miércoles. 05.10.2022
El tiempo
Opinión

¿Existe Huelva?

Por lo visto hasta la fecha, para el PP y sus dirigentes, no. La memoria de los onubenses ni es corta, ni frágil, y aún tienen presente, muy presente, todas y cada una de las promesas que el PP, en general, y el alcalde que les representa en la ciudad, en particular, les han venido haciendo desde que los socialistas perdieron el sillón municipal. La lista es larga y con hechos incuestionables que suponen todo un revés en la cara para los ciudadanos de Huelva que observan atónitos cómo pasan los años y los que vendieron humo siguen en sus treces, disfrazando la realidad de jolgorio, bulla y jarana, mientras, tras el decorado de cartón piedra, se esconde la desesperación de una ciudad que en vez de avanzar hacia el futuro se ha estancado en el pasado. El castillo de naipes se desmorona y aparecen ante los ojos ciudadanos hechos y actitudes que demuestran que su alcalde, que debería ser el adalid de todas las reivindicaciones para la ciudad que dice gobernar, pero que en realidad mal gobierna, pasa más días a la semana en la Cámara autonómica, en plan de mero observador ya que sus intervenciones en todos estos años se pueden contar con los dedos de una mano, y obvia, aparta o esconde en su cajón los proyectos e iniciativas que sacarían a la ciudad del letargo en el que está sumida desde hace años. ¿Desde cuándo el alcalde de Huelva no pisa la calle, de verdad, no se reúne con las asociaciones vecinales y colectivos ciudadanos para conocer sus problemas y necesidades e intentar buscarles solución? ¿Cuándo le hemos visto convocar una rueda de prensa para anunciar, por ejemplo, que se declara en rebeldía ante su partido, hasta que no empiecen las obras del AVE? Esta provincia, y por supuesto su capital, siempre que el PP ha gobernado en España, han estado arrinconadas y olvidadas por las administraciones. No hay ni un solo proyecto, ni uno, que puedan decir los peperos que lo han conseguido gracias a sus esfuerzos o gestiones. Ni uno. Todas las grandes obras públicas, todas, que esta provincia y su capital tienen finalizadas o están en marcha se han logrado con gobiernos socialistas. Todas. Y las que están aparcadas y duermen el sueño de los justos, como las del AVE o el desdoble de la N-435, lo están por decisiones de los dirigentes del PP. Y nadie del PP onubense, nadie, sale a la palestra para reivindicar, denunciar o exigir la continuidad de esas infraestructuras, básicas para el desarrollo socioeconómico de Huelva, y cuando lo hacen se dedican a justificar los parones con excusas tan peregrinas que no merece la pena reproducir por su nula y pueril credibilidad. Para ellos no es importante acabar la estación del AVE, al parecer eso no incide para nada en el futuro de la ciudad. Ni tampoco valoran el desdoble de la N-435, puesto que esta vía no es la que tienen que utilizar a diario miles de onubenses. No, ellos están en otras cosas. Ahora, por ejemplo, en fotografiarse con el enésimo candidato del PP a la Junta, después de mucho rebuscar, no vaya a ser que este se olvide luego de quien no estuvo con él en su presentación. A eso se dedican, a fotos, de casta le viene al galgo, inauguraciones privadas, saraos y demás eventos, olvidando que la principal labor de un gobernante municipal es su ciudad y la solución de sus enormes problemas. Ya estamos en puerta de otras elecciones, las europeas, y tras ella, de nuevo, las municipales. No tengo la más mínima duda de que visto lo visto en estos años de gobierno del PP, los ciudadanos elegirán a las personas que lucharán de verdad por Huelva.

Comentarios