Home Sierra Aroche ‘Horizontes de pobreza’, la historia de La Raya y el contrabando
‘Horizontes de pobreza’, la historia de La Raya y el contrabando
0

‘Horizontes de pobreza’, la historia de La Raya y el contrabando

0

Llega al público el último libro de Casto Sancha Maestre. El arocheno ha publicado una novela titulada ‘Horizontes de pobreza’, centrada en la realidad de la vida en las sierras que delimitan la frontera entre la Sierra y Portugal.

La presentación de la obra tendrá lugar el próximo sábado 16 de noviembre, en el marco de las XXXIV Semana Cultural del Centro Cultural ‘Las Peñas’.

El subtítulo del libro, ‘Tierra, frontera y hambre’, ya alumbra su contenido. A José, el campo no le da lo suficiente para alimentar a su familia. La herencia que le dejan sus padres, le obliga a largas horas de faena, de sol a sol. Sus manos encallecidas por los surcos del terruño le hacen meditar, buscar una rendija de luz en la oscura posguerra. “Descubre entonces los horizontes que coronan la pobreza y se echa al monte con la mochila a cuestas, con la sierra y el café como esperanza de estos contrabandistas que cruzan la Raya portuguesa y se aventuran a luchar contra el hambre y a vivir huyendo sin saber si llegarán muy lejos”. Con estas palabras, describe Sancha la sinopsis de esta su tercera obra, que narra una realidad, no por conocida, menos desgarradora de la comarca serrana durante la posguerra civil.

El trabajo ha sido arduo. Fue el 14 de abril del año 2003, cuando comenzó a escribir las primeras letras de este libro. Vivía entonces en Gelves, un pequeño pueblo fluvial del Aljarafe sevillano. Con entusiasmo, según confiesa el autor, “me adentré en la aventura de esta novela corta y aprovechaba los fines de semana en Aroche y Rosal de la Frontera para acercarme a hombres y mujeres vinculados con el campo y el contrabando”.

'Horizontes de pobreza', la historia de La Raya y el contrabando

De ellos extrajo datos sobre la Raya, frontera que dividía a españoles y portugueses y que “además, me ofrecía a viva voz historias y leyendas que perduran en cada rincón de cualquiera de nuestros pueblos”. La obtención de datos para el libro era directamente proporcional al placer que sintió Casto al departir con estas personas de lo que consideraba “hazañas increíbles para los más jóvenes”.

Ha pasado tanto tiempo que la mayoría de los informantes ya no pueden contarnos sus aventuras porque no se encuentran entre nosotros, pero sus palabras quedaron grabadas en la memoria y en las páginas de este volumen. Entre estos afectados por la dureza de este territorio, se encuentran incluso familiares directos del autor, quienes también pudieron sufrir el sacrificio que suponía sobrevivir en estas tierras.

También la ensoñación ha formado parte del proceso de elaboración del libro, ya que Casto fijaba, a menudo, la mirada en el horizonte, “en ese grisáceo paisaje de las montañas arochenas e imaginaba esos caminos y trochas transitados por los ágiles y silenciosos pies de los mochileros”. Sensaciones que le llevaban a sorprenderse por “el respeto, o más bien diría, el miedo posado en los ojos del hambre cruzando la frontera y cosechando de sudores la tierra yerma de esperanza”.

El trabajo estuvo terminado hace ya varios años, pero no llegaba a concretar su publicación, a pesar de las peticiones de familiares y amigos. Entretanto, algunos libros han venido a arrojar luz sobre las condiciones de vida en la zona a lo largo de las últimas décadas.

Una vez tomada la decisión de lanzar la obra al público, confiesa que “la constante en sus hojas es la veracidad con la que los personajes afrontan el oscuro pesar del día a día de entonces”. Realismo, existencialismo, supervivencia, intensidad, cariño y emotividad son los rasgos del libro.

El resultado ha sido satisfactorio para el escritor. A pesar de las muchas horas invertidas en cada capítulo, de estar continuamente pendiente de los detalles más insignificantes, se ha sentido afortunado por una experiencia que califica como “maravillosa, y porque mi ignorancia se iba nutriendo de increíbles lecciones rurales, de sonrisas cargadas de ingenio y de lágrimas vertidas por el corazón de sus silencios”.

Los agradecimientos, por lo tanto, son múltiples. En primer lugar, a tantos serranos que le contaron sus vivencias, “a los hombres y mujeres que guiaron mi interés por la historia contrabandista de los pueblos”, ya que este libro es un homenaje hacia ellos.

También al Ayuntamiento de Aroche, el Centro Cultural de Convivencia Social ‘Las Peñas’ y la Asociación Socio-Cultural ‘Jardín de Judith’, que han patrocinado la edición. Carmen Marín y José Joaquín Guerra han sido los editores del libro, y el también arocheno Félix Sancha, el prologuista.

Su familia, Manoli, Deborah, Abraham, Adrián nieto y Adrián yerno, también reciben el recuerdo emocionado de Sancha, que se extiende a su padre y hermanos, ya que ellos “también forman parte de mi inspiración”.

Para Sancha, es su tercer libro publicado, tras el poemario ‘Aromas de nostalgia’ y la obra de relatos cortos ‘De la tierra hasta el alma’. Algunos de sus poemas forman parte de antologías poéticas y atesora varios premios de poesía y narrativa. Galardonado con la distinción ‘Villa de Aroche’ en el apartado de Cultura, es miembro de la Plataforma de Poetas de Huelva por la Paz.

'Horizontes de pobreza', la historia de La Raya y el contrabando