Home Andévalo Alosno Isabelo Ramírez, confinado en Alosno, ordenando recuerdos
Isabelo Ramírez, confinado en Alosno, ordenando recuerdos

Isabelo Ramírez, confinado en Alosno, ordenando recuerdos

0
Sin lugar a dudas uno de los futbolistas de Huelva con mayor trayectoria deportiva ha sido Isabelo Ramírez. Como futbolista llegó a lo más grande, jugar en la élite e incluso llegando a lucir la camisola de la selección española. Fue el gran capitán del Recreativo del primer ascenso a la división de honor.
Isabelo Ramírez, confinado en Alosno, ordenando recuerdos
Como entrenador, nunca quiso “sacar” el título para poder dirigir en el fútbol profesional pero indudablemente a nivel provincial se sentó en los banquillos con notable éxito en un buen número de equipos, obteniendo ascensos en la mayoría de ellos. En distintas etapas fue segundo entrenador del Recreativo.
Tener a Isabelo en el banquillo era sinónimo de triunfos. Persona de fuerte carácter en la parte profesional, es un cachito de pan fuera de los terrenos de juego.
En la actualidad es el presidente de la Asociación de Veteranos del Recreativo y comentarista en La Tertulia Recreativista de Teleonuba
Me pongo en contacto con él y la primera pregunta es dónde está pasando su encierro
Amigo José Luis aquí estamos en Alosno con Mary, mi mujer, porque cuando dieron órdenes de no salir de casa nos cogió un fin de semana aquí en el pueblo.
¿Como lo estás llevando?
Pues lo estamos llevando lo mejor que podemos sabiendo que es bueno para combatir al virus que se nos ha presentado sin llamarlo.
¿Que haces a lo largo del día?
Me levanto por la mañana sobre las 8, hago el desayuno para mi mujer y para mí, después conectamos con la 13 de televisión donde vemos la Santa Misa.Una vez a la semana vamos al supermercado o a la farmacia por algún medicamento, y esperamos la hora de comer. Después por la tarde vemos alguna película por la tele y como mi casa en el Alosno es grande, y tiene una segunda planta amplia, un día si y otro  no, hago tres cuartos hora de gimnasia para no perder tono muscular. Cuando llega la tarde noche, me pongo a repasar algunas cosas y ordenar otras hasta que la mujer toca el cornetín para cena. Después de cenar  me acuesto temprano, sobre las 11 y Mary un poco más tarde y esperar  otro día nuevo para hacer lo mismo. A groso modo, es lo que hacemos día tras día. ¡Ah! se me olvidaba, también a las 8 de la tarde salimos a la puerta a tocar las palmas como todos los vecinos, llamamos a mucha gente, nuestros amigos y a  mi familia fundamentalmente que está en Huelva. Hacemos videoconferencia con los móviles y así nos vemos, que es importante. Gracias Dios todos estamos bien. Pero también tenemos ganas de que esto pase ya, que es difícil y no sabemos cómo vamos a responder cuando salgamos de aquí, pero hay que tener esperanza.
¿Cómo crees que va a ser el día después de acabar el confinamiento?
Cuando todo pase,  ya después pensaremos en cómo afrontar la vida, sabemos que no va a ser igual pero tenemos que ser fuertes  y confiar  en los amigos en la familia y en ti mismo.
– Isabelo, que este año nos hemos quedado sin Rocío, y no podremos hacer el camino juntos como años atrás, pero vamos a tener fe y que el próximo sea diferente, y la pesadilla que estamos viviendo se quede en un mal recuerdo