Podría interesarte:
Home Opinión Un motivo cualquiera…
Un motivo cualquiera…
0

Un motivo cualquiera…

0

El último artículo del Blog de Alejandro de la Corte sobre Psicología general

Hace mucho tiempo, cuando mi andadura en la vida comenzaba a rodar, escuché por primera vez, de uno de mis referentes más importantes, la palabra “motivación”, sin que pudiera imaginar la dimensión y magnitud de dicho término. Nuestra querida Real Academia de la Lengua la califica como “el conjunto de factores internos y externos que determinan en parte las acciones de una persona”. Desde mi humilde entender, de dicha definición suprimiría “en parte” ya que, por mi experiencia de tantos años como psicólogo, he podido comprobar que la motivación lo es todo (o casi todo).

Cuando pequeños, nos ocurrían cosas tan fantásticas como no tener que poner el odiado despertador ni desesperar a nuestra madre para que nos levantara de la cama cuando tocaba excursión, mientras que en la semanas rutinarias era un verdadero suplicio para todos. O que nuestra memoria se volviera sorprendentemente poderosa a la hora de aprendernos cientos de letras de canciones (a veces de idiomas que ni conocíamos), mientras que para aprendernos la tabla periódica hacíamos malabares y reglas nemotécnicas que, la mayoría de las veces, quedaban en meros intentos fallidos.

Continúe leyendo el artículo de Alejandro de la Corte en esta entrada de su blog.

¡Cuéntanos!