Home Cuenca Minera El Hospital de Riotinto amplía a los sábados las operaciones de Oftalmología para reducir la espera
El Hospital de Riotinto amplía a los sábados las operaciones de Oftalmología para reducir la espera

El Hospital de Riotinto amplía a los sábados las operaciones de Oftalmología para reducir la espera

0

El Hospital de Riotinto, en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha ampliado a los sábados las intervenciones de Oftalmología con el objetivo de reducir la lista de espera de pacientes en esta especialidad y mejorar así la respuesta asistencial que ofrece a su población de referencia: los usuarios de las comarcas onubenses de la Sierra, Cuenca Minera y parte del Andévalo.

Esta medida, con la que se potencia la actividad quirúrgica y de la que se van a beneficiar unos 60 pacientes de cataratas al mes, forma parte del desarrollo en el centro comarcal del Plan de Choque contra las listas de espera impulsado a nivel autonómico por la Consejería de Salud y Familias.

El de Riotinto fue uno de los primeros hospitales de Andalucía en poner en marcha dicho plan a finales de marzo, a través de la extensión a horario de tarde de la actividad en los quirófanos para la realización de operaciones programadas.

Inicialmente, esta actuación arrancó con intervenciones durante tres días a la semana en las especialidades de Cirugía General, Traumatología y Urología, que son de las que concentran un mayor volumen de pacientes con demoras.

En una segunda fase en el mes de abril, el hospital aumentó un día más las sesiones de operaciones vespertinas, realizándose durante cuatro días a la semana -de lunes a jueves- en lugar de tres, e incorporando pacientes de Oftalmología, que con esta última medida ahora también van a ser intervenidos los sábados.

Desde que se activó el Plan de Choque en el Hospital de Riotinto, para lo cual el centro tiene a pleno rendimiento sus cuatro quirófanos, se han llevado a cabo 106 operaciones en horario de tarde, a las que hay que añadir las planificadas en el horario habitual de mañana, que también se han visto incrementadas.

Para la aplicación de estas medidas, que se pretenden seguir potenciando en función de las necesidades detectadas, el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva ha requerido la contratación de seis profesionales: cuatro enfermeras, 1 auxiliar de enfermería y 1 celador.

Hasta el 31 de diciembre

El Plan de Choque contra las listas de espera impulsado por la Junta de Andalucía cuenta con un presupuesto de 25,5 millones de euros y está previsto que se prolongue hasta el 31 de diciembre.

La primera fase de este plan se centra en la respuesta a la demanda quirúrgica; la segunda, que la Consejería de Salud y Familias pondrá en marcha próximamente y que correrá en paralelo a la culminación de la primera, tendrá por objeto la reducción de la lista de espera en las consultas de especialistas hospitalarias y para realizarse pruebas diagnósticas.

La administración autonómica pretende que antes de que acabe 2019 y el Plan de Choque concluya estén operados los pacientes onubenses con necesidades más urgentes: por un lado, los que llevan más de un año esperando para una intervención no sujeta al decreto de garantías de plazos y, por otro, aquellos con sesiones quirúrgicas dentro del decreto y a los que les ha vencido el plazo fijado por la Junta.

El Servicio Andaluz de Salud sustenta el Plan de Choque en tres líneas de acción principales, que son la mejora del rendimiento quirúrgico, la programación de actividad en los quirófanos por las tardes de los días de diario y durante los sábados, y en la intervención de equipos móviles que se desplacen a los centros en que sean reclamados para intervenir.

Además del plan, a partir de ahora, el Registro de Demandantes no se elaborará solo con los procedimientos quirúrgicos o las consultas hospitalarias sujetas a plazo de garantía. En este sentido, la Consejería de Salud y Familias apuesta por un nuevo modelo con una visión integral, completa y no parcial de los datos en este ámbito, ya que entiende que todo paciente en espera de un procedimiento quirúrgico o de una primera consulta hospitalaria está incluido en las listas de espera quirúrgica o de consultas, convirtiéndose así en un demandante de asistencia sanitaria al que hay que atender.