Home Área Metropolitana Huelva Capital Idean un método para neutralizar vertidos contaminantes de los fosfoyesos a la Ría
Idean un método para neutralizar vertidos contaminantes de los fosfoyesos a la Ría

Idean un método para neutralizar vertidos contaminantes de los fosfoyesos a la Ría

0

Un artículo de diversos investigadores de la Universidad de Huelva asigna la aplicación de caliza para retener contaminantes de los lixiviados que penetran en la Ría

Investigadores de un grupo de geología de la Universidad de Huelva han llevado a cabo una investigación con prometedores resultados para evitar las filtraciones contaminantes desde las balsas de fosfoyesos a la ría de Huelva que lamentablemente continúan produciendose en determinados momentos según se ha sabido de los estudios realizados hasta el momento por el comité de expertos del Órgano de Participación de las balsas de fosfoyesos.

El grupo conformado por Ricardo Millán Becerro, Francisco Macías, Carlos R. Cánovas, Rafael Pérez López, Eugenia María Papaslioti y María Dolores Basallote, ha publicado recientemente el artículo en una revista de investigación bajo el título ‘Assessment of metals mobility during the alkaline treatment of highly acid phosphogypsum leachates’ (Evaluación de la movilidad de los metales durante el tratamiento alcalino de lixiviados de fosfoyesos altamente ácidos) que fue indexado el pasado mes de diciembre y ya ha tenido cierto recorrido científico.

Según ha señalado el doctorando Ricardo Millán, uno de los autores del artículo, en declaraciones a Diariodehuelva.es, el método esta centrado “en el tratamiento pasivo de los lixiviados y las aguas contaminadas que hay en las balsas de fosfoyesos, tanto el agua de proceso que se generaba cuando estaba la producción para transportar el fosfoyeso desde la industria hasta las balsas de depósitos, como las salidas emergentes de las balsas (denominadas salidas de bordes) que lixivian el fosfoyeso por lo que esa agua ácida acaba en la Ría”.

Lo que han conseguido con este estudio, aclara Millán, ha sido “desarrollar un tratamiento pasivo para estas aguas contaminadas para retirarle la mayor parte de contaminante”. Ese tratamiento pasivo consistiría en añadirle al agua un “reactivo alcalino capaz de elevar el PH de estas aguas ácidas de modo que los contaminantes no pueden estar disueltos en este agua y se unen unos con otros para conformar minerales que retienen estos contaminantes”. El reactivo alcalino que ha funcionado mejor hasta el momento ha resultado ser la caliza que ha aumentado el PH de ese agua.

El grupo de investigación ha conseguido “resultados realmente prometedores a escala de laboratorio con aguas ácidas recogidas directamente de los fosfoyesos”. Según explica Millán, el agua de proceso que han utilizado para el estudio “es el agua más contaminada que existe en la balsa puesto que ha estado en un circuito cerrado para transportar el fosfoyeso y está acumulada encima de las balsas en estancos en los que sufren un proceso de evaporación, por lo que esas aguas están altamente contaminadas”.

También se han utilizado para el estudio lixiviados (salidas de borde) de la zona 3 de los fosfoyesos que a priori tiene menos contaminación y otras de la zona cuatro. “Hemos podido comprobar que esta solución es efectiva para distitntos tipos de lixiviados de las balsas de fosfoyesos porque somos capaces de retirar distintos contaminantes en una porcentajes de gran éxito”.

Sin embargo, los investigadores quieren seguir trabajando en este método puesto que aunque se ha mostrado altamente eficaz para la mayor parte de los contaminantes disueltos en estas aguas, “no se han logrado retener grandes cantidades de arsénico, que es altamente cancerígeno”, señala Millán por lo que “tenemos que ir un poco más allá”.

Millán, en su tesis doctoral, está trabajando con distintos reactivos para los fosfoyesos y confía en que alguna de las combinaciones que está probando para sus estudios pueda llegar a retener también el arsénico, lo que haría de este método algo más efectivo y útil para su aplicación práctica en las balsas de fosfoyesos que las hicieran mucho menos peligrosas.