Home Costa Lepe Recaudan dinero para que las temporeras de la fresa tengan acceso a servicios básicos
0

Recaudan dinero para que las temporeras de la fresa tengan acceso a servicios básicos

0

La Organización No Gubernamental (ONG) Huelva Acoge, ha lanzado una campaña de recaudación de fondos a través de la plataforma Goteo.org para captar dinero de cara a mejorar las condiciones de vida de las temporeras en los campos de fresa, una campaña que curiosamente se ha lanzado el día después de programa emitido por Salvados (La Sexta) en Huelva.

La plataforma permite colaborar con diferentes aportaciones de entre 10 y 150 euros, a cambio de pequeños beneficios como, a cambio de 10 euros, menciones en el informe final del proyecto, para los que aporten 25 euros, desde la entidad realizarán talleres para mejorar la vida de las personas migrantes como son los talleres ocupacionales, de desarrollo de habilidades personales, de español…desde estos talleres, buscaremos el tiempo libre para la creación de unos magníficos llaveros de frutos rojos que te acompañará día a día y te recordará que una vez cofinanciaste este proyecto.

Aportando 35 euros, se enviará un pequeño libro digital de recetas de smothies que para elaborar en casa con frutos rojos, fácil, sencilla y, sobre todo, sano.

Los que aporten 60 euros, recibirán la camiseta “no me etiquetes” o “Refugiados”, así como serán mencionados en la web del proyecto y en la noticia final.

Por último, aportando 150 euros, se hace saber que en Andalucía Acoge cuenta con una plataforma online de formación a través de la cual dan  salida a sus años de experiencia trabajando por una sociedad intercultural. Los que aporten esa cantidad serán invitados a acceder a nuestra plataforma y poder realizar tres de los cursos que tengan activos en el momento.

Para poder aportar la ayuda al proyecto se puede hacer a través de este enlace, cada uno en la medida que quiera. El dinero irá destinado a la contratación de un mediador intercultural, a la impresión del documento y a diversas dietas.

Según el texto que se muestra en la campaña, Huelva es una de las provincias más atractivas para las personas migrantes por el tipo de explotación agrícola en la que se basa su economía: cultivos de temporada de frutos rojos que demandan mucha mano de obra durante los primeros meses del año hasta finales de verano. Aun así, la diversificación de los cultivos, no solo fresas sino también frambuesas, moras y arándanos, ha ampliado el número de meses en los que es necesario un gran número de trabajadores, tanto para la recogida como para la preparación de los cultivos y su mantenimiento.

La llegada de personas migrantes a los campos agrícolas para cubrir esa demanda de trabajadores que se necesitan para los cultivos ha traído consigo una serie de consecuencias negativas para estos temporeros: restricciones al acceso de viviendas, problemas de salud, exclusión social y riesgo de vulnerabilidad (explotación laboral y violencia machista, etc.). Ante esta situación, Huelva Acoge junto con la Federación Andalucía Acoge pretende desarrollar “Agricultura con derechos”, para garantizar el desarrollo de una vida digna a cualquier trabajador temporero migrante de la zona. De esta forma, se les informará y acompañará durante los meses de trabajo sobre los recursos que existen para ayudarles a encontrar una vivienda, acceder a los servicios sanitarios, asesorar y defender a las mujeres ante cualquiera manifiesto de violencia machista, y otras necesidades que se presenten durante el transcurso de la iniciativa.

Estas son algunas de las consecuencias detectadas en los campos agrícolas onubenses y a los que queremos hacer frente con “Agricultura con derechos”:

Acceso a una vivienda
La baja remuneración de los empleos así como los pocos meses para los que son contratados hace que el acceso a una vivienda sea limitado, además de sumarse el hecho de sufrir, en ocasiones, el rechazo por ser de origen extranjero. Esto ha derivado en que los temporeros se vean abocadas a establecerse en diversos asentamientos chabolistas en torno a las fincas agrícolas. Las condiciones de habitabilidad son ínfimas, afectándoles en todos los aspectos del día a día: higiene, alimentación, salud, aislamiento térmico…Esta realidad ha sido noticia en los últimos meses debido a múltiples incendios acaecidos en dichos asentamientos.

https://acoge.org/wp-content/uploads/2019/02/Gráfica.jpg

Problemas de salud
Las condiciones en las que viven están maltratando la salud de muchas de las personas que se encuentran actualmente en los asentamientos, a tal punto que se ha detectado casos de enfermedades infectocontagiosas. No solo las condiciones físicas de los trabajadores está viéndose afectada, también las mentales, agudizándose debido al escaso control en la toma de medicaciones, dado que carecen de redes de apoyo que controlen y acompañen en el seguimiento de estos pacientes.

Exclusión generalizada
La mayoría de los trabajadores agrícolas migrantes no tienen contacto con la población autóctona más allá del espacio laboral y están, por lo general, alejados de todos los recursos y servicios, por lo que se encuentran en una clara situación de exclusión. No participan de la comunidad que las recibe y el hecho del desconocimiento del idioma hace que muchos de ellos no accedan a los recursos existentes de la zona como los servicios sociales y sanitarios, así como los ya nombrados anteriormente del acceso a la vivienda. El desconocimiento del idioma y, en general, de información, fomenta esa exclusión en la que viven.

Explotación laboral
Existen una serie de factores que fomentan la explotación laboral y se dan en especial con el colectivo migrante por su situación de vulnerabilidad, lo que agrava aún más su situación. El desconocimiento del idioma así como de los recursos sociales existentes en la zona hace que esta población sea potencial víctima de discriminación étnica/racial, estafa, vulneración de sus derechos, explotación laboral, violencia machista, etc., como ya salieron a la luz hechos similares durante la última campaña de recogida de frutos rojos en 2018.

Y muchos otros problemas…

  • Ante la falta de acceso al agua en las zonas de los asentamientos, muchos de estos trabajadores se ven obligados a recorrer varios kilómetros para acceder a un punto de agua, así como la pesante recogida de la misma.
  • Acumulación de basuras que cada año se incrementa provocando la proliferación de roedores, insectos, animales, etc.
  • Mujeres en asentamientos en contexto de prostitución. Un fenómeno relativamente reciente, que hace varios años no pasaba, sin embargo, es un fenómeno que va en aumento.
  • Inexistencia de recursos de transporte de recogida hacia las zonas de trabajo, dicho hándicap no favorece el acceso a una vivienda.

En 2017 una serie de entidades que trabajan con y para las personas migrantes realizó un primer estudio sobre la realidad que en este proyecto se aborda. “[2017: Realidad de los asentamientos en la provincia de Huelva]((https://acoge.org/wp-content/uploads/2018/02/RealidadAsentamientosHuelva.pdf)”, elaborado por la Mesa de la Integración de Huelva, en la que Huelva Acoge y Andalucía Acoge participan.

¡Cuéntanos!