miércoles. 08.02.2023
El tiempo

La digitalización de las pymes como foco del Plan de Recuperación 2022

La digitalización de las pymes será uno de los puntos fuertes del plan de recuperación propuesto por el Gobierno para 2022.
La digitalización de las pymes como foco del Plan de Recuperación 2022

La digitalización de las pymes será uno de los puntos fuertes del plan de recuperación propuesto por el Gobierno para 2022. Se espera que con las ayudas previstas puedan hacerle frente al presunto final de la pandemia y a una nueva manera de entender la economía.

Los ejes principales del plan de recuperación del Gobierno

El Ejecutivo parece tener claro que la digitalización de los servicios de los autónomos y de las pymes es imprescindible. Se proponen las siguientes ayudas:

  • El programa Kit Digital. Está gestionado por la web Red.es y también en Acelera pyme. La primera convocatoria estaba destinada a empresas de entre 10 y 49 empleados y constaba con un fondo de 500 millones de euros. La convocatoria se abrió a mediados de marzo y recibió, en 24 horas, 10 600 solicitudes. A medida que avance el año se realizarán nuevas convocatorias.
  • Las líneas de financiación. Una de las más importantes será la Línea Emprendedoras ENISA de la que ya se han beneficiado 55 mujeres. A lo largo del año comenzará a funcionar la Oficina Nacional del Emprendimiento. A su vez, el Fondo Next-Tech ha invertido 70 millones de euros en el fondo Leadwind gracias al Instituto de Crédito Oficial.
  • La apuesta por la mejora de la tecnología y de las infraestructuras. Se impulsará la conectividad a otras empresas, la red 5G, la seguridad informática y el uso de tecnologías como la inteligencia artificial, entre otras.

¿En qué consiste el Kit Digital?

Antes de acceder a su uso es necesario comprobar cuál es el grado de la digitalización de la empresa solicitante. El test de autodiagnóstico se encuentra en la web Acelera Pyme. Una vez comprobada la idoneidad de la compañía, se ofrece una cantidad concreta que puede invertirse en:

  • La renovación de la página web.
  • La mejora y promoción de la propuesta de comercio electrónico.
  • La gestión de los procesos, de las redes sociales y de la clientela.
  • Métodos analíticos e inteligencia artificial.
  • Herramientas y servicios de oficinas virtuales.
  • La facturación electrónica.
  • La seguridad de las comunicaciones y la ciberseguridad.

¿Por qué es tan importante la digitalización y cómo puede asumirla una pyme?

En primer lugar, sería conveniente resaltar que la digitalización ha dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad. Si bien es cierto que los datos confirman que solo un 10 % de las pymes venden sus productos en Internet, lo que pretende el Gobierno es aumentar esa cifra y evitar que las empresas aleguen problemas de presupuesto para no modernizarse.

Asimismo, no es aconsejable caer en el error de pensar que la digitalización es un proceso puntual que ayudará a aumentar el nivel de conversión automáticamente. Más bien, se trata de una evolución continua que hay que ir revisando para que ofrezca los resultados más optimistas.

De hecho, al digitalizar los procesos se consigue mejorar la productividad y la rentabilidad. Los datos confirman que un 80 % de las pymes digitalizadas han podido superar la crisis provocada por la pandemia. Si no se hubieran adaptado, habrían cerrado el 78 %.

Apoyos esenciales para afrontar la digitalización

Resulta indispensable tener claro que el proceso supone un cambio radical de modelo y que la adaptación no siempre es sencilla. Por ello, sería necesario tener en cuenta los siguientes apoyos para que la transformación sea más eficaz.

  • Contar con financiación para la contratación de talento. El uso de plataformas como Fiverr ayuda a encontrar a expertos en cualquier materia que pueden convertirse en la clave de la digitalización. Los profesionales de TI son esenciales para crear una base sólida que permita perfilar los detalles de la nueva etapa.
  • Invertir en activos digitales. Es el patrimonio que una empresa construye para posicionar sus servicios y productos, venderlos y fidelizar a su clientela. En este grupo se incluyen el comercio electrónico y las campañas de publicidad, entre otros aspectos. No debe prevalecer tanto el retorno de la inversión como el hecho de dar a conocer la oferta y encajar con las necesidades de la clientela potencial del nicho de mercado correspondiente.
  • La formación en TIC. Los empleados deben conocer la utilidad de los recursos disponibles y emplearlos correctamente para sacarles el máximo partido. Todos los procesos pueden consultarse desde un dispositivo móvil, lo que permite llevar la oficina en el bolsillo y agilizar la toma de decisiones.
  • La administración digital. También se incluyen la digitalización las facturas, la firma digital y todo lo relacionado con la mejora de la gestión económica.

La combinación de estos apoyos contribuye a facilitar el proceso de digitalización.

Los datos previstos de la digitalización de las pymes en 2022

Al plan de ayuda del Gobierno se le añaden algunos datos que van a convertirse en los ejes de la evolución económica:

  • La inversión en activos digitales, ciberseguridad y digitalización crecerá entre un 10 y un 15 %.
  • En torno a un 25 % de las pymes ha comenzado ya a apostar por la reorganización de su modelo de negocio tras un análisis inicial.
  • Un 51 % de las empresas confirma que va a desarrollar nuevos modelos de negocio.
  • Hasta 2024 se espera que el aumento en la inversión para la transformación digital crezca un 16,5 %.

Todo parece indicar que lo sucedido durante el confinamiento provocó que las pymes se dieran cuenta de su falta de adaptación a las necesidades de sus clientes potenciales. El auge del comercio electrónico en 2020 provocó la digitalización obligada de muchas empresas que querían ganar en competitividad.

Las que todavía siguen trabajando como siempre deberán ir adaptándose progresivamente a la tendencia predominante. Ahora cuentan con la ayuda de un plan del Gobierno que puede convertirse en la clave para que la transformación digital de una pyme sea más accesible gracias a la ayuda económica que puede solicitarse.

De cada empresario/a dependerá que el proceso sea lo más corto posible y que su negocio comience a escalar posiciones dentro de su sector o nicho de mercado. La actual etapa debería aprovecharse para alcanzar las metas propuestas fácilmente.

La digitalización de las pymes como foco del Plan de Recuperación 2022