lunes. 27.05.2024
El tiempo
Medio Ambiente

Jóvenes activistas sabotean un "pozo ilegal" en el entorno de Doñana

En una muestra de protesta contra la degradación ambiental y en defensa de uno de los espacios naturales más importantes del territorio, un grupo de jóvenes ecologistas ha llevado a cabo una acción de sabotaje contra un pozo ilegal ubicado en el entorno de Doñana.

 

Manipulación del pozo
Manipulación del pozo
Jóvenes activistas sabotean un "pozo ilegal" en el entorno de Doñana

Recientemente, un Informe geológico del Instituto Geográfico y Minero alerta: la única solución para salvar Doñana en mitad de esta sequía empieza por reducir a la mitad las extracciones de agua subterránea. 

Con este argumento por bandera, el equipo de activistas, comprometidos con la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, ha llevado a cabo esta acción de desobediencia civil en un contexto de efervescencia en el movimiento climático: una semana después de la gran movilización de más de tres mil personas en Sevilla de 'Salvemos Doñana', tras las acciones en Madrid de “Así No Hay Quien Viva” y en paralelo a acciones de “Rebelión Científica” en Sevilla, como demostración conjunta de diversas herramientas posibles y culpables a quienes señalar.

Instalación saboteada
Instalación saboteada

Esta acción, en el municipio onubense de Lucena del Puerto, ponía en el objetivo a los grandes agricultores ilegales, y llamar la atención de las autoridades competentes y la opinión pública sobre la urgente necesidad de detener estos actos perjudiciales para nuestro ecosistema.

Han explicado que califican de ilegal el pozo en base a  estaba en monte público. A su juicio esto es crucial, ya que si es monte público, es terreno forestal. No es agrícola para ningún uso, ni de regadío ni de secano. Por lo que no solo el pozo es ilegal, sino que el cultivo también. Aquí se puede observar los terrenos catalogados como Monte Público por la Junta de Andalucía: https://t.co/iq4tygTFC3

Corte de la instalación
Corte de la instalación

En el vídeo que han compartido por redes sociales,invitan a quienes se encuentren con algún pozo ilegal, a ejercer del mismo modo. "Ante la incapacidad de las instituciones para arreglar este problema (con procesos judiciales que se alargan hasta doce años durante los cuales el empresario ya ha abierto otros pozos y consigue un beneficio económico inmensamente mayor al que le supone luego la presunta multa), lanzan este TikTok a modo de “vídeo tutorial” con el que pretenden inspirar y motivar a la acción directa.

Mapa de ordenación de regadíos
Mapa de ordenación de regadíos

Esta acción de sabotaje tiene como objetivo, han informado, "despertar conciencia sobre la importancia de proteger y preservar los recursos naturales para las generaciones presentes y futuras".

El grupo de activistas climáticos resalta que Doñana es un hábitat crucial para numerosas especies en peligro de extinción y un refugio para millones de aves migratorias cada año.

Al dañar el pozo ilegal hasta inhabilitarlo, los activistas pretenden denunciar las prácticas insostenibles que ponen en riesgo la integridad ecológica de Doñana y actuar directamente sobre conflicto local. 

Esta acción se lleva a cabo como último recursotras numerosos intentos de peticiones de acciones legales por parte de las organizaciones medioambientales pertinentes, que hasta ahora han caído en oídos sordos. 

En una nota, resaltan que "el sabotaje puede ser una forma legítima de lucha contra la opresión y explotación capitalista que aquí se manifiesta. Las ciudadanas podemos recurrir al sabotaje como una táctica para resistir las condiciones ecológicas injustas, expresar nuestro descontento y presionar a los agricultores ilegales para que se reinventen de una vez en base a la crisis climática".

"Sin embargo, queremos destacar la importancia de la organización colectiva y la lucha política consciente. Desde esta perspectiva, el sabotaje individual o aislado puede ser insuficiente o incluso contraproducente, por el conformismo que puede suponer o para la acogida pública. Enfatizamos en la necesidad de construir movimientos sociales organizados y fortalecer la solidaridad de clase para lograr cambios sociales, ecológicos y económicos significativos que busquen superar las estructuras capitalistas como se reproducen aquí con la agricultura intensiva. Así, entendemos que el sabotaje puede tener un papel táctico en el proceso de lucha revolucionaria pero no lo es todo".

El grupo de activistas climáticos asume la responsabilidad de esta acción, pero también subraya la responsabilidad compartida de proteger nuestro entorno natural. "Hacemos un llamado a las autoridades competentes para que investiguen a fondo este pozo ilegal y tomen medidas legales inmediatas contra aquellos que violan las leyes medioambientales, y llamamos a la población para la movilización masiva contra este despropósito y similares que hay sufren otros territorios. Decidamos sobre cómo relacionarnos con nuestro entorno", insisten en su escrito.

"No defendemos Doñana, somos Doñana defendiéndose. Este acto de sabotaje debe ser considerado como una señal de alerta y un llamado a la acción urgente para proteger y preservar el entorno natural de Doñana y otros espacios naturales de importancia vital en todo el mundo. Hasta que esto ocurra, seguiremos defendiéndonos", manifiestan.

Comentarios