1. Home
  2. Made
  3. in
  4. Huelva
  5. Rafael Delfue: “Huelva abarca más cuestiones que su versión química”
Rafael Delfue: “Huelva abarca más cuestiones que su versión química”

Rafael Delfue: “Huelva abarca más cuestiones que su versión química”

0
A Rafael Delgado Fuentes, o lo que es lo mismo, “Rafael Delfue”, lo conocí a principios de los años 80, cuando estaba trabajando en la Caja de Ahorros de Huelva. Desde principio empatizamos y hablábamos de un programa de radio Andalucía que se emitía de noche, que se llamaba “La loba” y que tenía unos altos índices de audiencia. Aparte de charlar de fútbol, pues tanto él como yo somos aficionado al deporte rey.
Rafael, es persona amable, cordial, simpático, culto, con don de gentes, alto sentido de la amistad, gran aficionado al ajedrez, un magnífico escritor, poeta, comprometido con la sociedad, solidario, el fútbol una de sus pasiones, conversador nato, intuitivo, fiable… Sin lugar a dudas un lujo para la cultura de Huelva.
Este onubense, choquero por los cuatro costados es un poeta y narrador, que su afición literaria despertó en la niñez, concretamente a los nueve años en el Colegio San Casiano donde maravillado leía fragmentos de El Quijote en castellano antiguo y, posteriormente, en la Escuela Francesa, cuando visto su interés por la poesía, la profesora de Literatura le recitaba poemas del libro Rimas y leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer.
 Llamado por las rimas y versos de los grandes poetas y gracias a la facilidad mnemotécnica de su abuela materna que le recitaba a Santa Teresa y a San Juan De la Cruz, pronto se aficionó con las palabras que tenían música a escribir sus primeros versos.
De la misma manera en otro orden de cosas y visto su interés por el deporte ciencia, representó en su día el ajedrez de Huelva como el jugador con más proyección de su generación.
Rafael Delfue: "Huelva abarca más cuestiones que su versión química"
En su ciudad natal estudió Comercio (Peritaje Mercantil) y Turismo (Técnico de Empresas Turísticas) Sevilla y Madrid, y comenzó Derecho (1976) en la Universidad de Sevilla (que a la postre abandonó). Su vida laboral comienza en el año 1972 en el Ayuntamiento de Tarrasa (Barcelona), y continuó en el Centro de Proceso de Datos de la Caja Provincial de Ahorros de Huelva, en la que fue además, Relaciones Externas y Responsable de las Actividades Artísticas y del Servicio de Publicaciones.
Como se habrán dado cuenta  todo un fenómeno, en el más alto sentido de la palabra.
Lo llamo para proponerle esta entrevista que acepta del tirón, pero antes de iniciarla nos llevamos más de media hora recordando otras épocas y aficiones en las que coincidimos. Y la verdad es que conversar con Rafael es simplemente toda una gozada, por lo que nos emplazamos para vernos y charlar de lo divino y lo humano sin prisas y relajados.
Comenzamos la entrevista queriendo saber qué opinión tiene de la situación que estamos viviendo.
“La situación que vivimos es para todos nueva e inquietante. Nueva, porque en lo político coinciden un gobierno de coalición formado por el Partido Socialista y Unida Podemos, con el socialista ya secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dirigiendo el destino del país. País, en el que ha estallado una pandemia como si fuera una guerra mundial, con devastadores efectos sobre la economía y colaterales daños en el ánimo de los habitantes del planeta, que por vez primera están unidos respecto a la idea de combatir el susodicho virus como a un común invasor”.
Un país que viene de sufrir un desgarrador desengaño político en el que los políticos del Partido Popular habían saqueado de compulsiva manera las arcas del Estado, creando la consiguiente desconfianza en los votantes en general. Y la llegada de un Partido Socialista que tras una moción de censura, la primera que ha triunfado desde la Constitución del 78, y en definitiva ha facilitado el cambio de gobierno. Venía también el Partido Socialista con la tilde cargada a propósito de los ERE (acrónimo de expediente de regulación de empleo). Y una mochila cargada igualmente de desconfianza y crítica por sus pactos con republicanos y nacionalistas a la hora de conformar digamos un gobierno tras haber ganado Pedro Sánchez dos elecciones consecutivas.
