Home Cuenca Minera La Cuenca Minera no abrirá las piscinas públicas y suspende todas las fiestas por temor al coronavirus
La Cuenca Minera no abrirá las piscinas públicas y suspende todas las fiestas por temor al coronavirus

La Cuenca Minera no abrirá las piscinas públicas y suspende todas las fiestas por temor al coronavirus

0

Los ayuntamientos de los siete municipios que conforman la Cuenca Minera de Huelva (Minas de Riotinto, El Campillo, Nerva, Zalamea, Campofrío, La Granada y Berrocal) han comunicado a sus respectivos vecinos que mantendrán cerradas al público este verano las piscinas municipales por temor a la propagación del coronavirus a pesar de que estará permitido cumpliendo una serie de normas higiénicas y de control. También suspenden todos las fiestas del verano.

La medida afecta a los 15.500 habitantes que residen en la comarca y a los miles de visitantes, familiares y antiguos residentes que vuelven a sus pueblos en verano para pasar las vacaciones estivales, especialmente coincidiendo con las fiestas y verbenas populares.

En la nota conjunta firmada por los alcaldes y alcaldesas de la comarca minera de forma consensuada resaltan que “ante el riesgo de contagio por Covid-19 que supone la apertura de las piscinas municipales, siendo una zona pública donde se concentran personas y son lugares susceptibles de contagio y propagación del virus, éstas permanecerán cerradas y no se abrirán al baño en un principio, a expensas de cualquier cambio que pueda suceder durante los meses estivales”.

La Cuenca Minera no abrirá las piscinas públicas y suspende todas las fiestas por temor al coronavirus

El comunicado de los siete alcaldes y alcaldesas explica que se ha decidido tomar esta decisión tan importante de forma consensuada para que “los vecinos de nuestros municipios sientan la unión de nuestros pueblos, con una línea a seguir y velando ante todo por la seguridad y la salud de nuestros ciudadanos”.

Sin fiestas en verano

Los regidores municipales de la comarca minera anuncian también que suspenden también de forma permanente “los festejos próximos de todos los municipios. Se suspenderán hasta finales del próximo mes de septiembre, donde evaluaremos de nuevo la situación para tomar el camino más correcto”.

“Nuestros ayuntamientos se suman así a la mayoría de los municipios de la provincia de Huelva”, añade la nota que hace oficial la suspensión de los típicos y populares festejos veraniegos en cada uno de los municipios.

Los mandatarios municipales aseguran “ser conscientes de la decepción que suscitará esta difícil decisión, sobre todo en la población infantil, pero la tomamos anteponiendo un bien mayor como es la salud de todos“.

En el comunicado oficial, que ya está siendo compartido en muchas de sus redes sociales municipales, piden “disculpas al tiempo que agradecemos la comprensión, así como el esfuerzo que estáis haciendo por cumplir las normas de prevención del Covid-19”.

En el comunicado de los alcaldes no se incluyen referencias, pero las fiestas y verbenas de verano atraen cada año a esta comarca a miles de vecinos residentes en Cataluña, Madrid y otras zonas españolas por lo que aumenta significativamente la población de estos siete municipios. Por todo ello en las tradicionales fiestas estivales se producen concentraciones diarias con miles de personas, contactos estrechos entre familiares, amigos y conocidos. Un episodio que puede facilitar el contagio de la Covid-19 y la propagación del coronavirus entre la población.

Antes que las fiestas, Zalamea la Real ya anunció la suspensión de las ya tradicionales Jornadas Musulmano Cristianas, que tienen lugar cada mes de julio y este año iban a alcanzar su décimo sexta edición.

La Cuenca Minera no abrirá las piscinas públicas y suspende todas las fiestas por temor al coronavirus

“La Junta Directiva de Cistus Jara, de común acuerdo con el Ayuntamiento de Zalamea la Real, debido a la situación sanitaria derivada de la pandemia del COVID 19 y ante la falta de certeza de que las XVI Jornadas musulmano-cristianas  puedan llevarse a cabo con  la normalidad y lucidez  que corresponde a este evento que congrega a miles de personas venidas tanto de Huelva como de otras provincias, sin poner en riesgo todo lo que hemos avanzado en  seguridad y salud de la población, con todo su pesar, ha acordado suspender la celebración de las Jornadas de 2020″, resumía el comunicado oficial.

Hasta ahora, la mayor crisis sanitaria a la que se ha enfrentado nuestro país en democracia ha acabado con todas y cada una de las señas de identidad de la primavera onubense. Ya lo hizo con la Semana Santa, luego con las romerías de primavera y ahora con las fiestas de verano.