jueves. 23.05.2024
El tiempo
Salud

Aumentarán los espacios sin humo: ¿se podrá fumar en las terrazas... y la playa?

La Asociación Española Contra el Cáncer acoge con satisfacción la aprobación del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.
Zona de terrazas
Zona de terrazas
Aumentarán los espacios sin humo: ¿se podrá fumar en las terrazas... y la playa?

La Asociación Española Contra el Cáncer acoge con satisfacción la aprobación del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Precisamente, ponemos en valor la necesidad de continuar trabajando unidos para abordar los desafíos de implementación y desarrollo normativo que quedan por delante.

El Ministerio de Sanidad dio luz verde al Plan Integral de Prevención del Tabaquismo (PIT) 2024-2027. Eso sí, sin el consenso de la mayor parte de las comunidades autónomas gobernadas por el PP, que han criticado el procedimiento empleado.

Cataluña, Canarias y Navarra, han apostado por la iniciativa de la cartera de Mónica García. El programa se ha aprobado sin tener en cuenta a los territorios en contra en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Sin duda, a juicio de la AECC, "este Plan es un hito crucial en nuestra lucha continua contra el tabaquismo y sus efectos devastadores en la salud.  Por ello, desde la Asociación queremos agradecer y valorar el esfuerzo de todas las partes involucradas que persiguen proteger la salud y el bienestar de la población".

La lucha integral contra el tabaquismo debe contemplar todos los aspectos del consumo de tabaco y sus alternativas. De esta manera, consideramos imperativo incluir en el futuro desarrollo normativo medidas efectivas que limiten el acceso de los jóvenes a estos productos, señala en una nota de valoración.

"No podemos pasar por alto que el uso habitual del tabaco está directamente vinculado con el cáncer de pulmón y contribuye a más de 16 tipos de cáncer, representando una de las causas evitables más significativas de estas enfermedades. Se estima que la eliminación del consumo de tabaco podría reducir hasta en un 30% los casos diagnosticados de cáncer", añade la Asociación

A su juicio, "este Plan marca un paso decisivo hacia nuestra meta de una sociedad libre de humo y un futuro más saludable para las próximas generaciones. Conscientes de los severos impactos del tabaquismo en múltiples tipos de cáncer, entendemos que su eliminación podría reducir significativamente el número de diagnósticos de cáncer. Así, incidimos en la importancia de seguir nuestro cometido, colaborando estrechamente con todas las instituciones y comunidades para materializar estas medidas".

Mirando hacia el futuro, la Asociación se compromete a liderar iniciativas y campañas de concienciación que promuevan la salud y el bienestar. Nuestro objetivo es alcanzar una primera generación libre de tabaco para el año 2030. Esta visión requiere de la colaboración continua y el diálogo entre todas las partes interesadas, para asegurar que las decisiones de hoy resulten en un futuro más sano para las generaciones venideras. La lucha contra el tabaquismo es una responsabilidad compartida, y estamos decididos a liderar este cambio hacia un mundo sin humo.

Política del Ministerio de Sanidad

La nota de la AECC llega después de que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) haya sido informado del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo, que echa a andar y se materializará a partir de ahora en las medidas que contemplen las normas legislativas que se van a impulsar para concretar un plan que busca tener un país “más sano, más vidas sanas y más calidad de vida”.

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha dicho que el plan “es ya una realidad” y ha explicado al término de la reunión que este documento “es un motivo de orgullo nacional” y tiene el firme propósito de poner a España otra vez en la vanguardia de la lucha contra el tabaco.

“Este plan no hubiera sido posible sin el diálogo y sin la voluntad de acuerdo frente a la epidemia del tabaquismo”, ha destacado. Para lograrlo, ha resaltado el trabajo, el compromiso y el empuje que durante años han realizado las comunidades autónomas, las sociedades científicas, las sociedades de pacientes, los colectivos juveniles, las entidades de salud pública y los profesionales sanitarios.

