Home Sierra Aroche La foto de la Guerra Civil que no fue en Aroche
La foto de la Guerra Civil que no fue en Aroche

La foto de la Guerra Civil que no fue en Aroche

0

La trágica Guerra Civil española dejó miles de ejemplos del horror, la destrucción y la persecución. Fue un golpe del que muchas familias aún no se han recuperado y sumió al país en una profunda depresión y en una dictadura que retrasó su progreso durante décadas.

El reciente estudio de la Asociación Lieva sobre los años 30 en Galaroza y la recuperación de la Memoria Histórica así lo ponen de manifiesto, con escenas de muerte y de llanto que afectan cualquier sensibilidad humana. No obstante, también se han recuperado algunas anécdotas que forman parte ya de la pequeña historia del pueblo.

Una de ellas es la fotografía que un libro situó por error en Aroche, pero que se tomó en Galaroza. Formaba parte de una  publicación que se hizo famosa en aquellos años, denominada ‘Con la columna Redondo. Combates y conquistas, Crónica de Guerra’, impreso en Imprenta Gavidia de Sevilla en 1937.

Fue escrita por Bernabé Copado Agenjo, jesuita autor de numerosas crónicas sobre la contienda fratricida, especialmente de las andanzas de la llamada ‘Columna Redondo’, que actuó en la comarca serrana durante el mes de agosto de 1936. Dirigía esta fuerza militar Luis Redondo, comandante de Caballería retirado que lideró a un grupo de ‘requetés’ sevillanos cuyo objetivo fue rendir a los pueblos serranos para el bando sublevado contra la II República.

La ‘Columna Redondo’ fue apadrinada por otro serrano, el higuereño Manuel Fal Conde, jefe Carlista de toda Andalucía y jefe delegado de la Comunión Tradicionalista desde 1935 hasta 1955. Participante del golpe de Estado de Sanjurjo en 1932, puso al servicio de la sublevación del 36 a las tropas ‘requetés’ para defender la fe católica.

En numerosos ejemplos de la prensa de la época se recogen los hechos militares que protagonizó esta fuerza militar, por supuesto desde la perspectiva de los sublevados, como el ABC del 27 de agosto de 1936, que incluye una fotografía del acceso de este destacamento por el puente que cruza el río Caliente en El Repilado.

La columna fue ocupando para los franquistas localidades como Puerto Moral, Corteconcepción, Alájar, Cortegana, El Repilado, Linares de la Sierra, Fuenteheridos, Cortelazor, Los Marines, Jabugo, Galaroza o Castaño de Robledo, emprendiendo posteriormente camino hacia Campofrío y la Cuenca Minera.

En el libro que recoge la labor de Redondo se incluyen numerosas fotografías. Hay dos, concretamente, dedicadas a la entrada de sus fuerzas en Galaroza por la zona de Venecia, reproducidas posteriormente en el libro ‘La Guerra Civil en Huelva’, de Espinosa Maestre. Sin embargo, existe otra que aparece con el número 52, cuyo pie de foto dice “El Requeté en las calles de Aroche”. Analizada bien la imagen, se aprecia claramente que se trata de un error del autor del libro.

Son tropas requetés, efectivamente, pero vienen bajando la actual calle Iglesia, de nuestro pueblo.  Tanto los edificios que se reflejan en la foto, como la fisonomía de la calle y, sobre todo, la fachada lateral de la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción, aseveran esta afirmación.

Este estudio viene a demostrar que hasta en las historias más tenebrosas hay lugar para la anécdota y la curiosidad. No sólo los documentos de los archivos son susceptibles de ser analizados, sino también simples fotografías que nos descubren lugares, hábitos y situaciones que ofrecen amplia información sobre nuestra Historia.

Esta investigación ha sido llevada a cabo por la Asociación Cultural Lieva, que ha incluido la fotografía en su trabajo para el Ayuntamiento de Galaroza sobre los años 30 en la localidad, y también la ha convertido en protagonista de un nuevo número de su ‘Boletín de Archivos y Documentos Cachoneros’.

El número nueve de esta serie describe la historia de la imagen, en una iniciativa que cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial de Huelva.

La publicación se ha repartido por diversos lugares de Galaroza y se ha difundido por las redes sociales, en un año en el que Lieva conmemora su 20º aniversario con numerosas actividades que cuentan con la colaboración de la Fundación Unicaja.