Home Made in Huelva Vicente Ballester: “Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo” 
Vicente Ballester: “Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo” 

Vicente Ballester: “Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo” 

0
Carmelo Vicente Ballester Sanz, nuestro entrevistado de hoy es una de esas personas entrañables que te encuentras en la vida. Lo conocí en los años 80 en Isla Cristina, donde nos presentó Vicente Sanchis, en aquellos momentos director de la Coral polifónica de la antigua Higuerita. Con Ballester hubo desde el primer momento empatía, como nos lo demostramos cada vez que coincidimos. Intento no perderme cada vez que actúa su Orfeón en algún concierto en Huelva, lo cual es una gozada y para ello cuento con la complicidad de mi tocayo, el doctor José Luís Mendoza que suele informarme.
Vicente Ballester: "Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo" 
Vicente es un auténtico enamorado de su profesión, aparte de ser toda una autoridad. Ha dirigido bandas de música, corales polifónicas de prestigio, y su reputación artística, rebasa nuestras fronteras provinciales. Ha sido creador de composiciones importantes, marchas de procesión, tanto de Semana Santa como de hermandades de gloria, pasodobles taurinos, himnos, para grupos de cámara…
Como persona es todo un lujo tenerlo como amigo. Siempre tiene una sonrisa a la hora de saludar, trabajador incansable para el mundo de la música, perfeccionista, exigente, pero no se le nota, pues sabe cómo decir las cosas. Vamos, todo un crack, tanto a nivel profesional como personal.
Puesto en contacto con Vicente, para solicitarle esta entrevista, accede encantado y comenzamos preguntando lo siguiente:
-¿Qué opinión tienes de la situación que  estamos viviendo?
-Desde mediados de marzo vivimos en casa, una doble sensación, primero de expectación porque no sabíamos a lo que nos estábamos enfrentando por aquellos días y segundo de gran preocupación por lo que pudiera venir a consecuencia del confinamiento.
Recuerdo que nos acostábamos a dormir aquellas primeras noches, con el deseo de que mañana estuviera todo algo mejor y a media mañana siguiente todo iba peor, más infectados, más hospitalizados y lo pero más muertos.
Mi esposa -Manoli Rodríguez- y yo  comentábamos lo extraño de la situación: ya no se podía salir a la calle sin motivo justificado, no se podía acudir a tus actividades cotidianas, sólo podías pensar en cómo nos podríamos adaptar a la nueva situación sobrevenida por la pandemia y dejar pasar el tiempo y esperar que mejorase.
-¿Qué hiciste en tu día a día, durante el confinamiento, dónde y con quién lo pasaste? 
-El jueves 12 de marzo se pusieron en contacto conmigo desde el departamento de cultura del ayuntamiento de Huelva, para explicarme que cerraban las instalaciones de la Casa Colón por precaución, y debido a que el Orfeón y Escolanía de Huelva tiene allí su sede, nos vimos obligados a suspender toda actividad coral. Por aquellos días, acostumbrábamos mi esposa y yo los fines de semanas, a acudir a nuestra residencia de verano en Urbasur (Isla Cristina). Así lo hicimos también ese fin de semana y al ver lo que venía, decidimos quedarnos  allí para todo el confinamiento. A mediados de mayo y por motivos de enfermedad de un familiar, tuvimos que viajar a Valencia y aquí seguimos.
El día a día era más llevadero. Afortunadamente puedo decir que mi trabajo es, mi gran pasión y mi hobby. Aproveché que teníamos tiempo y leía mucha música, estudiaba partituras, incluso compuse una pieza nueva para el Orfeón, una Jarcha, con la letra propuesta por mi amigo José Rico Romero.
Lo que más buscaba era, cómo podíamos adaptarnos a esta nueva forma de vivir confinados y sin rozarnos con la gente como hasta entonces. Una de mis principales preocupaciones era como tratar de mantener al grupo unido. El Orfeón y Escolanía de Huelva son entidades artísticas amateurs y por lo tanto se requiere de un entrenamiento diario, constante, y personalizado. “Si no se ensaya no se podrá actuar y si no se hacen conciertos no vamos a poder reunirnos”.
En los primeros días de confinamiento se me ocurrió enviar a los componentes del Orfeón, unos ejercicios tipo test, para que me contestaran varias preguntas sobre teoría y lenguaje musical. Eso mantuvo al grupo entretenido un par de semanas y de paso valoraba el aprendizaje en las clases de Lenguaje Musical del grupo.
A primeros de abril viendo que se alargaba el confinamiento decidí, junto con la junta directiva del Orfeón, que íbamos a grabar un video con una de nuestras canciones más emblemáticas, “Cerca del arco Iris”, con letra adaptada al momento, la cual adjunto enlace: https://youtu.be/EJupk9BYVhI para dar ánimo a los componentes y que nuestro público viera que no estábamos parados, que seguíamos activos a pesar del confinamiento.
