Home Made in Huelva Jaguar I-Pace: arte en prestaciones eléctricas
Jaguar I-Pace: arte en prestaciones eléctricas

Jaguar I-Pace: arte en prestaciones eléctricas

0

La provincia de Sevilla, concretamente el Aljarafe,  ha sido el escenario de  la presentación a los  medios de comunicación andaluces del Jaguar  I-Pace, un vehículo eléctrico capaz de convencer a los conductores más exigentes. Atlántida Premiun, concesionario Jaguar para Huelva y provincia, es el lugar ideal para que el usuario que lo desee pueda pasarse por allí y conocer este modelo más a fondo, donde un gran equipo de profesionales, le atenderán y lñe explicaran cion todo lujo de detalle, las características de este automóvil

Nosotros le adelantamos lo siguiente. El nuevo eléctrico puro de Jaguar, el I-PACE, hace que la propiedad de un vehículo eléctrico se vuelva emocionante, accesible y más práctica que nunca gracias a su diseño único, la evolución tecnológica de sus baterías y los sistemas de recarga públicas. Esta combinación lo convierte en el EV más deseable del mundo, el más eficiente y el más agradable de conducir.

Con una batería de última generación de 90kWh compuesta por 432 celdas elegidas por su alta densidad energética y una superior gestión térmica, el I-PACE ofrece una autonomía de 470 km en el ciclo WLTP.

El propietario será capaz de recargar la batería hasta el 80 por ciento desde 0 en tan solo 40 minutos con un cargador rápido CC de 100kW o ampliar su autonomía 100 kilómetros en solo 15 minutos. Alternativamente, con un cargador de pared (Wall box) de 7kW, el I-PACE se recargará hasta el 80 por ciento en alrededor de 10 horas, un tiempo ideal para la recarga nocturna en casa.

Un paquete de sistemas inteligentes bien optimizados y unas apps para el móvil permiten al propietario del I-PACE la tranquilidad necesaria ya que puede monitorizar la carga de su vehículo desde cualquier punto o confirmar el alcance de su autonomía a mitad de camino. Por ejemplo, el propietario puede pre acondicionar la batería y el habitáculo antes de iniciar su viaje para ampliar su autonomía. El uso de energía eléctrica de la red para acondicionar el vehículo cuando está enchufado, permite no perder autonomía.

Jaguar ha diseñado el I-PACE para funcionar tanto en climas fríos como cálidos y con temperaturas de hasta -40ºC, lo que significa -10ºC más que otros EV convencionales. La baja resistencia de las celdas, el aislamiento del paquete de la batería y el avanzado sistema de gestión térmico trabajan en armonía para que el I-PACE funciones en cualquier situación.

Con temperaturas moderadas, la batería usa un enfriador para mantener la mejor eficiencia energética. Una unidad de refrigeración unida al sistema de climatización del vehículo se activa solo cuando hace mucho calor para controlar la temperatura de las celdas y maximizar la potencia disponible.

En condiciones de frío, una bomba de calor ayuda a mantener las condiciones óptimas de trabajo de las celdas y del habitáculo del coche. Este sistema es mucho más eficaz que un calentador convencional porque utiliza la energía del exterior y el calor extraído de los inversores y la unidad de potencia para calentar el habitáculo, en lugar de depender únicamente de la energía de la batería. De este modo se puede ampliar la autonomía en casi 50 km, incluso en un invierno helador.

Cada uno de los dos motores eléctricos de imanes permanentes síncronos diseñados por Jaguar mueven los ejes delantero y trasero. Cada motor, situado alrededor de una compacta transmisión epicícloidal de una sola velocidad, y un diferencial, facilita el par necesario de forma instantánea y precisa a las cuatro ruedas, de forma que el I-PACE puede adaptar constantemente el reparto de potencia necesario entre el eje delantero y el trasero según las condiciones de la carretera.

Concebido desde el principio como un EV de altas prestaciones, el I-PACE ofrece una dinámica de conducción y un confort fascinante en el día a día, con un equilibrio único entre conducción, refinamiento y control. Jaguar ha situado la batería lo más baja posible, entre los dos ejes para conseguir un reparto del peso 50:50 y un centro de gravedad 130mm más bajo que el F-PACE, con lo que optimiza la estabilidad y reduce el balanceo de la carrocería.

Una avanzada suspensión delantera de doble triángulo y una trasera Integral Link ofrecen una conducción increíble con mucho confort y la resistencia al balanceo necesaria en una conducción dinámica. Con ellas se asegura un manejo excelente, un buen agarre y la mejor respuesta de la dirección. El diseño de la ligera y compacta suspensión está conectada por brazos de aluminio para reducir el peso mientras que facilita más espacio interior.

La suspensión neumática opcional con Adaptive Dynamics y la amortiguación variable continua también le dan al I-PACE una conducción deportiva, ágil y equilibrada. Con la configuración autonivelante, incluso cuando el vehículo está completamente cargado, mantiene una óptima geometría. Como resultado, los pasajeros disfrutan de un excelente confort en todo momento y la suspensión absorbe los baches y control de la carrocería con naturalidad en cualquier situación.

El I-PACE también permite al conductor seleccionar más o menos la fuerza de la frenada regenerativa para optimizar y maximizar  la autonomía. Cuando se selecciona la posición más alta el sistema permite conducir prácticamente con el pedal del acelerador, puesto que al levantar el pie del mismo el coche ya empieza a frenar. Es incluso posible llegar a una fuerza máxima de regeneración de la frenada de 0,4G.

En situaciones de tráfico intenso el conductor puede desconectar el sistema de frenada para mejorar el confort. Entonces el conductor puede manejar el movimiento simplemente levantando el pie del acelerador sin necesidad de frenar y el coche se aguantará, incluso parado en una cuesta.

 

 

 

¡Cuéntanos!