“Es un plan pionero, ambicioso y comprometido”, ha dicho.

Una vez aprobado el plan, se abordará el desarrollo de distintas leyes que hagan realidad las “intenciones” que contiene para regular aspectos como equiparar la regulación sobre publicidad, patrocinio y promoción, los nuevos productos de tabaco y equipararlos al tabaco tradicional, sobre espacios libres de humo, empaquetado, trasposición de normativa europea o política fiscal. Este plan “sienta las bases y la hoja de ruta para los siguientes avances que se tienen que dar en materia legislativa”.

Entre los aspectos más relevantes del plan se contempla aumentar los espacios libres de humo que ya se ha regulado en algunos territorios.

La ministra ha resaltado los términos cordiales del diálogo desarrollado en el seno del CISNS y ha querido volver a enfatizar que este documento emana del trabajo técnico realizado durante años por técnicos del propio Ministerio y de las comunidades autónomas, cuyas alegaciones al plan, además, se han tenido en cuenta en un alto porcentaje.

Por otra parte, el CISNS ha decidido también crear una Comisión de Atención Primaria que centre el debate en el seno del Consejo.

Comercialización del tacaco

Precisamente hoy, el Ministerio de Sanidad ha sacado a consulta pública previa el Proyecto de Real Decreto que va a regular determinados aspectos relativos a la fabricación, presentación y comercialización de los productos del tabaco y los productos relacionados. 

Este proyecto de Real Decreto deriva de la necesidad de introducir diferentes mejoras, aún no contempladas en la regulación armonizada de la Unión Europea, y que han sido identificadas durante los últimos años, tanto a nivel epidemiológico y en los patrones de consumo como en la configuración actual del mercado de los productos del tabaco y de los productos relacionados.

En este sentido, se dispone en la actualidad de una variedad de productos con características diferenciadas, con o sin tabaco, con o sin nicotina, con o sin componentes electrónicos, e incluso con aspectos híbridos de compleja catalogación, que suponen un desafío y sobre los cuales resulta necesario aportar la adecuada respuesta técnica en aras de garantizar la debida protección de las personas que consumen estos nuevos productos no convencionales.

El Proyecto está en línea con el “Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027” presentado el pasado viernes en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Se trata de una de las principales medidas, dentro del eje básico de actuación en el plano normativo, para el cumplimiento de la Meta número 1 del Plan: “Prevenir el inicio de consumo de tabaco y productos relacionados”. 

El proyecto tiene en cuenta la experiencia conjunta del Grupo de Expertos de Política de Tabaco de la Unión Europea en cuanto a la orientación del desarrollo próximo de la Directiva 2014/40/UE y experiencia práctica en cada Estado miembro.

Por último, mediante la presente modificación se pretende responder a las demandas expresadas tanto por las sociedades científicas como por las entidades civiles relacionadas con la materia, a fin de contribuir, en último término, a la mejora de la salud de la ciudadanía y reducir el riesgo de puerta de entrada en el consumo de nicotina que suponen los productos relacionados, especialmente para el sector de la población joven.

El objetivo es introducir en la regulación aplicable diversas medidas en cuestiones tales como las siguientes:

- Mejoras en el etiquetado y envasado de los productos del tabaco mediante la introducción del empaquetado genérico.

- Mejoras en la adecuada catalogación de los productos emergentes del tabaco y relacionados con el tabaco.

- Prohibición de aditivos y componentes que confieren aromas en tabaco y en productos relacionados y que desvirtúan los objetivos de la normativa sanitaria o que pueden resultar más llamativos para los consumidores.

La presente iniciativa normativa pretende también ofrecer una mayor claridad, uniformidad y seguridad jurídica en el mercado de productos de tabaco y productos relacionados, teniendo en cuenta el desarrollo del mismo a nivel nacional y europeo.

Hasta el 23 de abril, ciudadanos, organizaciones y asociaciones pueden acceder a la consulta pública previa y realizar sus aportaciones al proyecto. 

Comentarios