Home Área Metropolitana Huelva Capital Ranas y sapos para la nueva charca del Parque Moret
Ranas y sapos para la nueva charca del Parque Moret

Ranas y sapos para la nueva charca del Parque Moret

0

Este espacio permitirá contar con un hábitat que favorezca la reproducción de anfibios y  llevar  a cabo un control de plagas de la forma más natural

El Parque Moret ya cuenta con una nueva charca de biodiversidad, un espacio que está situado en la zona de los Huertos de Ocio y que permitirá que el Pulmón Verde de la ciudad pueda estar dotado de un hábitat que favorezca la reproducción de distintos tipos de ranas y sapos.

Tras la puesta en funcionamiento de esta charca, este espacio natural  cuenta ya con dos espacios de estas características, y se prevé la próxima creación de un tercero, dada la importancia que tienen estos entornos para aumentar la diversidad medioambiental del Parque, así como para llevar a cabo un control de las plagas de la forma más natural, algo esencial dado que en los Huertos de Ocio la  agricultura que se desarrolla es totalmente ecológica.

Para la construcción de esta charca se ha contado previamente con la ayuda de miembros de la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental  (Faisem), que han venido colaborando con el Aula de la Naturaleza a través de un Taller de Jardinería. Unos trabajos que han culminado esta semana con el revestimiento del hoyo, con materiales cedidos por Aguas de Huelva, así como rellenando posteriormente este espacio con agua y vegetación autóctona.

Para finalizar estos trabajos se ha celebrado además una jornada de convivencia en la que han participado voluntarios ambientales procedentes de la Asociación para la Reforestación ‘Arba Huelva’ y de la sección de Medio Ambiente de Cruz Roja Juventud, profesionales con amplia experiencia en la puesta en funcionamiento de espacios medioambientales como éste y grandes conocedores de la flora y la fauna de Huelva.

Aproximadamente dentro de seis meses este espacio podrá estar a pleno rendimiento, lo que permitirá  que esta charca, que cuenta con una superficie  de tres metros de ancho por cuatro de largo, pueda contar con anfibios de gran valor ecológico como la rana común, la ranita meridional, el gallipato y el sapillo pintojo ibérico, así como con juncos ibéricos y nenúfares ibéricos.

Finalmente, cabe recordar que la primera de las charcas con que cuenta el Pulmón Verde se creó  aprovechando la laguna natural con que cuenta el parque y actualmente cumple  una función muy importante para la correcta naturalización de este entorno. Para ello, alrededor de la misma se fueron estableciendo paulatinamente refugios terrestres para anfibios, colocando troncos y palés, así como dotando este espacio de un hábitat integrado por vegetación típica de zonas de ribera, como chopos, álamos y fresnos, al tratarse de especies que resisten el crecimiento en zonas húmedas y contribuyen a la creación del microclima más adecuado para su supervivencia.

 

¡Cuéntanos!