A mediados de abril, buscando la mejor forma de adaptarnos a lo que venía, acordamos comenzar los ensayos a través de videollamadas, los cuales han resultados una estupenda forma de trabajar y adelantar el aprendizaje del repertorio.
Vicente Ballester: "Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo" 
-¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo el mundo de la música? 
-Estamos viendo ya que nos ha cambiado la vida, la forma de comunicarnos, de socializarnos,  de relacionarnos, y esta manera ha venido para quedarse. Tenemos que ser conscientes que ha cambiado casi todo en nuestras vidas y que debemos vivir con mucha precaución para no infectarnos y cuidar de nuestros mayores. En cuanto a la vida musical, está claro que tardará en volver a ser lo que era y muchas agrupaciones se perderán por falta de estímulos.
Para una agrupación amateur, se hace muy difícil el día a día, si no hay previstas actuaciones donde descargar lo acumulado en los ensayos. La distancia de seguridad de los cantantes de una coral es de 2 metros entre componentes, lo cual se hace bastante complicado a la hora de optimizar espacios y compenetración entre los distintos cantantes. La música ha sido una de las grandes perjudicadas en esta situación de confinamiento o pandemia, ya que ha quedado todo paralizado, conciertos, actuaciones, musicales, grabaciones, publicaciones, etc., y luego con un aforo limitado al 50%, algunas producciones no llegan a cubrir gastos de producción y por ello van a dejar de hacerse. Para la música en general va a ser la gran ruina.
-¿Has pasado miedo en algún momento? 
-Las primeras semanas, todos teníamos muchas incertidumbres, inseguridad en los desplazamientos, pequeños momentos de desazón al ver que no era solo cosa de 15 días. Miedo en sí no, porque los gobernantes aseguraban el abastecimiento y la seguridad, pero preocupación mucha.
-¿Qué proyectos tienes para el futuro? 
-El principal objetivo dadas las circunstancias, es volver al punto donde lo dejamos el 15 de marzo, es decir, volver a disponer de un Orfeón y Escolanía de Huelva con plena operatividad y dispuestos para cualquier actuación y concierto. Tener operativa y funcionando nuestra Escuela de Canto, para enseñar a nuestros alumnos a interpretar.
-¿Qué es lo que has echado de menos en estos más de cuatro meses que llevamos pandémico? 
-Lo que más se ha echado de menos ha sido la relación con las personas, amigos, familiares, poder reunirnos para charlas, comer, viajar, etc.
-¿Cómo “venderías” Huelva para atraer inversores y turismo? 
-Huelva tienen un gran potencial y muchas cualidades en diferentes productos tales como, el jamón, los productos de la mar, su costa, su sierra, los vinos del Condado, sus lugares colombinos, una campiña repleta de cultivos, etc., y sobre todo un clima suave casi todo el año.
-¿Crees que si siguen los rebrotes, volveremos a estado de alarma? 
Ya no estamos seguros de nada, pero así no vamos bien. Cada día hay más rebrotes y si no tomamos medidas claras, se pone peor. Debido a la relajación de algunos sectores como el ocio nocturno, estamos viendo todos los días nuevos contagiados. Nuestro principal objetivo sigue siendo, volver a la normalidad cuanto antes, por lo que hay que extremar las medidas de seguridad y evitar nuevos rebrotes.
Vicente Ballester: "Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo" 
-¿Musicalmente, qué nivel tienen los jóvenes onubenses? 
-Los jóvenes onubenses gozan de un extraordinario nivel musical y totalmente competitivo, gracias a sus talentos y buen profesorado tanto en los conservatorios de la provincia, como en las Escuelas Municipales existentes en muchas localidades. Hay un nutrido grupo de jóvenes onubenses estudiando música en otros conservatorios españoles e incluso en el extranjero, (Alemania, Holanda, Bélgica, EEUU) etc., en la mayoría de casos debido a que buscan un profesor determinado, pero todos ellos con un extraordinario nivel musical.
-Vicente, estamos llegando al punto y final de esta charla que ha sido muy entretenida e ilustrativa ¿quieres añadir cualquier otra cosa? 
-Me gustaría añadir que está muy bien que se promuevan actuaciones y conciertos de grupos y artistas foráneos, porque enriquecen el panorama cultural, pero que procuren los que puedan, que la cultura de base, esa que se fragua en el barrio, en la asociación de Vecinos, etc., que no les falte el apoyo institucional, porque es totalmente digna y necesaria para el equilibrio social y cultural.
Vicente Ballester: "Los jóvenes onubenses gozan de un gran nivel musical y totalmente competitivo"