Home Sierra Las matanzas tradicionales del cerdo acumulan elementos culturales
Las matanzas tradicionales del cerdo acumulan elementos culturales

Las matanzas tradicionales del cerdo acumulan elementos culturales

0

Se desarrollan las últimas semanas de matanzas domiciliarias, que aportan un factor económico y conservan matices patrimoniales en la sierra

El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche se encuentra en estos momentos en plena etapa de matanzas tradicionales del cerdo ibérico. Quedan pocas semanas para que finalicen los plazos habilitados por los ayuntamientos para que las familias puedan organizar estas manifestaciones que entran por derecho propio y tradición en el amplio elenco de elementos patrimoniales serranos.

Se trata de un tiempo especial, en el que los recuerdos vuelven a muchas familias que solían sacrificar los cerdos que criaban a la antigua usanza, como lo hacían sus antepasados.

Se reunía toda la familia muy temprano, se degustaban licores y dulces y se ponía manos a la obra para afrontar el duro trabajo que quedaba por delante.

Cada uno se dedicaba a una cosa, clasificando los roles y tareas en función de la fuerza o la destreza. Los hombres hacían los trabajos más duros para coger, sacrificar y despiezar el cerdo. Aquí destacaba la sabiduría del matachín, que conocía todos los recovecos del cuerpo del animal para sacar el máximo partido.

Las mujeres hacían la labor de chacinantas, lavando tripas, hirviendo agua, embutiendo chorizos y aportando un toque especial a los condimentos de tan exquisitas viandas.

La aportación gastronómica de esta cita se enriquecía con platos como el guiso de matanza, verdadero manjar que ha llegado hasta nuestros días.

Todo esto y mucho más, configura aún hoy un universo etnográfico de gran valor cultural. Esta constatación ha impulsado a varios municipios serranos a ofertar matanzas tradicionales como atractivo turístico. Las próximas fechas, la mayoría vinculadas al puente del Día de Andalucía, poblaciones como Galaroza, Linares de la Sierra o Cortelazor recibirán cientos de turistas ávidos de conocer los rituales ligados a esta tradición.

¡Cuéntanos!