1. Home
  2. Tribunales
  3. Una sentencia reconoce el derecho de los migrantes a ser empadronados aunque vivan en chabolas
Una sentencia reconoce el derecho de los migrantes a ser empadronados aunque vivan en chabolas

Una sentencia reconoce el derecho de los migrantes a ser empadronados aunque vivan en chabolas

0
El Juzgado de lo Contencioso Número 3 de Huelva ha estimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Asociación Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad contra la actividad administrativa del Ayuntamiento de Lepe en relación a la denegación del empadronamiento de un migrante en su domicilio habitual (una chabola ubicada en el término municipal), la cual se deja sin efecto por su disconformidad a derecho, declarando en consecuencia que esta persona tiene derecho a estar empadronado en el término municipal de Lepe con efectos desde la presentación de la solicitud en el Ayuntamiento en septiembre de 2019.
Una sentencia reconoce el derecho de los migrantes a ser empadronados aunque vivan en chabolas
Infraviviendas de inmigrantes en Lepe.
Lo acaba de anunciar ASNUCI y la decisión judicial puede sentar un precedente jurídico importantísimo para el futuro de los varios miles de inmigrantes que, en campaña fresera, residen en una veintena de asentamiento e infraviviendas repartidos por Lucena, Almonte, Moguer, Palos, Lepe y otras zonas agrícolas donde llega el flujo migratorio.
ASNUCI recuerda que el empadronamiento es un derecho y una obligación. También es el primer requisito, ha explicado, para acceder a los derechos ciudadanos, adquiriendo especial relevancia en la población migrante al ser imprescindible para la obtención de un permiso de residencia y trabajo. Y subraya que sin acceso al empadronamiento resulta imposible regularizar su situación administrativa en España.
Un texto jurídico que sienta precedente
Como bien indica la sentencia dada a conocer por ASNUCI: “el Padrón debe reflejar el domicilio donde realmente vive cada vecino del municipio y de la misma manera que la inscripción padronal es completamente independiente de las controversias jurídico-privadas sobre la titularidad de la vivienda, lo es también de las circunstancias físicas, higiénico-sanitarias o de otra índole que afecten al domicilio”. En consecuencia, “las infraviviendas (chabolas, caravanas, cuevas, etc. e incluso ausencia total de techo) pueden y deben figurar como domicilios válidos en el Padrón”.
El Ayuntamiento de Lepe ha denegado multitud de empadronamientos basándose en la carencia de recursos humanos para realizar las labores de comprobación de la residencia habitual, pero como bien indica la sentencia del juzgado: “ha de coincidirse con la actora en que se ha presentado el pasaporte, plano de ubicación de la vivienda y demás documentos acreditativos de la estancia (de la persona que recurrió a la Justicia) en Lepe, lo que implica cumplimiento de los requisitos indicados por extenso más arriba, sin que en efecto la constatada carencia de medios humanos y materiales de que en tal sentido y según consta adolece el Ayuntamiento demandado sea de por sí causa para la denegación de lo solicitado, debiendo en consecuencia estimarse la demanda al constar aportados en el expediente elementos suficientes indicativos del hecho de la permanencia del interesado en Lepe y ser según lo expuesto consecuencia obligada de todo ello su inscripción padronal”.