E inquietante, porque todo este cóctel altera el conflictivo estado del ciudadano español. Harto de corruptos políticos que no aprenden ni asimilan que dependen del votante y, si este se rebela no puede ser viable una democracia. Así, que el destino de este país va a depender de la paciencia de este pueblo hastiado de vividores políticos que se agarran a su sillón sin argumentos ni sentimientos ni vocación, al servicio público.
No obstante, a medida que he visto moverse y afrontar la realidad al actual Gobierno, y a pesar de ser consciente de los crispados tiempos que afrontamos, valoro positivamente la gestión social con la que este Gobierno de coalición está afrontando la crisis más devastadora que se conoce desde el 78, a propósito del efecto del Covid a nivel mundial y que en España está siendo especialmente demoledor. Considero en contra de muchas opiniones que este Gobierno está dando una digna respuesta social sin parangón. Porque ni pensar quiero, que si fuera la derecha la protagonista en solucionar la crisis, jamás se hubiera acordado de los económicamente débiles que resultan ser la mayoría. Y en mi lugar de cronista de la época, destaco esta actitud progresista con los que menos tienen, y el papel pobre y nada competente, caótico y sin liderazgo de una derecha que para nada contribuye en sacar de la hondonada a este país que necesita en vez de crítica y odio contra su gobierno, manos solidarias y humanitarios lazos de comprensión y empatía que solucionen sus problemas.
Rafael Delfue: "Huelva abarca más cuestiones que su versión química"
¿Qué hiciste en tu día a día, durante el confinamiento, dónde y con quién lo pasaste? 
He preparado en el confinamiento una colección de autor que reúne narrativa y poesía. En principio doce títulos. He decidido también que mi nombre de autor es: Rafael Delfue, con el que he firmado desde hace bastante, artículos y presentaciones literarias y, ahora, mis libros. En ellos se encuentran mi amor a la literatura y mi pasión por el ajedrez. En esta entrevista os dejo el nombre de los títulos para si os place en alguna ocasión tengáis la oportunidad de conocerme:
-Arde Flipovic (otros tiempos del amor) Novela.
-Apuntes del paraíso. Novela.
-Doctor Finish. Novela.
-Cuentos de la buena pipa. Relatos.
-Forma. Poesía.
-Chaturanga. Poesía.
-Hojas grises. Poesía.
-Diario de un hombre solo. Poesía.
-Escrito verde. Poesía.
-Concierto para una sola lengua. Poesía.
-Sapore di sale, sapore di mare. Poesía.
-El tiempo que nos queda. Poesía.
Todo el tiempo de confinamiento lo pasé con Yayo, mi mujer, en Bellavista.
Rafael Delfue: "Huelva abarca más cuestiones que su versión química"
¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo el mundo de la cultura?
Yo espero y deseo que nuestro Mundo se convierta en un lugar más solidario a partir de esta nueva era. Lo que hay que hacer para ello es cuestión de conocer el tejido humano de este planeta e intentar hacerlo mejor. Y se consigue siendo más altruista y generoso. Acostumbrándonos a dar lo que no es preciso para vivir, y hay alguien que lo necesita porque carece de ello. De esto se percatarán los sociólogos, y si somos civilizados saldrá de nosotros mejorar nuestro destino. Ese es mi sueño y, como sueño poco probable, una utopía, otra, una más, pero en mí va recóndito pero real y vivo ese ferviente deseo.
¿Has pasado miedo en algún momento?
El miedo tiene que ver con la inteligencia. Mi miedo es por la humanidad. Por las criaturas que sufren las crueldades de un verdugo. Inocentes seres que se ven azotados por la perversión de un tirano. A medida que cumples años la vida tiene menos valor. Incluso me conmueve y me motiva la vida de las indigentes criaturas que mueren cada día buscando una vida mejor.
¿Qué proyectos tienes para el futuro? 
Mi proyecto de futuro es aportar siempre lo mejor que tenga de mí. Creo que si escribo aportaré razones porque soy un amante del conocimiento y me gobierna un solo objetivo que es el bien común y me atraen todavía como a Hegel: la verdad y la belleza. Ahí, me encontraréis.
