1. Home
  2. Huelva
  3. El Alzheimer afecta en la provincia de Huelva a 7.245 personas
El Alzheimer afecta en la provincia de Huelva a 7.245 personas
0

El Alzheimer afecta en la provincia de Huelva a 7.245 personas

0

El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer. Una enfermedad que en Andalucía contabiliza nada menos que a 123.000 personas afectadas sumando otras demencias. Concretamente en la provincia de
Huelva existe una prevalencia estimada de 7.245 personas afectadas de Alzheimer (3.072 hombres y 4.173 mujeres) de los cuales se contempla una estimación de 2.893 personas en fase inicial o leve, 2.534 en fase moderada y 1.818 en fase avanzada.

Según los últimos datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sorprende la alta incidencia del alzhéimer en Huelva, con 32 casos de muerte por 100.000 habitantes. En esta patología, una verdadera plaga en el Siglo XXI, también superamos a las demás provincias andaluzas. En Sevilla se dan 26 casos y en Cádiz 24 por poner dos ejemplos comparativos.

La Federación de Asociaciones de Familiares y otras demencias de Huelva (AFAs) ha reivindicado la importancia de la atención a estos pacientes, que se ha visto afectada desde la aparición de la pandemia del coronavirus que nos agobia.

Así lo hace, a través de diariodehuelva.esJosé María Cano Rojas, presidente de la Federación Provincial de AFA,s Huelva.

El Alzheimer afecta en la provincia de Huelva a 7.245 personas

En su balance recuerda que  “cada año hemos centrado nuestros esfuerzos en extender este momento a una semana
cultural colmada de actividades dirigidas a usuarios, familiares, profesionales, socios, voluntarios y población en general”.  Y añade que “por este motivo, nos gustaría trasladar un comunicado de esperanza, solidaridad y apoyo a todas las personas mayores que durante el confinamiento debido al estado de alarma a consecuencia del covid-19, han llegado a sufrir esta situación sin la cercanía directa de los cuidadores y profesionales de nuestras AFA,S”.

El documento, en el que el responsable de las AFAs reflexiona sobre estos momentos, recuerda que “durante estos meses han quedado afectados su estado emocional, físico y cognitivo, sufriendo las consecuencias sus cuidadores familiares. Cabe destacar que nuestras AFA,s han estado con ellos acompañándolos por vía telemática, apoyándolos en ocasiones de forma voluntaria debido a la situación laboral de los profesionales que la forman”.

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia común que conlleva la pérdida irreversible de las capacidades intelectuales, incluyendo la memoria, la capacidad de expresarse y comunicarse adecuadamente, de organizar la vida cotidiana y de llevar una vida familiar, laboral y social autónoma.

Las necesidades del paciente son distintas según la fase por la que atraviesa, pero cada vez más intensas, ya que prácticamente necesita atención las 24 horas del día. La aplicación de terapias en el tratamiento de los trastornos cognitivos y de la conducta, en general, y en particular en la enfermedad de Alzheimer, debe suponer un valor añadido al tratamiento farmacológico, por lo que consideramos necesarias las terapias de psicoestimulación cognitiva que ofrecen las 17 Asociaciones que forman la Federación Provincial de Alzheimer de Huelva y
provincia.

Por ello, hemos trabajado todas en la realización de un plan de contingencia frente al covid-19, donde hemos gestionado diferentes adaptaciones de nuestros centros, desinfección, nuevos protocolos de higiene, implantación de medidas preventivas, controles específicos… para aumentar la seguridad de nuestros usuarios.

La Federación de Asociaciones de Familiares y otras demencias de Huelva (AFAs) cree de  “imperiosa necesidad” que todas las instituciones se coordinen para que podamos afrontar esta situación a la que nos estamos
enfrentando de forma eficaz y poder prestar el servicio de calidad que siempre ha caracterizado a nuestras AFA,s.

“Deseamos seguir mejorando la calidad de vida de las personas con Alzheimer u otras demencias, ralentizando el
avance de la enfermedad desde el ámbito emocional, físico y cognitivo, así como el de sus familiares cuidadores, ya que las personas cuidadoras se ven sometidas a un estrés psíquico y físico constante. La atención continuada a los enfermos de Alzheimer conlleva altas exigencias físicas y emocionales, provocando un desgaste personal, así como limitaciones en el desarrollo de la vida familiar, laboral y cultural”, resaltan en su nota de balance.