jueves. 29.02.2024
El tiempo
Opinión

Nuevo Gobierno: 'Tempestad sobre Washington' (1962)

Nuevo Gobierno: 'Tempestad sobre Washington' (1962)

Darse un garbeo por las redes sociales durante estos días de ajetreo político es un deporte de aventura. La confrontación está a la orden del día, la ilusión y el odio visceral se dan la mano con el señor Zuckerberg. Se ha oído de todo, desde las críticas al ministro Garzón por llevar corbata o prometer lealtad al Rey, la pose de ‘pistolero’ de Pablo Iglesias o la gran cantidad de ministros y ministras que conforman este abarrotado consejo que tendrá (y también ha dado para polémica) lugar los martes.

Al otro lado del espejo se ha hablado de políticas antifascistas, de freno a la ultraderecha, de más poder adquisitivo para los más pobres y de impuestos para aquellos que más tienen.

De todo ello hablaremos y mucho en los próximo años (si Cataluña no acapara todo el protagonismo) sin embargo, poco se habla de la medida para subir las pensiones según IPC o del fin del impuesto al sol, decisiones ya reales tomadas en el primer consejo de este nuevo Gobierno.

Sin apenas camino recorrido, sin vislumbrar siquiera el cariz de la nueva etapa, han sido muchas las críticas que estos 22 hombres y mujeres han recibido (unos más que otros, claro está) y es que ante la perspectiva del primer gobierno de coalición de la historia, son muchas las dudas y muchos los que se aprovechan de la novedad para hacer leña del árbol entero y sano.

Ya mirando al ombligo de Huelva, lo realmente importante será saber si los presupuestos se acuerdan de la provincia, si realmente se ejecutan. Y si las medidas que se tomen (Carreteras, vías férreas y el desdoble del túnel de San Silvestre entre otras) benefician de una vez a los ciudadanos de esta provincia, tan tristemente olvidados presupuestos tras presupuestos. Pero no, eso no ha ocurrido, la crítica poco sutil y sibilina, el temor ha podido en muchos casos a la necesidad dejar hacer las cosas. Ese insulto preventivo, ese vómito en ayunas ha sido la nota  en muchas publicaciones y comentarios de bar y reflejan una Huelva de prejuicios que, personalmente, no me gusta.

Tempestad sobre Washington (1962) Traigo a colación una de las películas estrellas de Otto Preminger, uno de los grandes genios del cine político. La investigación ruin y tendenciosa sobre un nuevo secretario de Estado al que se le atribuye un pasado comunista conforma una de esas obras maestras que la crítica sigue recomendando pese a las décadas de distancia que la sustentan.

Incluso en esta película el sentido de la responsabilidad política y de la honestidad está mejor tratada que en la controvertida actualidad española y es que son malos tiempos para la ética y buenos para recordar.