¿Qué has echado de menos en estos seis meses que llevamos de pandemia? 
Abrazar a los que quiero. Necesito el calor, los espacios del sentimiento y de la ternura. Echo de menos que nos queramos todos más y mejor. Y deseo sobre todo que como país, rompamos los intereses de partidos y colores, y nos mantengamos unidos ante los acontecimientos que necesitan una solidaria respuesta.
¿Cómo “venderías” Huelva para atraer inversores y turismo estacional? 
Hace unos días escribí un prólogo de un libro y comenzaba así: mi vida ha transcurrido entre dos siglos, como mi existencia comenzó entre dos ríos, pues Tinto y Odiel, se besan en su última confluencia hasta llegar al mar, océano Atlántico por más señas. Dicho esto, tengo de Huelva, la tierra donde nací, una visión especial y espacial, pues considero que este territorio lo merece. En sus condiciones físicas tiene mucho de lo que se puede aspirar y, no obstante, se le encomendó un oficio químico que apuró sus facultades, porque fue más que un regalo, una explotación. Supongamos que los setenta últimos años de explotación química han sobrepasado los sueños de esta singular provincia y solo ha llenado los bolsillos de silenciosos lobbies y, por tanto, no ha resuelto las espectaculares condiciones de una provincia con sus facultades. Porque en mi opinión Huelva abarca más cuestiones que su versión química.
Y qué tiene en la actualidad Huelva después de ser utilizada como un Polo Químico, para ofrecer y de hecho entrar en un ejercicio contable interesante. ¿Quizás hacer de ella un lobby único? Sabemos por ejemplo que es la considerada -California europea- y no le se da importancia. Hay un dato revelador que desarrollaría en un largo estudio porque ocuparía unas cuantas páginas. Groso modo habría que limpiarla de los argumentos químicos y las consiguientes amenazas que sufre la provincia con las balsas de fofoyesos y las presas (tres) que en un momento podrían remover con una catástrofe sin precedentes los fantasmas de Aznacóllar, para disfrutar de un territorio limpio con el fin de un futuro emprendedor. Entonces se podría disponer de Huelva para un pleno uso turístico pre-África. Porque realmente Huelva es la gran reserva africana de la Península.
En mi opinión la infraestructura costera es tarea menor pero puede considerarse definitiva, y los puentes del Terrón, y Pozo del Camino a Punta del Caimán, son obligados engarces de una carretera costera para un fantástico cinturón de conexiones.
¿Crees que si siguen los rebrotes, volveremos a estado de alarma?
Los rebrotes de la pandemia está comprobado volverán pero, estamos más preparados con específicos tratamientos y el efecto rebaño, probablemente, hará más flojo el virus. Con él tendremos que convivir hasta la llegada de una vacuna y es lógico. Así lo deseo porque la buena salud hace a la sociedad más feliz, más completa.
Rafael Delfue: "Huelva abarca más cuestiones que su versión química"
Rafa, te recuerdo hace muchos años siendo finalista del Premio Planeta, de tus artículos en prensa, de tus programas de radio. Recuérdanos esa época. 
Si, en el año 82, mi novela estuvo entre las finalistas al Premio Planeta, recuerdo una entrevista en el recién nacido Huelva Información con mi inolvidable amigo, poeta y magnífica persona, Ricardo Engelmo Terrades. La novela era un boceto de una partida de ajedrez, en la que el salto en ele de un Caballo Negro (en su caso) era el protagonista y cada salto en el tablero estaba relacionado con un episodio de nuestra vida, recién celebrante y abierta a una esperada democracia y, donde la música y los músicos entonces influyentes en el mundo, como una constante en mis escritos, marcaba la pauta de la novela. José Manuel Lara Hernández, el gran editor, me invitó a visitarle en Barcelona, a mí me llamó la atención que un trabajo no considerado muy brillante por mi parte llamara la atención de un magnate de las letras. Al final ganó el premio la novela -Jaque a la Dama-, y la finalista fue -Y Dios en la última playa-. Al siguiente año, Fernando Arrabal ganó el premio Nadal, con Una torre herida por el rayo, una de las novelas más malas con trama de ajedrez que he leído en mi vida. Intuyo que mi modesta novela -Illo, escucha…Magambo! Despertó en aquellos días lo temático de la novela de ajedrez y, los premios ya se sabe, son para los escritores conocidos. No volví nunca a presentarme porque vi clara la mecánica del que lo crea y, a quién y cómo se concede.
