Home Patrimonio religioso en la Sierra Finaliza la restauración del retablo de la parroquia de Galaroza
Finaliza la restauración del retablo de la parroquia de Galaroza

Finaliza la restauración del retablo de la parroquia de Galaroza

0

La labor que está llevando a cabo la Comisión Parroquial de Galaroza está dando sus frutos. Muchas rifas, actividades sociales, como la degustación de migas del domingo pasado, la tómbola durante las fiestas patronales y otras tareas han permitido afrontar buena parte de los gastos de mejora en la parroquia de la Concepción cachonera.

Especialmente importante ha sido la restauración de su retablo, cuyos trabajos acaban de concluir. Han sido realizados por Daniel Sánchez Vázquez y su taller de carpintería artesanal religiosa, y se piensa convocar la inauguración oficial de los trabajos el próximo día 8 de diciembre, con motivo de la festividad religiosa de la Purísima.

Durante varios meses, la parroquia ha estado limitada en su utilización por parte de los fieles, ya que los andamios que cubrían el retablo ha obligado a celebrar bautizos o funerales en la Ermita del Carmen.

Los trabajos en el retablo mayor han resultado muy destacados. Se trata de una gran estructura, de 14 metros de altura por 10 metros de ancho, aproximadamente.

Casi un año de intenso trabajo ha sido necesario para llevar a cabo esta restauración y la de todos sus elementos e imágenes. Su origen se encuentra en el siglo XVIII de estilo y proviene del Convento de la Victoria de Estepa, siendo donado por Teresa Vázquez, viuda de Osborne, tras la quema del original, un magnífico ejemplo de colaboración entre artistas cachoneros y portugueses.

Entre sus imágenes destaca la Purísima Concepción, cuya hechura está documentada en favor de Juan Bautista Petroni. También se ha restaurado toda la imaginería del retablo, consolas, marcos, blandones, sagrario, manifestador, los cuatro arcángeles ceriferarios, peanas y otros elementos. Los autores de la restauración opinan que existen tallas relacionadas con autores tan fundamentales para la imaginería andaluza como Martínez Montañés, Astorga, Cristóbal Ramos o Montes de Oca.

Una iglesia, en definitiva, que forma parte reseñable del patrimonio onubense y que ha podido ser embellecida gracias al trabajo de muchos cachoneros y a algunas donaciones económicas como la de Antonio Domínguez. Según la Comisión Parroquial, se podría abordar a medio plazo otras reparaciones necesarias como las del órgano parroquial del templo.