Home Sierra Galaroza Una Memoria recoge la gestión del Ayuntamiento republicano de Galaroza
Una Memoria recoge la gestión del Ayuntamiento republicano de Galaroza

Una Memoria recoge la gestión del Ayuntamiento republicano de Galaroza

392
0

La labor del secretario municipal Francisco Criado nos ha dejado un amplio balance de las realizaciones del Ayuntamiento cachonero en la década de los treinta

Uno de los grandes logros del proyecto emprendido por el Ayuntamiento de Galaroza para la investigación de los años 30 del siglo pasado ha sido el hallazgo de una memoria de gestión del Ayuntamiento de Galaroza desde 1931 a 1935, en la que se describen los logros más destacados de este período.

El documento comienza con su verdadero propósito, que es el dar cumplimiento a un acuerdo de la corporación, fechado el día 22 de agosto de 1935 por el que se encarga al secretario Francisco Criado la “redacción de una memoria referente al período de su actuación”.

El primer capítulo es el de “Ojeada General” a la gestión administrativa, que comienza con el apartado de la seguridad. Se vislumbra ya el estado general de las cosas, al afirmarse que “por el Ayuntamiento y las Autoridades Municipales se ha procurado templar en todo momento el nerviosismo producido por ciertos acontecimientos políticos y sociales”. Se habla también de la aportación “digna del mayor encomio por el pueblo de Galaroza, que con su cordura nobleza y sensatez, ha mantenido incólume su bien probada hidalguía apartándose de locas aventuras intentadas en otros puntos”.

Se menciona que la crisis obrera ha azotado con intensidad a la población, “ya que tiene exceso de población obrera superior a su capacidad productora”, por lo que ha habido constantes paros obreros que llevaron “la desolación a los hogares humildes”, lo cual ha sido preocupación constante del Ayuntamiento y vecindario en general.

El secretario municipal alude a los esfuerzos del Consistorio y comisiones mixtas para conjurar estos conflictos, y alaba “la serenidad y el orden con que el obrero se ha producido en el transcurso de aquellas jornadas en las que defendiendo sus aspiraciones lucharon por mediación de sus representantes por el pan inseguro de sus hijos”. Este objetivo, acabar con el paro obrero que se ha convertido en una “plaga social que parece inclinarse a la endemia”, ha sido uno de los principales motivos para que el Ayuntamiento haya emprendido obras en el pueblo, y ultimar algunas proyectadas con anterioridad.

En este sentido, el equipo de Gobierno “ultimó las gestiones para la obtención de los anticipos reintegrable para los caminos de las aldeas de Navahermosa y Las Chinas, recientemente construidos; siguió y sigue la tramitación para la construcción de un puente sobre la rivera Múrtiga que no es ya un hecho por las especialísimas circunstancias económicas que atraviesa la Diputación de Huelva”.

También se ha puesto mucho empeño en lograr “del elemento patronal, la reconstrucción de las acequias de la extensa zona de regadío de este término municipal, obra de la mayor trascendencia por el gran beneficio que ha reportado a la huerta de Galaroza al par del trabajo por ella proporcionado, y cuya paternidad debe atribuirse al dicho señor alcalde don Luis Navarro Muñiz”.

El apartado sanitario constituye el más amplio capítulo de realizaciones. De hecho, se afirma que “toda obra municipal que se ha efectuado ha tenido como principal objetivo el mejoramiento en el orden sanitario del medio de vida del vecindario”.

Comienza Criado hablando de las denuncias de la Inspección Provincial de Sanidad respecto al que fue arroyo de “Venencia”, desagüe de infinidad de retretes de casas particulares, lavadero de algunas desaprensivas madres y abrevaderos de toda clase de ganados. Un gran colector lo sustituyó, separando las aguas sucias de las destinadas al riego y a los usos domésticos, con la instalación de un higiénico lavadero de agua completamente pura y con piletas individuales. Como complemento, se instaló la fuente de Venecia y un evacuatorio de servicio público para evitar “que las tapias de las fincas antigüas siguieran utilizándose para estos menesteres”.

Se detallan más obras, como la instalación de alcantarillado en las calles Don Pedro González, Alejandro Lerroux, Dr. Gumersindo Márquez, Marcelino Domingo, Libertad y Calleja de Tío Máximo, con su correspondiente instalación de sifones y por último la instalación de pozos negros en las calles de M. Barrios y E. Ortega.

Se menciona el suministro de aguas potables y fuentes públicas, incluidas las de las aldeas, la futura construcción de una plaza de abastos y matadero público y otras mejoras.

Las infraestructuras suman otro gran capítulo en esta memoria, que recoge el Paseo de Venecia, las actuaciones en numerosas calles del pueblo como Don Pedro González, Marcelino Domingo, Alcalá Zamora, F. Ferrer, M. Barrios, E. Ortega y la Avenida Ismael González,destacando la transformación de la calle Alejandro Lerroux, “que coloca a la citada vía a la altura de una calle de Capital”.

Se ha mejorado la distribución del alumbrado público y se ha construido una nueva casa Ayuntamiento, tras un largo y tedioso proceso, con expropiaciones forzosas, recursos contencioso-administrativos y cuestiones de competencia ante la Presidencia del Consejo de Ministros por una querella presentada. Pero ya cuenta Galaroza con un nuevo Ayuntamiento, “comparable con los mejores de la provincia”, lo que antes era una “zahúrda, vergüenza de la localidad y foco de emanaciones pestilentes apreciadas a algunos metros de distancia.

En este apartado destaca también la construcción de los grupos escolares, verdadero hito en la legislatura y en la historia de Galaroza. Fue posible gracias a un gran esfuerzo municipal que nace en 1923 y a una subvención del Estado de 72.000 pesetas que queda recogida en las noticias de la época.

Todo ello, y otras iniciativas en materia de empleo, se ha conseguido sin dispendio de gastos, ya que en todos los años ha habido superávit de alguna importancia y el Ayuntamiento no tiene acreedor alguno.

En el momento de escribirse estas líneas, “cambiando el galardón de haber sido uno de los contados ayuntamientos de la provincia que no ha sido apremiado por Autoridad ni entidad alguna”.

La despedida de Francisco Criado en esta memoria, fechada en 22 de agosto de 1935, es emocionante y descriptiva, ya que se autodefine como alguien que “ama a vuestro pueblo tanto como vosotros”, en un mensaje dirigido expresamente a los vecinos.

Esta divulgación de datos corresponde al proyecto ‘Rescate de la Memorica cachonera, el rescate del olvido’, apoyado por la Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática. Para la Asociación Cultural Lieva constituye una de las actuaciones principales de su 20º aniversario, que se desarrollará durante 2019, y para el que cuenta con la colaboración de instituciones como la Fundación Unicaja.

etiquetas:

Cerrar