Home Sierra Jabugo La memoria jabugueña recupera la primera escuela del pueblo
La memoria jabugueña recupera la primera escuela del pueblo

La memoria jabugueña recupera la primera escuela del pueblo

362
0

El blog ‘Jabugo en la memoria’ ha realizado una labor de investigación para rescatar la historia de la Plaza de la localidad, uno de sus elementos patrimoniales ya desaparecidos y uno de los más desconocidos por los jabugueños. Su construcción puede remontarse a un periodo anterior al siglo XIX, estando ubicada en el entorno de la actual Plaza del Jamón y coexistiendo con la Iglesia durante muchos años.

No son muchos los documentos hallados y mucho menos las fotografías que nos permitieran hacernos una idea de su estructura exterior. Es importante tener en cuenta que en el periodo a partir del cual se tienen las primeras referencias, año 1856, la plaza se encontraba ‘a piso llano’, no existía elevación de piso alguna y las calles por las que transitaban los jabugueños eran de tierra compactada por el paso constante de viandantes, caballerizas y carros. Aun así, ya se conocían las vías colindantes y el nombre de muchos lugares.

La “Plaza” se identificaba así, simplemente como La Plaza de “El Jabugo”, que es como se conocía el municipio. El lugar pasó a llamarse posteriormente “Plaza de la República” desde 1873 a 1936, adoptando tras la Guerra Civil el nombre de “Plaza de José Antonio Primo de Rivera” y de “Plaza de la Constitución” con la etapa democrática, hasta llegar a la actual denominación de “Plaza del Jamón”.

Situándose en un extremo de la plaza, en su parte opuesta a la entrada principal, se encontraba la conocida calle “del Castaño” que se identificaba por entonces como la calle “Real” según se desprende del inventario de bienes municipales de 1911 (hoy calle Dr. García Sánchez). Según los datos aportados por este blog, su superficie de 165 metros cuadrados hace pensar que ocuparía una franja de unos 20 metros de largo por unos 8 de ancho sin poder determinar las dependencias con las que contaba. Allí se encontraba la vieja ermita, propiedad de la iglesia, que dejó de prestar servicios religiosos y se convirtió en escuela.

Precisamente, lo más interesante de los datos obtenidos es cómo llegó a formar parte del patrimonio municipal hasta finales de los años 20 del pasado siglo y la forma en que se convirtió en colegio. El 10 de noviembre de 1856 se fecha un documento mediante el cual el lugar pasa a ser del Ayuntamiento. El expediente se instruye “para hacer entrega al Ayuntamiento de esta Villa de la Ermita única que hay en ella cuya propiedad corresponde a la Jurisdicción Eclesiástica”, siendo “Presidente Don José Camacho Romero y Alcalde segundo D. Gregorio Sánchez Cid”, reconociéndose la legitimidad de su poseedor pero solicitando su cesión con carácter perpetuo.

Aún más definitoria es la transcripción del documento con membrete de “Alcaldía de El Jabugo”, datado en Jabugo el 25 de noviembre de 1856, que aclara la función que tuvo la zona durante casi los 75 años posteriores a esa fecha. Decía que “la municipalidad de mi presidencia en sesión de este día, ha acordado dar al Gobierno Eclesiástico del Arzobispado y a V. como delegado del mismo las gracias por la cesión hecha de la Ermita de esta población que el Ayuntamiento ha recibido para construir en ella el oportuno local donde establecer la clase de Instrucción Pública por cuya circunstancia y siendo necesidad de ejecutar en dicho edificio obras de alguna consideración, la municipalidad que ha reconocido la propiedad de aquel perteneciente a la Jurisdicción Eclesiástica espera de la misma que la indicada cesión sea perpetua atendiendo al laudable fin al que se destina.”

Por tanto, esta desaparecida Ermita, al margen de la función religiosa que desempeñó en sus orígenes, pasó a ser una escuela, la primera que se conoce en el pueblo.

La investigación de José Sánchez, impulsor del blog, se extiende a la normativa en materia educativa de la época y al hallazgo de documentos como el del nombramiento de Juan Manuel Moreno Márquez como docente de la escuela incompleta de Los Romeros, el 1 de abril de 1887. Moreno desempeñó, posteriormente, una importante labor como industrial del cerdo ibérico a partir del último cuarto del siglo XIX.

En la foto que se aporta a esta entrada del blog ‘Jabugo en la memoria’ se identifica a Victoriano Jiménez Quintanilla, maestro de muchas generaciones de jabugueños hasta su jubilación. Se ha podido datar la fotografía con cierta precisión entre los años 1928 y 1929 por uno de los alumnos, Mariano Borrallo, en la fila inferior con una calceta blanca subida y otra bajada.


Cerrar