Aquel tiempo fue fructífero para mí ya que desarrollé en el Huelva Información una pequeña visión de la actualidad con diarios artículos en una sesión llamada: -Buenos días, Amore-. Donde recogía el diario affaire de un anónimo caminante, real y crítico, que redundaba y se leía al ser anecdótico con fruición, e incluso, mejoró de alguna forma las calles y el espíritu de nuestra ciudad. Por la noche tenía en Radio Andalucía y con mi gran amigo, Sebastián Platero Jurado, un programa de radio de las 23 a 1 de la mañana y, con el nombre de Don Grillo, donde igualmente tratábamos de dar alegría a los oyentes. Poemas, pequeños relatos y domésticas historias recitadas que nos hacía disfrutar a la par de ellos.
Por aquel tiempo de tantos movimientos siendo Relaciones Externas y Responsable de las Actividades Culturales de Caja Huelva, prodigué en la medida de mis posibilidades el Servicio de Publicaciones, dándole paso a individuales proyectos y a interesantes colectivos que incidían en el panorama cultural, creando con intelectuales del momento, la Tertulia Cultural Onubense y, consiguiendo en lo particular, el Provincial Absoluto de ajedrez, y hasta la fecha la mejor clasificación de un jugador onubense en el Open de Ajedrez de Matalascañas que reunió aquel año, más de treinta Maestros Internaciones y quince Grandes Maestros, y jugando en simultánea con el entonces recién destronado Campeón del Mundo de ajedrez, Anatoli Karpov, en el Hotel Los Lebreros de Sevilla, y al que logré hacerle -tablas- después de una gran partida en la que estuve a punto de ganar tras la entrega de un caballo en el flanco de dama que habilitaba la coronación de mis peones. Pero, Anatoli, era mucho Anatoli…
Rafael Delfue: "Huelva abarca más cuestiones que su versión química"
¿Cuáles son los momentos de tu vida que más te han marcado?
Los momentos que más me han marcado fueron sin duda las prematuras muertes de mi hermana y de mi padre. Me sentí defraudado por la vida y comprendí a raíz de aquello, que la vida es trágica y dura, que tenemos que afrontarla con lo que significa la palabra muerte.
Para lo bueno, la llegada de mis tres hijos y mis cinco nietos.
Lo bien y no tan bien que lo he pasado escribiendo. La sensación de haber sentido que Huelva me ha querido por considerarme un poeta nacido en la tierra, como algo suyo.
Amigo Rafael, aunque siempre te he llamado Rafalito, estamos llegando al final de esta entrevista, si quieres añadir algo más es el momento. 
Como despedida desearle a Huelva en particular porque lo necesita Y debe proponerse conseguirlo: trabajo y prosperidad. Es incomprensible que una tan completa provincia sea la primera en datos negativos en promoción de empleo y oportunidades. Considero que hay que darle la vuelta al marcador. Y, respecto a España, deseo en principio se llegue a una fraternidad de verdad y, se olviden de una vez los enfrentamientos con faltas de respeto a quien sea, porque no avanzaremos si no cooperamos en nuestra medida a solucionar los entresijos de un mundo nuevo que ya nos merecemos y podemos conseguir a base de trabajo y aflojando tensiones, odio, rencillas que, para nada valen y, menos, para progresar.
Propongo por ello un foro democrático, donde con independencia de preferencias políticas y tendencias de clientelismos, los elegidos para el debate puedan exponer sus ideas sobre la Huelva de la Nueva Era, y quede reflejado en el mismo los puntos de vista de las diferentes Conferencias o Ponencias, con el fin de un diagnóstico por el que comenzar a trabajar.
Rafael, que me han resultado muy interesantes las respuestas a esta entrevista, que quedamos emplazados para vernos, sentarnos y hablar todo y de todo lo que creamos conveniente y decirte, que es un auténtico lujazo tenerte como amigo