miércoles. 10.08.2022
El tiempo

Isla Cristina es un punto crítico de inundaciones ante el cambio climático

La mayor presión urbanística de la provincia se ha detectado en el triángulo Ayamonte, Punta del Moral e Isla Canela que es el principal 'punto negro' de Huelva
Isla Cristina es un punto crítico de inundaciones ante el cambio climático

Greenpeace y el Observatorio de la Sostenibilidad han presentado un novedoso informe, sobre el estado actual de la protección y desprotección en la costa española, así como las tendencias que se observan en las zonas libres de ladrillo. Entre las conclusiones que estas organizaciones arrojan para la provincia de Huelva destaca el peligro de Isla Cristina como uno de los puntos más críticos de toda la Costa Española para el riesgo de inundaciones ante el cambio climático.

Según se recoge en el informe llamado 'Protección a toda Costa', "uno de los principales riesgos que se identifican es el aumento exponencial de la construcción de urbanizaciones e infraestructuras en la costa junto a los efectos derivados del cambio climático y la mayor exposición a inundaciones o a torrentes. Este es el caso de municipios como IslaCristina,  Pedregalejo (Málaga),  Empuriabrava (Girona) o Marina de Port d’Aro (Girona) que han quedado amnistiados y fuera de protección gracias a la nueva Ley de Costas y tienen, por ello, un especial riesgo de sufrir inundaciones.

Por esto, la conservación del estado natural de la franja de los primeros 500 metros es esencial, ya que actúa como barrera de protección. En la provincia de Huelva, se localizan dos de los núcleos indultados por la Ley de Costas de 2013. Estos núcleos son los más extensos eximidos del cumplimiento de las disposiciones del Dominio Público Marítimo Terrestre.

El informe también advierte de que en Punta Umbría, se indultó una serie de viviendas unifamiliares en el extremo de la península arenosa, que constituyen parte del avance de la población dentro del sistema de playa del río Odiel y el Atlántico. Es una superficie bastante irregular.

Sin embargo es en Isla Cristina donde se encuentran otros dos indultos que pueden suponer un peligro ante el riesgo de inundación. En primer lugar, el núcleo de Caño del Cepo está constituido por una superficie muy amplia, de más de 40 hectáreas del casco urbano, desde el puerto deportivo en la costa oeste hasta la calle Los Rafaeles en el sector occidental.

Actualmente está ocupado por un denso tejido urbano con construcciones de todo tipo. Su cercanía a la playa sur "es evidente y no se entiende muy bien el porqué de una forma tan irregular para definir el área indultada" asegura el informe de Greenpeace.

Por otro lado, se exime del cumplimiento de la Ley a una segunda zona denominada Casco Urbano de Isla Cristina, que corresponde a otra zona anexa a Caño del Cepo por el norte y de aproximadamente 17 hectáreas con todo tipo de construcciones urbanas. Todas estas zonas presentan elevado riesgo de inundación, especialmente si coinciden grandes precipitaciones con fuertes tormentas en el mar. Ambos núcleos indultados suman una superficie de unas 57 hectáreas frente a las aproximadamente 170 que tiene la ciudad.

Puntos negros en la Costa ante la presión urbanística

El informe analiza las tendencias y, en este sentido, las zonas que pueden sufrir en un futuro alta presión urbanizadora dado que en la actualidad o no están protegidas o se encuentran cerca de zonas ya urbanizadas y bien comunicadas. Son 52 zonas en total en toda España y la costa Ayamontina es la principal referencia onubense en este ámbito negativo.

Según refleja el informe, en Huelva hay dos sectores muy diferenciados en la costa. El sector más oriental está protegido por el Parque Nacional de Doñana y otras figuras complementarias, y desde la cancelación definitiva de ciertos proyectos en los años 80, sobre todo en Matalascañas, no experimenta excesiva presión. Al oeste de Huelva, en cambio, "se observa una intensa actividad urbanizadora que nos permite identificar tres sectores a vigilar. Están situados en la primera línea de costa de los espacios no protegidos que quedan entre las desembocaduras de los ríos Guadiana y Chanzas. De este a oeste, diferenciamos estos sectores de alta presión: Isla Cristina-Islantilla, Este de Islantilla, Isla Canela-Isla del Moral.

La presión urbanística es más intensa en el triángulo formado por Isla Canela, Ayamonte e Isla del Moral, que crecen con el único límite de los espacios protegidos. Es observable cómo Isla Canela e Isla del Moral proyectan prolongaciones y buscan encontrarse a lo largo de la playa y formar un continuo.

Huelva, la segunda provincia española con más ocupación del Dominio Público Marítimo Terrestre

Sólo Málaga está por encima de Huelva en cuanto al porcentaje de Dominio Público Marítimo Terrestre modificado por el hombre, algo a lo que también contribuyen las balsas de fosfoyesos, por ejemplo. El DPMT (Dominio Público Marítimo Terrestre) modificado por el ser humano pasó de 48 kilómetros en 1987 (antes de promulgarse la Ley de Costas 22/1988) a 87 kilómetros 24 años después. El porcentaje artificial es del 71%, el segundo más alto de toda España. Málaga lo supera con el 74%.

Sin embargo, al mismo tiempo, es la provincia más protegida de toda España. Huelva tiene un 61,5% de su superficie costera protegida.  Un 37,9% de la franja está ocupado por hábitats de interés de la Red Natura 2000 y se encuentran 260 especies de vertebrados silvestres.

Para Greenpeace, este informe no está cerrado sino que pretende ser un catálogo abierto para la participación ciudadana, de forma que se pueda incluir información sobre zonas que están en riesgo de ser urbanizadas. En este sentido, el Observatorio de la Sostenibilidad y Greenpeace animan a las personas preocupadas por la conservación del litoral a añadir lugares de gran valor ecológico y que estén amenazados a través de sus redes sociales con el hashtag #ProteccionATodaCosta.

Isla Cristina es un punto crítico de inundaciones ante el cambio climático