Home Huelva Un túnel de agua precario amenaza con colapsar la industria y la agricultura de Huelva
Un túnel de agua precario amenaza con colapsar la industria y la agricultura de Huelva

Un túnel de agua precario amenaza con colapsar la industria y la agricultura de Huelva

305
0

La Plataforma por el desdoble del Túnel de San Silvestre advierte que esta vieja infraestructura construida en 1971 se hizo para 43 Hm3 y está soportando la presión de paso de 220 Hm3 de agua al año. Por ahí discurren los 45 Hm3 de abastecimiento humano, los 160 Hm3 de uso agrícola, los 2,5 de uso turístico y los 18 Hm3 que necesita la industria.

Huelva está tan ensimismada en el proyecto de la Alta Velocidad, en el aeropuerto, en el desdoble de la N-435, en la autovía de la Cuenca Minera, en la Vía Rápida de la Sierra, en los enormes museos, en la Ciudad de la Justicia, en catedrales y estaciones faraónicas, en rascacielos, y hasta en el diseño de un tranvía que ha dejado para el final la obra más importante y necesaria: el obligado desdoble del denominado túnel de San Silvestre. De las obras citadas, ninguna se ha hecho. Tampoco el túnel. Con las cosas de comer no se juega, se dice.

Ahora resulta que está al borde del colapso. Y casi 50 años después de su construcción toda la economía de Huelva depende de un proyecto valorado en 60 millones de euros. Una actuación que consiste en desdoblar un viejo, anticuado y estropeado conducto de agua de 7,8 kilómetros de largo que conecta el sistema hídrico del Andévalo, Chanza, Piedras y Los Machos con todos los sectores productivos de Huelva. Por él pasan al año 220 hectómetros cúbicos de agua cuando se hizo para soportar una presión de poco más de 40. Y funciona los 365 del año. Ocho metros cúbicos por segundo de caudal.

Viendo el conducto, un simple agujero subterráneo horadado en mitad del Andévalo, nadie diría que se trata del corazón y la sangre que alimenta la economía onubense. Porque, según la Plataforma por el túnel de San Silvestre y 29 entidades socioeconómicas que han suscrito un documento por su desdoble, está al borde del colapso.

El 90% del suministro del agua de la provincia depende de este sistema hídrico que el túnel estrangula. La Plataforma suma datos para llamar la atención: los 18 Hm3 de agua de uso industrial dependen del túnel. El trabajo que genera este sector, 9.500 empleos y 8.500 millones de euros de valor están en riesgo. Los 15.000 empleos que proporciona el turismo, sus 950 millones de euros de valor también dependen de los 2,5 Hm3 de agua que abastecen los hoteles y derivados. A lo que hay que sumar los 160 Hm3 de agua que necesita la agricultura de regadío para sus 40.000 hectáreas y dar empleo a más de 200.000 personas. Sin olvidar el abastecimiento de 450.000 habitantes de los 35 municipios más poblados de Huelva. Ah y de paso bloquea el tan prometido trasvase de agua al Condado, otros 20 Hm3 de agua al año para consolidar otras 9.000 hectáreas de regadío y evitar las extracciones del acuífero que seca Doñana.

Es una especie de ‘efecto mariposa’. Todos dependen de esta pequeña infraestructura. La Plataforma tiene claro que el viejo Túnel de San Silvestre se ha convertido en un “cuello de botella” en el sistema de canalización de agua que estrangula el crecimiento del tejido productivo onubense. Hay una angustia generalizada y temor a que el día menos pensado colapse la infraestructura.

Desastre social y económico

No lo quieren ni pensar, pero si pasara algo, la Plataforma advierte que “provocaría el desabastecimiento general y acarrearía un colapso social y económico a la provincia”.

Según Antonio Mira, si se produjera “una avería en el túnel, que tiene una longitud de 7,8 kilómetros, supondría una auténtica catástrofe para Huelva, ya que la reparación de esta infraestructura hidráulica se prolongaría durante un periodo de entre tres y seis meses, y el pantano del Piedras, que siempre se encuentra a un 50% de su capacidad, no tendría recursos suficientes para suministrar el agua que necesitamos durante tanto tiempo”.

Las 29 entidades que forman parte de la Plataforma reclaman a las administraciones central y autonómica que doten de presupuesto el desdoble, que está valorado en unos 60 millones de euros. Un montante económico “asumible”, añade, porque “será revertido a las arcas públicas a través del pago del correspondiente canon y tarifas del agua utilizada por los usuarios”.

La Plataforma por el Túnel de San Silvestre está conformada por las 12 comunidades de regantes de la provincia de Huelva (CR Sur-Andévalo, CR Piedras-Guadiana, CR Chanza y Piedras, CR Andévalo Fronterizo, CR Palos de la Frontera, CR El Fresno, CR Andévalo-Guadiana, CR Andévalo Minero, CR Onuba, CR Andévalo-Pedro Arco, CR Andévalo-El Almendro y CR Valdemaría); la Universidad de Huelva; la Diputación de Huelva; la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado; Giahsa; Aguas de Huelva; AIQBE; el Circulo Empresarial de Turismo de Huelva; la Asociación Provincial de Productores y Exportadores de Fresa de Huelva (Freshuelva); Asociación Provincial de Citricultores; la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua); la FOE; Cooperativas Agro-Alimentarias en Huelva; los sindicatos CCOO; UGT; UPA Huelva; Asaja Huelva e Interfresa.

Otra de las voces que ha advertido las consecuencias del abandono de esta arteria hídrica ha sido el presidente de la Asociación de Industrias Químicas Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe), Carlos Ortiz. Lo considera “un riesgo” no solo para el futuro sino “para el presente”, ya que puede haber algún tipo de fallo y en Huelva faltaría “ese suministro que es básico para la ciudad y para el sector agrario e industrial”.

Ortiz ha explicado que la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas se ha sumado al manifiesto que ha suscrito la Plataforma del Túnel de San Silvestre, debido a la importancia del canal para el suministro de agua tanto en el sector industrial, el que afecta directamente a la asociación de empresas, como en el resto de la sociedad, tanto en su vertiente agraria y rural como urbana.

 


Cerrar