martes. 18.06.2024
El tiempo
Opinión

Huelva, Chucena, rociera... páginas en el libro de mi vida

La psicóloga y escritora Pilar Enjamio recuerda su experiencia vital como rociera y devota de la Blanca Paloma.
Huelva, Chucena, rociera... páginas en el libro de mi vida

El destino , el azar... hacen que sucedan bellas historias y amigos y gente de verdad.

Huelva y Chucena son una patente importante en las páginas de la historia de mi vida. Las  más hermosas porque recuerdas a dos rocieros de verdad , Alberto Gutiérrez y Antonio Villarán.  Ellos me enseñaron el Rocío que se queda tatuado en el alma para siempre. El verdadero espíritu cristiano de compartir a la vez que rezar y cantar un fandango alosnero.

Con el Simpecado de Chucena
Con el Simpecado de Chucena

Ser familia rociera unidos en el más bello sentimiento a un profundo sentir a la Blanca Paloma , a esa Virgen que eligió Huelva y bendijo sus arenas pero también es de todos los que la quieren y la sienten. 

Era mi primer Rocío haciendo el camino con Triana pero no fue una vivencia agradable y Chucena me cambió mi pisar, pie en las arenas en la fe y la felicidad.

Alberto aún iba al instituto y pasaron los años y mis hermanos del alma lo siguen siendo y seguirán. Yo fui a las bodas de Alberto con Carmen  y de Antonio con Mónica.  Este año no pude estar presente pero desde el hospital he vivido la misa rociera y los videos y fotos que me enviaron y me hicieron llorar de emoción y a pesar de la distancia sentirme allí en la aldea.

Su foto con el Simpecado de Chucena y el sombrero con el nombre de la Hermandad me recordó un lugar de gente buena y sencilla , de amigos sinceros y rocieros de verdad. Un recuerdo especial a Pepe el Mármol, mi padrino rociero y que me bautizó con el nombre de Estella de la mañana .Siempre gritaré mi orgullo de ser rociera, la esencia de mi vida... mi fuerza y esperanza.

Comentarios