1. Home
  2. Condado
  3. Rociana
  4. del
  5. Condado
  6. Indignación entre la familia del asesinado a tiros en Rociana: el fiscal lo considera homicidio
Indignación entre la familia del asesinado a tiros en Rociana: el fiscal lo considera homicidio

Indignación entre la familia del asesinado a tiros en Rociana: el fiscal lo considera homicidio

0

Dolor, rabia y conmoción entre los familiares del hombre asesinado a tiros el pasado 5 de mayo del 2020 en Rociana del Condado.

Tal y como ha confirmado el abogado de la familia, David Jiménez Castro, a diariodehuelva.es ,“están muy indignados, porque el fiscal ha solicitado las penas de entre 10 y 15 años, para el responsable de los hechos, por homicidio y no por asesinato”.

Este miércoles el abogado de la víctima ha tenido una vista con el fiscal, el abogado defensor del autor de la muerte y el juez, en el Juzgado de La Palma del Condado. En este encuentro, David Jiménez ha expuesto sus razones para hacerle entender al fiscal que lo ocurrido debe enjuiciarse por asesinato: “Entendemos que se dan las razones suficientes para considerarse asesinato y pedir una pena mayor para el responsable”, explica.

Uno de sus familiares también ha expresado su dolor y decepción tras la decisión del fiscal en la última vista: “Esperamos que el Juez tome una decisión justa. El fiscal ha abierto la puerta para que se celebre un juicio por homicidio, sin embargo, argumentos tiene pocos, los hechos están claros”, expone.

Tras lo expuesto, familia y abogado del difunto tendrán que esperar alrededor de dos semanas para conocer la resolución del Juez y de qué modo será finalmente juzgado el responsable del terrible suceso.

Indignación entre la familia del asesinado a tiros en Rociana: el fiscal lo considera homicidio
Miembros de la Hermandad Gitana de Andalucía reivindican justicia para la víctima

EL SUCESO OCURRÍA UN 5 DE MAYO DEL 2020

El acusado, de 70 años, disparó a un hombre que se encontraba en su finca en Rociana del Condado. Tras ser detenido por la Guardia Civil, declaró que “le pegó dos tiros” porque lo sorprendió robando y que “no hubo ni insultos ni altercado previo con el fallecido”.

Por su parte, el abogado de la víctima apuntaba que cuando sucedieron los hechos, el fallecido, un hombre de etnia gitana, estaba “acompañado por dos de sus hijos de 9 y 13 años, que fueron testigos de la muerte de su padre”.

David Jiménez criticaba que “ni por parte de las instituciones ni del propio juzgado se ofreciera, en su momento, apoyo psicológico a estos niños, después del trauma vivido”.

Por otro lado, aseguraba que, aunque el acusado no lo reconociera, “iba acompañado de su hijo cuando se produjeron los hechos” y que la víctima sufrió una agresión previa a los disparos.

Los hechos tuvieron lugar el martes 5 de mayo del 2020 a mediodía, cuando la víctima se paró en la finca del detenido para coger “un puñado de habas”, según describía el abogado, para quien “era una situación que no tenía que haber acabado así”.

La víctima era un hombre de unos 45 años natural de Castilla-La Mancha, si bien llevaba más de 15 años en este municipio onubense de la comarca del Condado.