Home Huelva Manuel Moya lanza Mojama (La última frontera), una novela contra la violencia social
Manuel Moya lanza Mojama (La última frontera), una novela contra la violencia social

Manuel Moya lanza Mojama (La última frontera), una novela contra la violencia social

301
0

Manuel Moya lanza su nueva obra: Mojama (La última frontera).

Manuel Moya es quizás el mejor escritor (junto a Manuel Garrido Palacios) que ha dado Huelva desde los tiempos de José Nogales y Juan Ramón. Con el Nobel moguereño compite en versos y aventuras interiores. Con el periodista de 1888. El Año de los tiros lo hace en crítica social y compromiso. Tiene una visión y percepción parecida al autor de El último patriota. Inconformista, comprometido, luchador, incansable. De la misma manera se enfrenta a un foro repleto de público que a una presentación aldeana. Tiene una misión, pedagógica, divulgativa. Es un lujo tenerlo en Huelva y en Fuenteheridos.

Ha viajado por la Revolución de los Claveles con Las cenizas de abril, traducido a Pessoa una y mil veces, buceado en la memoria con La tierra negra, encandilado con La mano en el fuego y ha castigado con sus letras a los corruptos con Un buitre en mi jardín.

Ahora soplan vientos extraños, muy extraños, socialmente preocupantes. Por eso, creo, ha lanzado su última, de momento, obra. Mojama (la última frontera). Es una delicia narrativa, criticona, sagaz, real como la vida misma. Lo destripa todo y pone el mundo y a la sociedad en su sitio. Y lo hace desde una visión muy periodística, como lo hacía Nogales. Lo hace desde Huelva. No hace falta irse a Nueva York con Gay Talese o a Kansas, con Truman Capote. Se puede ser un grande de la literatura desde un rincón de Huelva, dígase desde Fuenteheridos.

Mojama es la sexta novela de Manuel Moya, poeta, traductor y narrador serrano que en esta ocasión aborda un tema de triste actualidad, la xenofobia, el ascenso de la violencia social contra el distinto, en este caso contra los inmigrantes.

La editora, (Niebla), subraya que la novela es una llamada de atención sobre los mecanismos sociales y políticos que hacen posible la violencia, mediante el silencio o la abierta complicidad con grupos y discursos que cada vez se escoran más hacia la barbarie.

La novela se ambienta en una ciudad tranquila como Huelva, que, de pronto, sin que haya nada que lo justifique, se ve zarandeada por actos violentos contra la población inmigrante, sin que en apariencia nadie esté dispuesto a hacer nada por revertir una situación que se vuelve cada vez más cotidiana y difícil.

Es con estos mimbres que se construye una obra, donde mientras ciertos personajes consienten o esconden la violencia, otros luchan por desenmascararla, como es el caso de Violeta, una joven periodista que siente sobre sí el peso de la responsabilidad social antes de que la vida "acabe por amojamarla" y someterla.

En medio, un adolescente que lleva en sí mismo el estigma del odio, un fotógrafo que se pasa el tiempo canturreando a Bob Dylan, unos mandamases que intentan sacar rédito a la situación, un periodista que recibe en un bar, un senegalés al que quizás vayan a soltarle unos papeles, un poli a punto de jubilarse que no quiere líos, un director de periódico que argumenta "que los negros no compran periódicos", y una sociedad que prefiere mil veces vivir en la inopia que afrontar sus problemas. Todo eso y un poco más es Mojama, novela intensa, novela breve.

SINOPSIS

Un numeroso grupo de inmigrantes se reúne al anochecer en torno a la estación de Huelva. Buscan trabajo, amistad, compañía. No lejos, solapados en una sociedad que mira hacia otra parte y que en el fondo ve en ellos una especie de cruzados contra los extranjeros, un grupo de adolescentes rapados y violentos se prepara para atacarlos, imbuido por un odio tribal, inexplicable. En medio de ellos, Violeta, una joven periodista que siente sobre sí las inercias de la madurez, trata de hallar explicaciones no tanto a la violencia gratuita, cuanto a la dejadez y permisividad de una sociedad amojamada que no sólo no reacciona ante la violencia, sino que parece consentirla, sin percatarse de que, con su silencio y su complicidad, está alimentando a la peligrosa fiera que se esconde tras esas actitudes agresivas. Mojama es, pues, una reflexión sobre la violencia social y los mecanismos de odio y de silencio que la hacen posible.

 

El autor

Manuel Moya nace en 1960 en el pueblo serrano de Fuenteheridos. Poeta, narrador, traductor, ha obtenido premios de relieve como Ciudad de Córdoba (1997), Leonor (2001), Fray Luis de León (2010) o A. Machado (2014). Como prosista ha editado los libros de cuentos, La sombra del caimán (2006), Caza Mayor (2014), premio de la crítica andaluza y Zorros plateados (Edhasa, 2017), premio Tiflos, así como las novelas La mano en el fuego (2006), La tierra negra (2009), Majarón (2009) y Las cenizas de Abril, Premio F. Quiñones, (Alianza ed. 2011) traducida al portugués e italiano. Ha traducido gran parte de la obra literaria de F. Pessoa, como Libro del desasosiego (Alianza ed. 2015), Confesiones (Ed. Alud, 2018), Cuentos (Pag. de Espuma, 2016), Cuentos para locos (Ed. El Paseo, 2018), Mensaje (Visor, 2017), o la poesía de sus heterónimos (Visor). Incluido en numerosas muestras y antologías de relato y poesía, tanto en España como en el extranjero.

 

 


Cerrar