1. Home
  2. Huelva
  3. Denuncian la existencia de una plaga de pulgas en el colegio José Oliva de la capital
Denuncian la existencia de una plaga de pulgas en el colegio José Oliva de la capital

Denuncian la existencia de una plaga de pulgas en el colegio José Oliva de la capital

0

Los grupos de wathsapp de madres y padres del Centro de Educación Infantil y Primaria José Oliva de Huelva capital, ubicado en la calle Luis Manzano, llevan varios días ardiendo. El motivo es que un grupo muy numeroso de alumnos del centro han ido advirtiendo en sus casas de brotes de picaduras constantes que han provocado finalmente la alarma de sus familias.

 

 

Algunos de ellos han visitado al pediatra al constatar brotes continuos de enrojecimiento en la piel y al parecer les han advertido que puede tratarse de picaduras de pulgas o insectos similares.

Son ya muy numerosos los niños afectados por estas picaduras, lo que ha alarmado a las madres y padres, que se lo han ido advirtiendo a los responsables del centro y a las autoridades educativas y municipales.

Al parecer y según han apuntado a esta Redacción, los niños llevan varios días manifestando la aparición de pupas y brotes granulados aunque finalmente el problema ha llegado a extenderse tanto que este viernes muchas de las familias dudan si llevar a sus hijos e hijas a clase.

Algunas madres han constatado a Diariodehuelva.es la existencia de esta ‘plaga’ y exigen que se tomen las medidas profilácticas y sanitarias oportunas para evitar males mayores, que se fumigue la instalación educativa si es necesario para evitar que sigan proliferando las picaduras entre el alumnado.

Hay niños de diferentes clases y edades afectados por este brote, lo que dificulta el control del problema.

 

 

Cabe resaltar que los jardines del centro se usan en numerosas ocasiones como zona de esparcimiento de perros, que hacen sus necesidades en el césped. Aunque hay carteles y señales prohibitivas y de advertencia es fácil comprobar como los perros penetran en los jardines casi a diario. Esta presencia canina puede estar detrás de este brote de insectos, que con las lluvias, el frescor del césped y las altas temperaturas encuentran un caldo de cultivo propicio para su multiplicación.

Las pulgas son parásitos externos hematófagos (se alimentan de la sangre) de diversos animales y humanos, y pueden ejecutar saltos largos en proporción a su tamaño, pudiendo así alcanzar fácilmente a nuevos huéspedes, gracias a que en sus articulaciones poseen resortes de la proteína más elástica conocida, la resilina, igual que otros insectos. De ahí que se puedan mover fácilmente por las instalaciones hasta colonizarlas al completo si no se actúa.

Ya han ido aconsejando a los afectados que deben lavar muy bien las ropas, con agua muy caliente (60º) y pasar la aspiradora con frecuencia por las casas donde hayan sido detectados los parásitos.

En la mayor parte de los casos las pulgas son sólo una molestia para sus huéspedes, pero algunas personas y animales sufren una reacción alérgica a la saliva de la pulga, produciéndose erupciones. Las picaduras de pulga generalmente tienen como resultado la formación de unas zonas inflamadas y ligeramente elevadas que producen picazón y que tienen un solo punto de picadura en el centro.