Home Área Metropolitana Huelva Capital Huelva hace oídos sordos a la prohibición de hacer barbacoas en el Parque Moret
Huelva hace oídos sordos a la prohibición de hacer barbacoas en el Parque Moret

Huelva hace oídos sordos a la prohibición de hacer barbacoas en el Parque Moret

0

 La falta de vigilancia y la permisividad  social se saltan la regulación anti incendios

Es una tradición a la que la ciudadanía onubense no ha querido faltar pese a la prohibición expresa.  Entre el  1 de junio y el 15 de octubre está prohibido la realización de barbacoas en todos los espacios públicos, incluidos las zonas habilitadas especialmente para hacer  barbacoas, por el riesgo de incendios que entraña esta práctica durante este periodo.  Pese a todo, una vez metidos en el mes de septiembre, es muy habitual  ver a decenas de vecinos utilizar estos elementos en el Parque Moret, haciendo oídos sordos a la normativa bien por desconocimiento bien porque simplemente hacen oídos sordos y creen que no hay peligro.

Lo cierto es que en el parque no hay ningún tipo de señal  o cartel que incida en el hecho de que no se puede hacer barbacoas y  además, la falta de vigilancia, de la que los vecinos de la zona se vienen quejando desde hace varios años, también favorece esta práctica ya que nadie advierte a los usuarios del riesgo que puede entrañar una chispa en épocas aún calurosas.

El Ayuntamiento de Huelva, si tiene un advertencia en su web de línea verde. Según el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales, en terrenos forestales y zonas de influencia forestal “se prohíbe, durante todas las épocas del año, encender fuego para cualquier uso distinto de la preparación de alimentos en los lugares expresamente acondicionados al efecto, con la excepción del empleo del fuego en actividades agrarias”. Sin embargo, del 1 de junio al 15 de octubre de cada año, época de mayor riesgo de incendios, está prohibido encender fuego para la preparación de alimentos o para cualquier otra finalidad.

Según ha señalado el portavoz de la Plataforma Parque Moret, José Brejano, ahora mismo “no sabemos cómo está la vigilancia en el parque” aunque sí parece que hay menos ataques vandálicos que hace un año cuando una serie de actos pusieron el dedo en la yaga de la seguridad, provocando pérdidas en viveros y destrozos en el  parque.

 

Esta labor está en manos de la policía local pero no de vigilantes que miren por dentro lo que puede suceder, en cualquier caso, durante los fines de semana o bien la policía no vigila, o bien opta  por hacer la vista gorda con los ciudadanos que ponen sus barbacoas en el parque.

 

Esos mismos usuarios de barbacoas son los que durante los fines de semana hacen sus necesidades en los arbustos de alrededor o detrás de los contenedores. Brejano también alerta de la falta de servicios en la zona “están proyectados y aprobados desde hace tiempo, pero la verdad es que no se han llevado a cabo”. En la zona del bar de la Avenida de la Cinta y en otra zona aledaña deberán ir colocados estos módulos que de momento solo aparecen sobre el papel.
Además estos mismos usuarios no hacen caso de los horarios. A las 23.00 horas durante el  horario de verano, las puertas se cierran en el Parque Moret, pero la gente permanece dentro en la zona de barbacoas, eso se debe a que, en una zona muy cercana a la puerta  principal el vallado está roto y hace fácil y accesible poder entrar y salir del recinto.  El encargado de cerrar la puerta tampoco se preocupa de echar a la gente de un recinto donde, supuestamente, no debe haber nadie a esas horas. “Entran y salen cuando les da la gana “ avisa Brejano, quién también apunta al civismo de la ciudadanía para evitar estos comportamientos.

Brejano también se ha quejado del mantenimiento “insuficiente” con muy pocos operarios para un parque de 30 hectáreas con una difícil orografía. Aunque también ha apuntado a la buena noticia de las obras del Edusi para las laderas del Conquero que beneficiarán a esta zona de Huelva y que espera también sirva para que la ciudadanía tome más en consideración esta parte de la ciudad.

¡Cuéntanos!