Home Gente El onubense Pablo A. López: “Adelgazar tras el confinamiento debe ser un proceso gradual”
El onubense Pablo A. López: “Adelgazar tras el confinamiento debe ser un proceso gradual”

El onubense Pablo A. López: “Adelgazar tras el confinamiento debe ser un proceso gradual”

0

Pablo Antonio López ostenta el cargo de Vicedecano del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía. Este joven triguereño compagina su actividad profesional en la Clínica del Carmen de Huelva y en Policlínica Conde de Trigueros, con la gestión de la nutrición de dos equipos de fútbol de la capital, como son el Sporting Club de Huelva y el Recreativo de Huelva (lleva junto al Decano 6 temporadas deportivas).

Hoy en diariodehuelva.es conocemos cómo ha sido el comportamiento de sus pacientes y, en general, de los ciudadanos durante estos meses de confinamiento en relación a la alimentación. Un tiempo de parón en el que el estrés, la incertidumbre y la imposibilidad de salir de casa han provocado, en muchos onubenses, malos hábitos alimenticios. El dietista-nutricionista nos explica cuáles han sido las conductas provocadas por la pandemia.

-Pablo, A nivel general, ¿se ha descuidado la alimentación durante estos meses de parón?

-No ha habido un patrón común de comportamiento. Me he encontrado de todo. Algunas personas han aprovechado el encierro para comer bien, aprender a cocinar, descubrir recetas saludables y planificar comidas y compras, ya que al salir menos, las compras se han hecho de una manera más consciente.

Sin embargo, también hay quiénes han visto la cuarentena como una oportunidad para relajarse: comiendo patatas fritas, dulces y bebiendo más cerveza. De hecho se ha comprado más harina y cerveza en los comercios. Es verdad que algunos han hecho un buen uso de la harina (para hacer pan casero, por ejemplo), pero otros han abusado de recetas de repostería a diestro y siniestro.

-¿Hay más sobrepeso?

-Es verdad que estos meses la actividad ha disminuido muchísimo y no solo la actividad deportiva. Salir a ver a un familiar o incluso salir a comer  fuera ayudaba a mantenerse activo. Quien ha ido a trabajar, incluso, tras el trabajo se ha ido a casa y ese movimiento se ha visto disminuido. Es por eso que ese gasto del día a día, (al margen del deporte), ha visto reducido. Esta situación ha hecho que sea más fácil coger peso. Aquellos que estaban a dieta, además, han tenido un ritmo de pérdida de peso más lento.

En general, antes y después de la cuarentena, los pacientes que han aumentado de peso no han subido muchos Kilos. Se ha engordado entorno a 1,5 Kg de media.

-¿Por qué se ha descuidado la alimentación?

-Sobre todo, por las emociones. A nivel emocional, esta situación imprevista nos ha cogido fuera de juego. Un estrés que se ha reflejado en la alimentación. Por otro lado, el hecho de estar más tiempo en casa, inactivos, ha hecho que muchos vieran la alimentación como un entretenimiento: se ha disparado el consumo de snacks poco saludables, refrescos, patatas fritas…

El onubense Pablo A. López: "Adelgazar tras el confinamiento debe ser un proceso gradual"
El dietista-nutricionista Pablo A. López en una de sus consultas

Pablo A. López asegura que tras el confinamiento, los motivos de consulta siguen siendo variados. Pacientes que necesitan atención por alguna enfermedad, deportistas que quieren cuidar su alimentación y mejorar el rendimiento y gente nueva que quiera bajar de peso tras haber descuidado sus hábitos alimenticios.

-¿Tiene la gente ganas de cuidarse?

-Sí. Si antes esto preocupaba, ahora más después del confinamiento. Es cierto que la nueva normalidad ha coincidido con el verano y la gente quiere estar en forma para ir a la playa. Por tanto, tras este tiempo de baja actividad hay ganas de bajar el peso que se ha cogido.

-¿Qué recomendaciones haces para aquellos que quieren volver a estar en forma tras los excesos?

-Que no nos volvamos locos. El peso que se ha cogido en dos meses y medio no se puede perder en dos días, sino poco a poco. Tenemos que olvidar las dietas milagro, llevar a cabo una alimentación variada, comer productos de temporada (el mejor momento y precio), legumbres, carne, pescado, fruta, verdura, huevos, pasta, arroz…

En definitiva, que se repartan las comidas durante el día (desayuno, almuerzo y cena, con media mañana y merienda), beber mucha agua (adiós a los refrescos, zumos envasados…) y hacer ejercicio para retomar una forma de vida saludable.