domingo. 19.05.2024
El tiempo
Actualidad

Todo lo que hay que saber antes de pedir un préstamo

Con la inflación por las nubes, la situación económica internacional y la presión en la economía familiar con el incremento de las facturas energéticas, es necesario plantearse opciones de financiación cuando se necesita un pequeño empujón.

phpKglMpi64141b9464f01
phpKglMpi64141b9464f01
Todo lo que hay que saber antes de pedir un préstamo

Muchos, después de valorar otras opciones, deciden ponerse a buscar créditos en internet, pero es necesario echar un vistazo y estar seguro de tener toda la información y todo lo que debes saber claro.

5 cosas a revisar antes de solicitar un crédito

  1. En primer lugar hay que tener claro que solicitar un crédito y, por tanto, endeudarse, no debe ser nunca una solución sino quizá un vehículo. Es necesario calcular los riesgos de solicitarlo y tener claro que será viable ir devolviéndole sin complicar la economía familiar o sin que suponga un endeudamiento extra que acabe provocando una situación más complicada.
  2. Calcular a la perfección cuánto se necesita. Mucha gente suele pensar que, puestos a pedir un préstamo, es mejor pedir un poco más y así poder cubrir algún añadido. Nada más lejos de la realidad. El primer consejo es ajustar al máximo el monto del mismo para poder, de esta forma, pagar menos intereses y, sobre todo, hacer un pago más cómodo. Este es uno de los principales consejos que daría cualquier asesor financiero para evitar luego complicaciones añadidas.
  3. Conocer a fondo las condiciones del préstamo. Es clave buscar un site en el que comparar las opciones que existen en el mercado. A veces se tiende a ir solo al sector bancario y, hoy en día, hay otras empresas financieras que hacen las veces de prestamistas y que mejoran considerablemente las condiciones con respecto a las ofertas bancarias. Sitios como PrestamoJusto aglutinan en un mismo sitio este tipo de información, facilitando todos los datos. Es necesario conocer el interés aplicable, si hay comisiones de apertura/cierre/retraso y los plazos de devolución. Tener todo esto claro ayuda mucho a la toma de decisiones.
  4. Es necesario también conocer si existen algunas vinculaciones añadidas con algún tipo de seguro o de producto financiero. Esto, que a priori puede parecer un detalle sin importancia, puede acabar siendo vital cuando se trata de avanzar con ello y con los pagos sin que quede lastre. De hecho, es una de las primeras preguntas que debería hacerse antes de lanzarse. “Ha habido entidades que, en un momento dado, vinculaban el préstamo a una tarjeta tipo revolving y eso ha traído consecuencias nefastas para muchos usuarios en el medio plazo” explican desde el sector.
  5. Documentación solicitada a la primera. Es clave para que se apruebe el préstamo y también es clave para saber si será el adecuado para cada caso. Cuando hay personas que buscan este tipo de financiación pero, por causas puntuales, han acabado formando parte de algún listado de morosidad, complica mucho la situación. Aunque hoy en día hay entidades que no tienen esto en cuenta, es clave conocer a fondo qué tipo de datos van a solicitar.

Comentarios