Home Polo Químico Susto en Huelva por una enorme llamarada de fuego en el Polo Químico

Susto en Huelva por una enorme llamarada de fuego en el Polo Químico

0

Una enorme llama de fuego y un fuerte estruendo en el Polo Químico es lo que han visto algunos de los onubenses a los lejos sobre las 12 de la noche. El susto en pleno confinamiento ha corrido como la pólvora en redes sociales.

Según han informado los Bomberos de Huelva a diariodehuelva.es, no se trata de un accidente sino de una reacción normal de una de las antorchas en una de las plantas de Cepsa, que ha lanzado más fuego del habitual debido al arranque de la planta tras varios apagones de electricidad.

Poco después de ver el fuego, fue un vecino de la capital quien llamó a los bomberos que llegaron a desplazarse hasta la zona. Finalmente, regresaron al parque tras comprobar que no se trataba de un accidente.

Esta parada no programada de la planta ha hecho que la antorcha retomara la combustión con la llama más alta de lo normal. Las antorchas distribuidas en las instalaciones de Cepsa, son un elemento de seguridad imprescindible para asegurar la integridad de los equipos ante una parada imprevista y en operaciones de puesta en marcha y parada programada.

Estos sistemas de seguridad están específicamente diseñados para quemar el gas generado en las situaciones evitando así su emisión a la atmósfera. El quemador es la parte de la antorcha donde se realiza la combustión de los gases.

Un “antorchazo”

Tal y como explica la petrolera en su web, este fenómeno se conoce como “antorchazo” y se produce tras la llegada a la antorcha de una cantidad elevada de gases de combustión. Esto ocurre cuando se produce una liberación de presión por parte de los equipos conectados a la red de antorchas.

A veces son de gran envergadura y la mayor parte de los gases que se queman son GLP (Gases Licuados del Petróleo) o compuestos similares (propano, butano, pentanos…), con una combustión inocua. En ocasiones, ese antorchazo conlleva altas llamaradas y color negro por inquemados, pero dada la altura en la que se genera la combustión, a nivel de salud no tiene repercusión alguna según la compañía.