Home Cuenca Minera La Granada de Riotinto Masacre de ciervos para regenerar la zona afectada por el incendio de La Granada
Masacre de ciervos para regenerar la zona afectada por el incendio de La Granada

Masacre de ciervos para regenerar la zona afectada por el incendio de La Granada

0

Masacre de ciervos para regenerar la zona afectada por el incendio de La GranadaLa Consejería de Medio Ambiente ha procedido a una batida de gestión en la zona afectada por el incendio de este verano en La Granada de Riotinto con el objetivo de reducir de forma considerable la población de ciervos y muflones existente en este monte público, denominado El Jarrama. Con esta medida, que forma parte del Plan Integrado de Caza elaborado por la Dirección General del Medio Natural de la Junta, se ha logrado abatir a unos 150 de las alrededor de 300 ejemplares que aún poblaban la zona.

Según han informado a este periódico desde la Delegación Territorial de Medio Ambiente, esta actuación es necesaria para propiciar la regeneración ambiental del espacio afectado por el incendio, pues el ganado existente en la zona acaba con la vegetación que comienza a florecer, lo que impide tanto la regeneración del espacio como la supervivencia de los animales, que no tendrían sustento necesario para seguir viviendo.

Según el criterio científico de los técnicos que han elaborado el plan, lo ideal es reducir la población de ciervos y muflones hasta dejarla en 40 ejemplares, por lo que, a partir de ahora, la Dirección General del Medio Natural evalúa el resultado de esta primera batida de gestión, encargada a la sociedad local de cazadores, para decidir si se encarga una segunda.

Masacre de ciervos para regenerar la zona afectada por el incendio de La GranadaLa medida ha sido criticada por varias organizaciones de ámbito social como Asnuci y Asisti Cuenca Minera. Desde la primera califican esta actuación, en declaraciones al diariodehuelva.es, como una “carnicería y salvajada” con la que se da pie, a su juicio, a una “lectura muy peligrosa”, como es el hecho, argumentan, de que “tras un incendio puede disfrutarse la oportunidad de una gran cacería”.