1. Home
  2. Área
  3. Metropolitana
  4. Huelva
  5. Capital
  6. Denuncia que le robaron a su hermano en el Manuel Lois con casi dos meses de vida
Denuncia que le robaron a su hermano en el Manuel Lois con casi dos meses de vida

Denuncia que le robaron a su hermano en el Manuel Lois con casi dos meses de vida

0

Creen que José Barbosa Harriero está vivo y van a luchar por encontrarlo, porque con el paso del tiempo, se han dado cuenta de que muchas de las cosas que le dijeron los médicos no encajan y es que aquel pequeño que supuestamente falleció con casi dos meses de vida, podría ser un bebé robado.

La historia que cuenta Manuel Barbosa, natural de Alosno aunque residente ahora en Marbella, podría ser la de muchos otros casos de Bebés Robados, pero no es igual, tiene una singularidad que hace de esta práctica todavía más aborrecible. Si en casi todos los casos, a los padres se les decía que el bebé había muerto al nacer, en esta historia, el pequeño tuvo que quedarse en el hospital hasta que cumplió más de un mes de vida por diversos problemas al nacer. Solo cuando el pequeño ya estaba prácticamente recuperado, los médicos anunciaron su muerte, y como en el resto de los casos de bebés robados, no le dejaron verlo ni enterrarlo.

La historia que cuenta Manuel Barbosa le viene de los recuerdos de sus padres (su madre ya ha fallecido tras un largo periodo de Alzheimer y su padre vive aunque con problemas de salud) y sobre todo de sus tíos, testigos de aquellos hechos acaecidos ahora hace 39 años en el hospital Manuel Lois.

José Barbosa nacía un 27 de mayo de 1979 pero al salir del vientre de su madre tragó líquido amniótico con algo de heces. Esta situación dejó al recién nacido en una situación bastante delicada, y se tuvo que quedar en el hospital. Pese a todo, el pequeño empezó a mejorar poco a poco y daba síntomas de una gran recuperación. El 20 de julio de 1979 era viernes, esa mañana le habían dado la buena noticia, al lunes siguiente, le darían el alta. Esa misma tarde le dieron otra noticia, y fue una de las peores de su vida, el bebé que ya prácticamente se encontraba sano, había empeorado de repente y había fallecido.

Como era normal, los padres pidieron ver el minúsculo cadáver, nunca se lo permitieron, quisieron enterrarlo, pero jamás le dejaron, simplemente se les dijo que el hospital se haría cargo del cuerpo de esa persona con la que habían convivido casi un mes.

Solo el tiempo les hizo sospechar con más intensidad, “mi tía me contaba que a la habitación pasaban personas extrañas y muy bien vestidas a ver al pequeño y que decían lo guapo que era, ellos lo mostraban con orgullo” apunta Manuel Barbosa atando cabos.

Otra de las curiosidades que deja esta historia tuvo lugar muchos años después. Sus padres recibieron una carta, era del ejercito, y en ella requerían que, el niño que supuestamente había muerto tenía que acudir al tallaje y pesado que todos los quintos tenían que realizar para hacer el servicio militar, otra circunstancia que ha dado mucho que pensar a la familia desde entonces.

Ahora, que los casos de Bebés Robados han vuelto a salir a la luz, y que el caso del juicio del doctor Vela en Madrid ha dejado ese sinsabor en muchos hogares de toda España, Manuel Barbosa ha dado el paso “lo mismo no quiere vernos, esa criatura tendrá su vida, pero yo siento que es mi obligación buscarlo, o quién sabe, quizás el también nos esté buscando a nosotros”.

Por eso, aunque se encuentra en Marbella, Manuel se ha puesto en contacto con la Asociación SOS Bebés Robados de Huelva y ha pedido ayuda. Desde allí lo están asesorando para dar los primeros pasos en la búsqueda de su familia, iniciando por pedir la partida de nacimiento y el registro defunción de ese del que no tiene recuerdos y ni siquiera una foto “eran otros tiempos y una familia muy humilde”, señala Manuel

 

Hoy por hoy, Manuel Barbosa se encuentra “convencido” de que le robaron a su hermano, se han visto muchos casos, y por lo visto lo de que un bebé se diera por muerto un viernes era bastante habitual, la burocracia funcionaba de otra forma entonces y era mejor que pasara el fin de semana”, por eso tiene “mucha esperanza de encontrarlo” porque “es algo que le debo a mi padre” ha afirmado.