocación de estufas portátiles y sistemas de climatización con bomba de calor.

Asimismo, el sindicato reclama una vez más dotar de purificadores de aire con filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air) en las aulas y de medidores de CO2 para comprobar la calidad del aire, como medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas, con el objetivo de minimizar la probabilidad de contagios del Coronavirus por aerosoles.

La central sindical recuerda que la exposición laboral a ambientes fríos puede causar serios problemas de salud y que las bajas temperaturas que se están soportando en las aulas afecta, en muchos casos, a la salud tanto de profesionales docentes como de alumnado, ya no sólo frente a la Covid-19 sino a otras patologías con efectos respiratorios o cardiovasculares. Igualmente, CSIF hace hincapié en la dificultad que comporta la actividad docente en estas circunstancias.

 

CSIF alerta: el intenso frío en las aulas es ya un problema de salud
Alumnos onubenses se tapan con mantas en clase para soportar el frío este miércoles

Denuncia desde UGT

Desde FeSP UGT Huelva denunciamos que, con la actual ola de frío que estamos atravesando, si se pretenden cumplir los protocolos Covid en los Centros, la situación en las aulas se hace insostenible.

Tras la realización de una encuesta a nivel provincial, “hemos podido constatar que la ya deficiente desde años atrás, climatización de los Centros Educativos, se agrava de forma significativa teniendo en cuenta que las aulas deben estar permanentemente ventiladas para disminuir las posibilidades de contagio dentro de éstas”, dice en una nota de denuncia pública.

Dicha encuesta, según UGT, arroja unos resultados demoledores: más del 50 % de los Centros de la provincia no  cuentan con los medios adecuados para mantener una temperatura mínima de salubridad en las aulas. Ni que decir tiene que esto afecta no sólo a la salud de alumnado y docentes, sino que además, impide que la jornada escolar se pueda llevar a cabo de forma satisfactoria.

Por todo ello consideramos  necesario que se revisen y se refuercen los sistemas de calefacción en las aulas para garantizar una temperatura adecuada dentro de éstas, que posibilite unas condiciones mínimas de salubridad en los Centros Educativos y que permita el cumplimiento del protocolo Covid para que se sigan intentando evitar los contagios con la llegada de la tercera ola.

Exigimos, en definitiva, no poner en riesgo la salud de nuestro alumnado y profesorado, lo que consideramos un derecho fundamental y que la Administración cumpla la Ley 1/2020, de 13 de julio, para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces.