Home Sierra Encinasola Un marocho publica en internet su diario de confinamiento
Un marocho publica en internet su diario de confinamiento

Un marocho publica en internet su diario de confinamiento

0

Entre las diferentes iniciativas con las que se enfoca la crisis desatada por el coronavirus, encontramos  la de Tomás López, un profesor y escritor marocho que está publicando un ‘Diario de un confinado’, en el que va desgranando sensaciones sobre esta crisis sanitaria que asola al mundo.

Natural de Encinasola, López cuenta con una amplia trayectoria divulgativa sobre costumbres, foklore, cancionero y refranes de su pueblo y de otras zonas de la provincia, como la de Valverde del Camino, donde vive al ser profesior del IES Don Bosco. Desde su confinamiento valverdeño, sigue impartiendo clases virtuales a sus alumnos, y encuentra hueco para redactar crónicas de su confinamiento, que publica en su blog http://www.tomaslopezlopez.es/.

Se trata de impresiones sobre la pandemia, aportaciones literarias, recuerdos o sensaciones personales que están obteniendo un amplio eco y respaldo por parte de muchos lectores. Les ayuda a sobrellevar esta pesada y necesaria carga de quedarse en casa.

Comenzó el sábado 14 de marzo y desde entonces ha hablado de programas de radio, ha informado del decreto del Estado de Alarma, ha reconocido la labor de los sanitarios e incluso ha criticado a quienes pretenden sacar rédito político de la situación.

Complementa sus escritos con videos, canciones, poemas o coplillas marochas, además de fotos de su huerto o refranes adecuados a la situación, como ‘La buena lectura distrae, enseña y cura’.

Esta experiencia le está sirviendo para valorar positivamente los esfuerzos impulsados desde hace años para hacer virtual su labor, la educación, ya que incluso en esta situación puede mantener un trabajo on line que permite a sus alumnos seguir aprovechando el curso. Pensando en ellos, en esos chavales que “no son capaces de estar treinta minutos sin moverse del asiento”,  intenta hacerles más fácil sobrellevar este estado. Y también en sus padres y madres, para quienes estos momentos pueden servir para conocer mejor a sus hijos por la mayor convivencia que se está produciendo. A ellos, a los progenitores, vaticina que valorarán muy positivamente el trabajo de los docentes, ante la nueva situación.

Un marocho publica en internet su diario de confinamiento

Lo que peor lleva es, sin duda alguna, las cifas, a las que ha llegado a calificar de desalentadoras, de espeluznantes, de trágicas. Precisamente, afirma que lo peor de escribir este diario es tener que comprobar el número de muertos cada día.

López se une a los que critican los bulos y mentiras que circulan por internet, a los que califica como “basura”,  e intenta mantener el físico con ejercicios rutinarios. En algunas entradas, en lugar de valorar lo negativo de la epidemia, incluye tan sólo videos musicales o fotografías antiguas, para no “atafagar” a sus lectores, verbo que significa importunar con insistencia, y que aún se utiliza en Encinasola.

Su intención es siempre positiva, con frases y sugerencias como “es tiempo de estar unidos, de saber separar el grano de la paja, de obedecer, de tener fe, de ser fuertes mentalmente, de quedarnos en casa, de cuidarnos cada uno como fórmula de cuidar a los demás”. Entre los comentarios más emocionantes que ha aportado se encuentran las palabras de su nieta, que por videoconferencia, le dijo “abuelo, te voy a decir porque no puedo ir a verte: es que hay unos bichitos muy pequeños por las calles que si salimos nos pican, y la policía está buscándolos para castigarlos, así que hasta que no los encuentren a todos…

Tomás López López siempre se ha sentido atraído por los aspectos socioculturales del ámbito rural, investigando sobre las costumbres, tradiciones, folklore, rituales y hábitos de Encinasola y Valverde del Camino. Fruto de esta pasión, ha publicado varios libros, como ‘Encinasola: Retrato de una época’ (2000); ‘Cancionero y tradiciones de Encinasola’ (2002); ‘Si quieres que te cante la Nochebuena…’ (2008); ‘Dicen que Valverde tiene’ (2010); ‘A compás de Palmas’ (2011); La escuela de Encinasola’ (2012); o Desde el aguardo’ (2014).

Un marocho publica en internet su diario de confinamiento