domingo. 02.10.2022
El tiempo

Alertan del aumento de mujeres adictas a las compras compulsivas en la web

Alertan del aumento de mujeres adictas a las compras compulsivas en la web

Aonujer ha tratado, en 203, casos en los que se llegaron a comprar 25 televisores, 400 bolsos o 200 pares de zapatos y advierte dee que es un fenómeno novedoso.

La Asociación Onubense de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Aonujer) ha alertado del crecimiento que se ha dado en 2013 en el número de mujeres que acuden a la asociación a pedir ayuda por ser adictas a las compras en la web. En este sentido, Aonujer destaca en la memoria correspondiente al pasado año que, por un lado se ha estabilizado (aunque crecido respecto al año anterior) la adicción al juego, sin embargo, la asociación subraya “un aumento de las acogidas a personas con adicción a las compras compulsivas, y dentro de este bloque, la llegada de mujeres”.

En este caso concreto de compras compulsivas, Aonujer atendió a 10 personas, de las cuales nueve eran mujeres. El presidente de Aonujer, Jorge Barroso, destaca casos como el de un hombre que “compró 25 televisores”. Es el comprar por comprar, hasta llegar a casos de mujeres de Huelva que han llegado a comprar por internet hasta 400 bolsos o 200 pares de zapatos. Este problema, advierte Barroso, no se ha dado en años anteriores y es en 2013 cuando se ha observado. Tiene su lógica teniendo en cuenta que las facilidades para comprar en internet cada vez son mayores. Un click, una compra.

Por otro lado, la asociación alerta asimismo de la cantidad de jóvenes onubenses que padecen (muchos de ellos sin que si quiera se den cuenta) una fuerte adicción a las nuevas tecnologías. En este sentido, cada año que pasa son más las familias que llegan hasta a la asociación para buscar ayuda con sus hijos. Así, se han encontrado casos de adicciones a los videojuegos, pero sobre todo a los teléfonos móviles, con adolescentes y jóvenes que no separan sus dedos de la pantalla del smartphone para conectarse a Whatsapp, Facebook o Twitter. Barroso reconoce en este punto que “nos ha llegado incluso un caso de un joven que tenía los dedos deformados de escribir mensajes constantemente, o incluso de una chica que gastaba una media de 500 y 600 euros mensuales en el teléfono móvil.

Para Aonujer, se trata de nuevas formas de adicción que conviven con otro mal que viene de lejos, la adicción al juego como tal. El trabajo de esta asociación se multiplica y diversifica al unísono de la sociedad.

Alertan del aumento de mujeres adictas a las compras compulsivas en la web
Comentarios