Home Costa Villablanca Feministas francesas apoyarán a la joven de Villablanca que sufrió una presunta agresión sexual en París
Feministas francesas apoyarán a la joven de Villablanca que sufrió una presunta agresión sexual en París

Feministas francesas apoyarán a la joven de Villablanca que sufrió una presunta agresión sexual en París

0

Marta L.R., la vecina de Villablanca que lleva más de seis años esperando que se dicte una sentencia definitiva por la agresión sexual que sufrió presuntamente en un hospital de París en enero de 2012, cuando se encontraba allí de Erasmus, será apoyada, durante el juicio de apelación que se celebrará el próximo mes de septiembre, por una prestigiosa asociación feminista francesa que se dedica a prestar apoyo a personas que se encuentran en la situación de Marta, sin recursos económicos y necesitada de ayuda legal y psicológica para afrontar este proceso.

La mediación de esta asociación será posible gracias a que una periodista parisina ha puesto en contacto a la abogada de Marta con la citada entidad, que no será la única que respaldará a esta vecina de Villablanca, pues la misma periodista ha localizado también a una enfermera que apoyó a Marta desde el primer momento y que ha vuelto a declarar que ella había avisado en varias ocasiones a la dirección del hospital de la situación que presuntamente se estaba produciendo.

La presunta víctima del abuso sexual, que actualmente cuenta con 30 años de edad y acudirá al juicio junto a su marido, considera que estas noticias son “bastante alentadoras” para que el caso termine “como debe de terminar”, según ha destacado en declaraciones al diariodehuelva.es.

Marta, que ingresó en el hospital parisino por una crisis de epilepsia, denunció que, en un primer momento, un hombre le “penetró un dedo en la vagina”, tras lo que, cuando despertó a las dos horas aproximadamente, en una pequeña habitación con la puerta abierta, el mismo hombre, que no sabía que estaba consciente, “me metió la mano entera en la vagina y me tocó el pecho”, tras lo que “comencé e gritar y vinieron varios enfermeros”, aseguró.

Justo después, según indicó la joven, denunció los hechos y fue citada para el juicio en febrero de 2016, pero se aplazó por falta de intérprete hasta septiembre de ese mismo año, cuando, tras acudir al mismo embarazada de siete meses, de nuevo fue suspendido hasta febrero de 2017.

Fue entonces cuando el acusado fue condenado a un año de cárcel y al pago de 5.000 euros de indemnización, una sentencia que recurrió, tras lo que el juicio definitivo fue fechado, en un primer momento, para el pasado mes de enero de 2018, pero quedó suspendido hasta este próximo mes de septiembre al no acudir la defensa del acusado.

¡Cuéntanos!