miércoles. 10.08.2022
El tiempo

La onubense Rocío Toscano combate el bullying con su cuento 'Jorgito y su dragón'

'Jorgito y su dragón' es una obra con lenguaje infantil, que tiene reflexiones de adultos. Un libro sobre el bullying que aborda también temas tan crudos como el suicidio. Un cuento para niños grandes y para grandes niños
La onubense Rocío Toscano combate el bullying con su cuento 'Jorgito y su dragón'

El bullying es una lacra que se ha enquistado en nuestra sociedad, una situación que durante años ha sido una constante a la sombra, pero uno de los principales problemas en la vida de muchos niños y adolescentes.

Tras la agonía innecesaria que viven muchos jóvenes por tratos denigrantes de índole verbal, física o ambas a la vez, que a muchos hace tomar la peor y más desesperada de las decisiones debido a su sufrimiento, ha irrumpido con fuerza, a raíz de comenzar a tomarnos en serio la salud mental e intervenir en todas las situaciones dañinas para las personas, la necesidad de, a las víctimas, "hacerles despertar", y a los agresores, frenarlos y "hacerles pensar".

Rocío Toscano Díaz es, además de licenciada en Derecho, experta en Coaching ejecutivo y personal y terapeuta en la programación lingüistica (PNL), una fiel amante de la escritura desde pequeña. Y unida a la necesidad de inculcar a sus hijos, quienes la sostienen en la tierra, sus valores y pasiones, el conocimiento de las personas y sus comportamientos, nacieron sus cuentos.

Y 'Jorgito y su dragón' es una obra con lenguaje infantil, que tiene reflexiones de adultos. Rocío lo compara con 'El Principito': "Es un libro para niños grandes y para grandes niños". Un cuento que no solo trae su historia, sino que involucra a quien lo lee de diferentes maneras: lectura, dibujo, tacto, reflexiones...

Un cuento que será presentado en Huelva sobre septiembre, y que ya se vende en librerías de las localidades sevillanas de Camas y Tomares, y en soportes digitales como Amazon, La Casa del Libro o en su editorial, Círculo Rojo.

¿Puede todo el mundo leer este libro que habla de la dureza del bullying y de la crudeza del destino que muchos eligen tras la desesperación de sufrirlo?

Es para todos. El niño se va a quedar con lo que se tiene que quedar, que es que hable, que no está solo. 

"Este cuento va destinado a los grandes niños, a los niños grandes y al gran niño que todavía vive dentro de nosotros. Va dirigido a los valientes cazadores de dragones que están dispuestos a romper las murallas del silencio. Este libro es un libro ilustrable, siempre encontrarás una página en blanco para que diseñes el libro a tu manera. Dibuja, decora, pega, dale forma a tu dragón y llega hasta nuestro ‘Rincón de pensar’. Son los libros los que nos eligen a nosotros, este libro es para valientes. Siente, saborea, disfruta tu viaje"

¿Qué te inspiró escribir este cuento?

A mí el pánico que siempre me ha dado, que ahora está en muchísimas bocas, es el índice que hay tan alto de sufrir bullying un niño o un adolescente. Y abordo el suicidio que puede llegar a producirse. Sé que es una motivación muy oscura para presentar en un cuento pero, verdaderamente, parte de ahí, del miedo a pensar “cómo puede estar tan angustiado, cómo no puede ver ninguna salida para decir se acabó, siendo un niño”.

Por eso, me vino el miedo a que mis hijos pudiesen llegar a estar angustiados, callados, mientras les están haciendo bullying, cualquier tipo de situación en la que se sientan angustiados, pisoteados, tragando y tragando.

Yo se lo hago a mis hijos para que hablen, para que rompan la ley del silencio, la ley del chivato y decir que basta ya, que no están solos.

¿De qué va la historia de "Jorgito y su dragón?

La historia va de un niño normal y corriente con el que se meten en el colegio. Y en el cuento se habla de la necesidad que tiene un abusador de ocultarse en un grupo, utilizar al grupo para acosar a alguien, de la necesidad que tiene el grupo de callarse para mientras está acosando a otro, me está dejando a mi tranquilo, de ser cómplices de todo esto... Y de la angustia que tiene ese niño de aguantar esto en clase, se da cuenta que hay un dragón en la habitación. Y el dragón, va haciéndose cada vez más grande, y que ya le empieza a robar el aire.

Y después es un paso más, porque es muy duro que te diga tu hijo “me están acosando en el colegio”, pero cómo tiene que ser la cosa de que resulte ser tu hijo el acosador.

¿Dónde estás cuando tu hijo está siendo acosado y dónde estás cuando tu hijo es el acosador?

Al final ese niño piensa ¿y si yo hiciese lo mismo?, y tras ese pensamiento, descubre que le sale una escama de dragón en la piel. Llega entonces el momento de decírselo a su padre y a su madre. Y los mismos piden ayuda, van al colegio y se resuelve.

El niño entonces al llegar a su casa, se da cuenta que el dragón se va haciendo cada vez más pequeñito.

¿Qué significa para ti este libro?

Yo escribí hace 6 años para la Rocío Toscano de 2022, porque a mi este libro me está ayudando ahora. Porque todo el mundo tenemos procesos de angustia. Tú ves que el dragón te está ahogando y que tú mismo te puedes convertir en el dragón de vivir así.

Yo he tomado conciencia de muchas cosas en mi vida. He estado callada, y la ansiedad que he tenido en algunos momentos de mi vida ha sido por eso mismo.

Y cuando tú estás callada, piensas que no hay salida, piensas que solo te queda aguantar la situación. Y no señor, los dragones se alimentan de silencios y de soledades. Cuanto más te aísles, más grande se hace el dragón, y más se ocupa él de aislarte para hacerse grande.

Este cuento no es solo lectura, es un abanico de sensaciones, ¿cómo es su composición?

La composición del libro es la siguiente: está la parte del cuento, y luego está cuidado para que te llegue a través de los estímulos visuales, auditivos, kinestésico... Y es un libro ilustrable, para que cada persona haga el libro suyo. Un dibujo te ayuda a echar para fuera lo que tienes en el subconsciente. En la parte izquierda del cuento está el texto y en el lado derecho vacío, y pone “Ahora te toca a ti dibujar”.

Hay otra parte que se llama “Mi rincón de pensar”, donde irían las reflexiones:

¿Cómo se llama mi dragón?

Cuando siento que no puedo más, ¿lo hablo?

Cuando una situación me incomoda, ¿lo comparto?

Cuando mi malestar puede generar conflicto, ¿lo saco a la luz?

Cuando se traspasan mis límites, ¿lo reivindico?

Cuando me ahoga el miedo, ¿pido ayuda?

Lo que más empodera a los dragones, es el silencio latente, el que no se manifiesta, el silencio que no sabemos que existe, el que te somete a una soledad tan sorda que te cuesta reconocer a ti mismo, y por tanto, a vencerla.

Y viene junto a una página a la derecha que pone “Dibuja a tu dragón”

Hay también una última parte, que se llama “Unas palabras para mi mochila”, y es la de honrar nuestro lenguaje. Algo tan importante y necesario para que las personas no pierdan vocabulario, y para que la RAE no tenga que admitir arbóndiga, almóndiga, alóndiga... Se dice albóndiga.

La onubense Rocío Toscano combate el bullying con su cuento 'Jorgito y su dragón'