Home Rincón Choquero ‘La Feli de Huelva’, un torbellino de colores que sufre por no poder repartir abrazos
‘La Feli de Huelva’, un torbellino de colores que sufre por no poder repartir abrazos

‘La Feli de Huelva’, un torbellino de colores que sufre por no poder repartir abrazos

0

Natural de Frankfurt (Alemania), su idilio con el flamenco comenzó siendo una niña, la conocí hace unos años cuando ambos coincidimos como jurado en un certamen de belleza. Me estoy refiriendo a la bailora Felisa Fernández Victorio, la ‘Feli de Huelva’ como a ella le gusta que la llamen.

Desde el primer momento me di cuenta que además de ser guapa, simpática e inteligente, era empática y rebozaba optimismo y “huelvanía” por los cuatro costados, pero sobre todo me percaté de que era “güena gente” con mayúscula.

Hablar de mi tocaya es sinónimo de optimismo, animación, entusiasmo, efervescencia, euforia; vamos, un torbellino de colores de esos que no debe faltar en la vida de cada hijo de vecino.

Pero para que la conozcan un poco más, he querido traerla a esta vuestra sección semanal, así que vamos allá.

-Te gusta que te llamen la ‘Feli de Huelva’ pero naciste en Frankfurt.

-Jejeje… qué te gusta escucharme, si tú sabes que soy más de Huelva que un choco. Y allá donde voy llevo a Huelva por bandera, me encanta que digan ahí viene la ´Feli de Huelva´. Cierto es que en mi DNI pone que soy alemana, pero fue circunstancial, porque mis padres emigraron y nací allí. Pero al año de yo nacer mis padres volvieron a sus raíces, a su tierra, a mi Huelva. En definitiva, que llevo toda mi vida en esta bendita tierra y me siento choquera por los cuatro costados.

-¿Cuántos años llevas bailando?

-Ufff ya hace muchos años

-¿No me dirás que ya en la barriga de tu madre dabas algunas “patás”?

-Jejeje, no te creas. Comencé muy jovencita de la mano de Matilde Coral, grande entre las grandes. Y posteriormente en la Peña Flamenca de Punta Umbría tomé clases con Carmen Giraldez. Sin duda aprendí de dos grandes maestras. Y yo, que entonces era muy ladrona de vista, porque dicen que los niños chicos son esponjas, lo veía y luego lo hacía igual.

-¿Quién ha sido tu referente en el baile?

-Han sido varias, ya que en España siempre ha habido grandes bailaoras. De pequeña me encantaba Carmen Amaya, pero no puedo dejar en el tintero a Matilde Coral y Cristina Hoyos.

'La Feli de Huelva', un torbellino de colores que sufre por no poder repartir abrazos
‘La Feli’ con Cristina Hoyos

-¿Por qué te decidiste por ser bailaora y no por cualquier otro tipo de disciplina en la danza?

-Tocayo, eso es algo que siempre lo tuve muy claro: el flamenco me encanta, me fascina, lo llevo en mis entrañas. Yo soy flamenco.

-¿Cómo te definirías como bailaora?

-Espontánea y con mucho sentimiento.

¿Cómo es tu momento antes de salir a escena? ¿En qué piensas?

-Antes de salir el pellizco siempre está ahí para que te salga tó bonito. Pero una vez que pisas el escenario ya no piensas, vas al compás del cante, la guitarra y ya te metes en tu mundo y te dejas llevar.

-Aunque ya has dejado de bailar y te dedicas más a la enseñanza, he tenido la suerte de verte en algún acto benéfico y tu cara lo dices todo, sientes lo que haces, vives intensamente la música que bailas ¿cómo se consigue eso?

-Cuando salgo a bailar dejo de ser Felisa Fernández y me transformo en ´La Feli´, me sale el duende y transmito todo lo que llevo dentro. Y eso es lo que intento inculcar en mis clases, tanto de baile flamenco como de castañuelas. No sabes lo enriquecedor y lo que disfruto en esos cursos en Centros Sociales como Los Desniveles, Santa Gema y en Prisión. Gozo con lo que hago.

-Tu pareja perfecta de baile fue el Lolo, pero al cante siempre preferiste a Vicente Redondo ‘El Pecas’ ¿Por qué?

-El Pecas que tiene tó el arte, siempre me acompañaba desde que yo tenía 12 años y su cuñao ´El Choro´ era el palmero, por lo cual eran mis mejores aliados. Sin olvidar al Lolo, mi pareja de baile…Jejeje peazo de cuadro flamenco, donde íbamos armábamos el lío.

'La Feli de Huelva', un torbellino de colores que sufre por no poder repartir abrazos
‘La Feli de Huelva’ junto al Lolo

-Siguiendo en clave de parejas, desconocía que Serafín, tú marido, un gallego afincado en Huelva fue jugador del Recre ¿Cómo se lleva esa relación entre un gallego y una andaluza de pura cepa?

-Ufff…es verdad. Él llegó del Coruña a jugar en el Recre y aquí estamos muchos años después felizmente casados. Pero a la pregunta: es un binomio de contraste, Serafín es agua y yo fuego, eso sí, los dos nos hemos adaptado…o mejor pregúntale a él. Porque llevarme a mi pa´lante…jejeje

¿Actualmente y con la Covid sigues dando clases?

-Como sabes yo trabajo para el Consistorio de la capital y cuando la pandemia se hizo patente, me dijeron y con buen criterio que había que aparcar las clases. Aunque si es verdad que he dado alguna lección por videollamada, algo y tú que me conoces no me ha gustado, pues soy persona de cercanía y no poder ver a mis alumnos es algo que me está costando. Me quedo con los mensajes tan cariñosos que mandan muchos de ellos y deseando de que todo vuelva a la normalidad para poder seguir disfrutando de lo que me gusta.

¿Conociéndote, como llevas lo de la distancia social y las mascarillas? con lo que te gusta dar un abrazo e ir sonriendo allá por donde va.

-Ni te imaginas, sabes que yo soy muy espontánea y cuando veo alguna persona que aprecio me gusta abrazarla y sentirla. Lo llevo muy malamente y aunque siempre voy con mi mascarilla, no te voy a engañar…jejeje se me va algún abrazo, aunque rápidamente reacciono y me retiro.

-Hablando de la Covid ¿Crees que pronto se encontrará la vacuna?

-Como soy optimista por naturaleza, espero y deseo por el bien de la humanidad que pronto se encuentre la vacuna. Pero cuando me pongo a pensar la cantidad de personas que se están quedando en el camino y los pequeños comercios que están cerrando y el paro que todo esto está generando me hace sentirme muy triste. Dios quiera que esto acabe pronto.

-Este año has encarnado en la Cabalgata de Reyes a la ‘Estrella de la Ilusión’. Y estoy convencido que una de las visitas más emotiva sería la de los ancianos en los Asilos ¿Qué piensas que ahora con la Covid no puedan recibir visitas?

-Tremendo que personas que nos han traído al mundo y han dado su vida por nosotros, muchos con sus cabezas muy bien amueblada, no puedan recibir el mimo y las carantoñas, con la falta de amor y afecto que están de sus familiares. Sin duda, me causa mucha tristeza.

Por último, amiga, solo me queda decirte gracias por atenderme con esa cordialidad que te caracteriza y como la entrevista ha sido telefónica, espero que más pronto que tarde, pueda darte un abrazote que tanto se me apetece. Seria señal inequívoca que el covid fue un fantasma que ya se marchó.

'La Feli de Huelva', un torbellino de colores que sufre por no poder repartir abrazos